Contacto: 0414 730 0386 - (0274) 244 1998 - 244 7042
(clic en la imagen para ver a pantalla completa)

12/8/22

La afición taurina venezolana merece respeto

En nuestro país, bien claros estamos que la Fiesta Brava, se la tiene cuesta arriba.  Foto cortesía: Vitico

por: Giovanni Cegarra 

Siempre lo hemos reconocido y dicho, no es un secreto para nadie, tiene enemigos dentro y fuera de ella, adversarios que trabajan como hormiguita para hacerla desaparecer, apoyados por algunos del gobierno nacional, que no entienden que esta afición y pasión, como cualquier otra que existe en el mundo, genera, en una aldea, pueblo, ciudad, estado, país, ingresos económicos que benefician a empresarios, al sector turismo comercial, comunidad, hasta a las autoridades municipales, con esto del pago de impuestos y paremos de contar.

En medio de toda esta realidad, están los aficionados taurinos, los que se retratan en la taquilla, los que apoyan con su presencia, festejos camperos, festivales, novilladas, corridas de toros, que apoyan la Fiesta de Los Toros y por ende, se merecen el mayor respeto, no se merecen la burla como tal, al asistir a una plaza de toros, sea fija o portátil, a presenciar una "corrida de toros" y enocntrarse que lidian  bureles que dan pena, desmerecen el espectáculo, la figura del alternante, del empresario y de lógica, la Fiesta Brava.

Dirá alguno por ahí, eso no es nada nuevo y tiene razón, pero vale la pena, hoy por hoy, recordar, el respeto al aficionado taurino, a la Fiesta Brava, que bien merecido se lo tiene.

Cuántas veces hemos asistido a corridas de toros, en las que se presentan unos casi novillos toros, que dan pena ajena, con el aval de las Comisiones Taurinas, cómplices callados del irrespeto a esa afición que con toda su pasividad del mundo, se calan el espectáculo, porque puede más su pasión, lo ávido de ver toros, que a la buena mala, se observa en algunas oportunidades, en lo taurino de las ferias pueblerinas tradicionales patronales que aún se desarrollan en nuestro ancho territorio nacional, en crisis y pandemia. 

A más ver, el aficionado merece respeto, bien ganado se lo tiene; como lo tiene, la Fiesta Brava que, de una, se merece también respeto y punto.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores