Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com
Colabore hoy al contacto: 0424 757 2995

19/7/21

La realidad del toreo en pandemia

Colombo es un torero pasional que lucha por no pasar desapercibido." Antonio Lorca - El Paìs - 19-06-2017. Foto: El País 

** "En los carteles en plazas de España, Francia y Portugal, se ven combinaciones parecidas... con algunos toreros americanos acartelados... pero no aparece JE Colombo.

** Venezuela es sin duda el país taurino más débil, por múltiples razones.


por: Víctor Ramírez "Vitico"

Hablar de los entresijos del toreo, de lo que se cuece de puertas para adentro, nunca ha sido tarea fácil; pero, de vez en cuando, conviene echarle un vistazo al panorama de la fiesta, para analizarla, y de ser posible, encontrar soluciones, cosa nada fácil desde luego. 

Revisando lo que va de temporada, europea se puede apreciar que varios espadas están posicionándose para dar el salto a figuras del toreo; mientras los que ya lo son, siguen dando guerra sin cuartel; algunos ganaderos están sacando adelante sus camadas gracias al apoyo de los toreros importantes, mientras que otros tienen que mandar las camadas al matadero como Samuel Flores. 

Y conviene empezar por Europa, porque viendo los próximos carteles en plazas de España, Francia y Portugal, se ven combinaciones parecidas en plazas grandes y menores, en las ferias y fuera de ellas, con algunos toreros americanos acartelados, la mayoría de ellos mexicanos en plazas francesas. 

Llama la atención ver cómo no se ve a Jesús Enrique Colombo en ningún cartel, después de sus buenas actuaciones en el festival de Toledo e Istres. Sacar cabeza siempre ha sido todo un desafío, pero ahora desde la pandemia, mucho más porque se dan menos festejos; los puestos son pocos, pero desde luego,  para los toreros venezolanos, el camino tiene demasiadas espinas. 

Venezuela es sin duda el país taurino más débil, por múltiples razones. Salvo en el campo, nuestros toreros no tienen dónde mostrarse; y así, pegar un golpe en la mesa es casi imposible, porque sin escenario, un artista no existe. Colombo es quizás el caso más visible; pero no el único; todos los toreros nacionales siguen entrenando, preparándose con ilusión, buscándose la vida para esperar una oportunidad que les permita tomar aire. Eso por no hablar de los ganaderos, que lo están pasando muy mal. Pero a ver quién le pone el cascabel al gato ante una situación que es preocupante. 

Venezuela lleva años suspirando por una figura del toreo, por revivir los viejos tiempos gloriosos de las grandes ferias, cuando era un país apetecido por las figuras del toreo y escaparate para muchos toreros que venían a darse a conocer (incluido el mismísimo Enrique Ponce). La realidad actual es otra muy diferente, más dura, menos romántica; pero si no aprendemos todos de ella, el futuro es cárdeno, por no decir negro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores