Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com

8/6/21

Rafael Ortega: Centenario de su natalicio

 
La gran figura del toreo Rafael Ortega "El Tesoro de la Isla", disfrutando uno de sus triunfos. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

** "Para mí el toreo no tiene sentido si al final tú mismo no matas al toro. Es como la rúbrica de una carta que si no la firmas, no es tuya". Rafael Ortega.

por: Rafael Dupouy Gómez

Se cumple el centenario del natalicio de la gran figura del toreo Rafael Ortega Domínguez, llamado cariñosamente por su arte exquisito "El Tesoro de la Isla". Vino al mundo, el 4 de junio de 1921, en la Isla de San Fernando, Cádiz, España, para brindarnos su fenomenal e incomparable forma de interpretar la pureza clásica de su tauromaquia. Representó una época inolvidable, siendo uno de los matadores de toros más completos y únicos en su estilo.   

He querido brindar este sincero homenaje y recuerdo a Rafael Ortega por su importancia y lo que significó en el mundo del toro, demostrando ser un diestro de una autenticidad y honestidad a toda prueba durante su magnífica trayectoria profesional. Su llamada e inspiración por los toros fue tardía, prácticamente con 28 años de edad, siendo apreciado y reconocido luego de sus exitosas presentaciones en la Monumental de Las Ventas de Madrid a partir del año 1949.  

Rafael Ortega Domínguez, fue el tercero de seis hijos. Su madre, se llamó Antonia Domínguez y su padre, Baldomero Ortega Mata. Su hermano Baldomero Ortega Domínguez, se destacó como banderillero, acompañándole en su cuadrilla. Un primo suyo, Francisco "Paco" Ortega, su fiel mozo de espadas, fue el descubridor y primer apoderado del diestro Francisco Ruiz Miguel. Como dato curioso, la gran figura del toreo Rafael Gómez Ortega "El Gallo", llamaba cariñosamente "sobrino" a su tocayo Rafael Ortega, sin tener un vínculo familiar con él. Lo apoderaron Domingo González Mateos "Dominguín" (padre) y posteriormente, su hijo Domingo González Lucas "Dominguín".

Siempre se le ha recordado como uno de los mejores estoqueadores de todos los tiempos, pero además de interpretar la suerte suprema con tanta verdad, entrega, dominio y precisión, fue un torero que manejó el capote con una finura, suavidad y belleza admirable. Con la muleta demostró ser formidable, poderoso y sublime.     

Rafael Ortega, demostrando cómo se matan los toros, siendo un referente y ejemplo del dominio de la suerte suprema en la historia del toreo. Foto: Cano. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Sobre la personalidad de su toreo, señaló el reconocido y recordado crítico taurino Vicente Zabala:

"Toda su carrera transcurrió entre éxito, pundonor y repetidas cornadas. A Rafael no se le ha hecho justicia. Toreaba con gran pureza tanto con el capote como con la muleta. Su estilo estaba dentro del más puro estilo rondeño. No se tomaba ningún tipo de ventajas, teniendo siempre un concepto serio y honesto del arte de torear. La suerte de matar le dio gran fama, pues en la ejecución del volapié ha sido el mejor de los últimos tiempos. Sin embargo, no se le valoró como se merecía su purísima interpretación de otras suertes. Pocos diestros han toreado con el temple y saber del maestro de la isla".

SOBRINO DE RAFAEL ORTEGA "CUCO" DE CÁDIZ

El excelente banderillero Rafael Ortega "Cuco" de Cádiz, tío del inolvidable maestro Rafael Ortega Domínguez. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Mi abuelo, Florencio Gómez Núñez, mantuvo una entrañable amistad con Rafael Ortega "Cuco" de muchos años. El "Cuco" vino por primera vez a torear a Venezuela en 1922, acompañando y sirviendo como subalterno bajo las órdenes de Rafael Gómez "El Gallo", cuando el "Divino Calvo" debutó en el Nuevo Circo de Caracas, el 5 de Marzo de 1922, alternando con Manuel Álvarez, "Andaluz".

Cabe destacar, como dato curioso, que Rafael Ortega "Cuco" participó como banderillero en todas las ferias de Maracay que organizaron los hermanos Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez, tanto en las corridas de la inauguración de la Maestranza de Maracay el año de 1933 y las sucesivas presentadas de 1934 y 1935.

Recordaba mi abuelo Florencio Gómez Núñez:

"Rafael Ortega "Cuco" era sumamente simpático, ocurrente y sincero. Si por ejemplo no estaba de acuerdo con alguna opinión, lo decía sin ningún tipo de complejo y sin importar las consecuencias de lo que pensaran las demás personas. Mantuvimos siempre una cordial amistad, hasta después de muerto mi padre, el General Juan Vicente Gómez, Presidente de la República de Venezuela.

El "Cuco" fue un subalterno excepcional, de los mejores que he visto. Le gustaba mucho Venezuela, por eso vivió tantos años compartiendo con nosotros su afición y sabiduría sobre el mundo del toro. Cuando como aficionados prácticos, mi hermano Juan Vicente y yo, toreamos una novillada en la Maestranza de Maracay con los hermanos Manolo y Pepe Bienvenida, para familiares y amigos en diciembre de 1933, el "Cuco" participó ayudándonos durante la lidia. También recuerdo que mi hermano Juan Vicente y yo le encargábamos de España gallos de pelea para traerlos a Venezuela". 

Rafael Ortega Domínguez, sobrino de Rafael Ortega Mata "Cuco", quien descubrió en él sus buenas maneras de interpretar el toreo. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Mi amigo el cronista y gran aficionado taurino gaditano Francisco Orgambides, en una oportunidad me escribió relatándome aspectos interesantes sobre la familia Ortega Mata:

"Baldomero y Rafael Ortega Mata eran dos hermanos toreros nacidos en San Fernando (La Isla), a 14 kilómetros de Cádiz. No tenían nada que ver con los Ortega familia de Joselito y Rafael Gómez Ortega "El Gallo". Los Ortega de Cádiz, eran rubios y no eran gitanos. Baldomero quedó cojo e inútil para torero en un accidente a caballo al engancharse de un estribo. Fue el padre del excepcional matador de toros Rafael Ortega Domínguez y del banderillero Baldomero Ortega Domínguez.

Este Rafael Ortega "Cuco" de la Isla que se anunciaba como "Cuco" de Cádiz y que nació en San Fernando en 1893 para morir también en La Isla, como panadero, en 1978, fue uno de los grandes toreros de plata. Su especialidad eran las banderillas por dentro. Militó en la cuadrilla de Rafael Gómez "El Gallo" y también con Juan Belmonte, sobre todo en los años treinta y cuando se hizo rejoneador. Toreó en las cuadrillas de Cayetano Ordóñez "Niño de la Palma", Pepe Belmonte, hermano de Juan Belmonte que fue rejoneador, Luis Freg, Antonio Posadas y otros".

Rafael Ortega fue un gran interprete del toreo clásico con el capote por su cadencia, suavidad y finas maneras. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

A continuación, repaso y expongo algunas de las más significativas actuaciones de Rafael Ortega Domínguez en su carrera profesional:

El 19 de octubre de 1947, Rafael Ortega debutó en la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, lidiando reses de Francisco Chica junto a "Larita de Fontanal" y el venezolano Luis Sánchez Olivares "Diamante Negro", quien a la postre fue el triunfador de la tarde, cortando una oreja a su primer toro y dos orejas a su segundo, saliendo a hombros por la Puerta del Príncipe.

LA OPORTUNA RECOMENDACIÓN DE SU TÍO EL "CUCO"

Rafael Ortega, actuando como novillero en compañía de Antonio Ordóñez y Enrique Vera, el 27 de septiembre de 1949. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Un buen día para la Fiesta Brava, resultó cuando el popular banderillero Rafael Ortega Mata, "Cuco" de Cádiz, que gozaba de gran cartel en Madrid, siendo subalterno de la empresa, hábilmente recomendó a su sobrino Rafael Ortega Domínguez, quien era un novillero totalmente desconocido, para que debutara, el 14 de agosto de 1949, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid.

Esa histórica tarde Rafael Ortega, lidiando reses de la Viuda de Arribas, se consagró logrando un apoteósico triunfo, que le valieron la contratación inmediata de otras tres novilladas en la plaza de toros más importante del mundo. Actuó esa primera tarde con los novilleros "Trujillano" y Sánchez Cabrero.

Rafael Ortega siendo novillero demostrando el arte y pureza de su capote. Año 1949. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

ALTERNATIVA EN LA MONUMENTAL DE LAS VENTAS

Rafael Ortega, tomó la alternativa en la Monumental de Las Ventas de Madrid, el 2 de octubre de 1949 de manos de Manolo González y de testigo Manolo Dos Santos. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Rafael Ortega Domínguez, a los 28 años de edad, tomó la alternativa en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, el 2 de octubre de 1949, de manos del sevillano Manolo González, quien le cedió el toro de nombre "Cordobés", de la ganadería de don Felipe Bartolomé, actuando como testigo, el diestro portugués Manolo Dos Santos, quien recibió una cornada, teniendo que repartirse sus toros en un mano a mano, saliendo a hombros Manolo González y el toricantano Rafael Ortega.

El 9 de abril de 1950, en la Maestranza de Sevilla, Rafael Ortega cortó una oreja a un toro de la ganadería de Juan Guardiola, siendo el mejor de la tarde. Alternó junto a Paquito Muñoz y Manolo Carmona.

Rafael Ortega, actuando en el Nuevo Circo de Caracas, Venezuela. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 17 de junio de 1951, Rafael Ortega debutó en Venezuela, en la corrida de la Cruz Roja, celebrada en el Nuevo Circo de Caracas, compartiendo cartel con el diestro mexicano Rafael Rodríguez y el venezolano Oscar Martínez, lidiando reses "Guayabita". La corrida resultó floja y solamente se llenó media plaza.

En 1951, Rafael Ortega fue el ganador del "Escapulario de Oro del Señor de los Milagros", de Lima (Perú).

Arriba: Rafael Ortega dando la vuelta al ruedo con una oreja en la Maestranza de Sevilla, España. Abajo: Cariñosa dedicatoria de Rafael Ortega que dice: "Con un recuerdo afectuoso a los buenos aficionados Juan Vicente y Florencio Gómez". 17 de junio de 1951.  (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 20 de abril de 1952, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, Rafael Ortega salió a hombros al cortar dos orejas a su primer toro y escuchar palmas en su segundo, ambos de la ganadería de Manuel Arranz. Le acompañaron esa tarde, Antonio Bienvenida y Jerónimo Pimentel, quien confirmaba su alternativa.

El 12 de octubre de 1952, en la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, hubo una gran tarde de toros, lidiándose reses de Manolo González (encaste Contreras). Rafael Ortega cortó a un toro las dos orejas y el rabo, en tanto que sus compañeros de cartel Luis Miguel Dominguín cortó tres orejas y Antonio Ordóñez dos orejas.

El diestro venezolano Joselito Torres, tomó la alternativa en la Feria del Pilar de Zaragoza, de manos de Rafael Ortega, el 14 de octubre de 1952, siendo testigos Antonio Ordóñez y Juanito Posada. Foto: Chapresto. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El diestro venezolano Joselito Torres, tomó la alternativa en la Feria del Pilar de Zaragoza, de manos de Rafael Ortega, el 14 de octubre de 1952; siendo testigos Antonio Ordóñez y Juanito Posada. Se lidiaron ejemplares de Concha y Sierrra. Joselito Torres, cortó una oreja al toro de su alternativa de nombre "Bigote", número 83 y otra a su segundo.

El 23 de noviembre de 1952, Rafael Ortega confirmó su alternativa en la plaza de toros Monumental de México, frente al toro "Pulidor" de la ganadería Coaxamalucan, siendo su padrino Carlos Arruza y testigo Rafael Rodríguez.

Rafael Ortega actuó en el Nuevo Circo de Caracas en la corrida del debut del joven diestro venezolano Joselito Torres como matador de toros en Venezuela, el 28 de diciembre de 1952. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 28 de diciembre de 1952, se dio comienzo a la temporada oficial, en el Nuevo Circo de Caracas. Se lidiaron toros de la ganadería de "Guayabita" para los diestros españoles Rafael Ortega, Antonio Ordóñez y el venezolano, Joselito Torres, quien debutaba como matador de toros en Venezuela. Joselito Torres fue el triunfador de la tarde, cortando dos orejas a su primer enemigo. Rafael Ortega fue herido en su primer toro. El Doctor José "Pepe" Izquierdo, médico de la plaza, señaló en el parte facultativo: "Herida pequeña intersiliar y otra grande en el triángulo de Scarpa, con salida por el lado externo del muslo, que causó destrozo muscular. Pronóstico benigno, salvo complicaciones".

Rafael Ortega durante su carrera profesional, fue muy castigado por los toros. En la fotografía, se aprecia una de ellas ocurrida, el 8 de julio de 1950 en Pamplona (España), recibiendo dos graves cornadas, del sexto toro de la ganadería de don Fermín Bohórquez, siendo una de las más dramáticas en la historia de esa plaza. Entró sin pulso a la enfermería y se le administró la Extremaunción. El 1 de octubre de 1967, en la plaza Monumental de Barcelona, recibió su última cornada, que resultó ser de suma gravedad, al seccionarle la femoral un toro. Su esposa Josefa María Camacho, le acompañó en la clínica. El maestro estuvo entre la vida y la muerte. 

El 25 de enero de 1953, se inauguró la plaza de toros Parque de Atracciones de la ciudad de Valencia, en Venezuela. La empresa Dominguín presentó un cartel interesante: Rafael Ortega, Luis Miguel Dominguín y Joselito Torres. Fue una tarde de muchas complicaciones, desorden y donde tuvo que actuar la policía para poner orden. Ortega y Dominguín torearon convalecientes, ante un ganado manso de "Guayabita", perteneciente al señor Malavé, que no colaboró en la lidia. Joselito Torres fue empitonado y derribado, teniendo una grave conmoción, siendo trasladado a una clínica.

El 20 de abril de 1953, en la Real Maestranza de Sevilla, Rafael Ortega cortó una oreja, la única en la corrida. Alternó con Emilio Ortuño "Jumillano" y el diestro mexicano "El Ranchero".

El 13 de mayo de 1953, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, Rafael Ortega cortó dos orejas a su segundo toro, de la ganadería de don Alipio Pérez-Tabernero Sanchón. Esa tarde, le acompañaron Julio Aparicio y Antonio Chenel "Antoñete", quien recibió la confirmación de alternativa, de manos del diestro gaditano. Rafael Ortega se negó a salir por la Puerta Grande.

La calidad artística de su muleta. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Fenomenal estocada de Rafael Ortega. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 1 de mayo de 1954, en la plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Rafael Ortega cortó dos orejas, una a cada enemigo que enfrentó de la ganadería de Joaquín Buendía. Le acompañaron esa tarde, "Niño de la Palma II", Dámaso Gómez y Alfredo Leal. Esta corrida fue posterior al triunfo alcanzado por el venezolano César Girón, quien había cortado dos orejas y rabo en dos tardes, con una diferencia de 48 horas, caso único en el coso del Baratillo.

El 24 de junio de 1954, Rafael Ortega toreó la Corrida del Montepío de Toreros en solitario en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, teniendo un éxito rotundo, cortando tres orejas. Dio dos vueltas al ruedo, luego de lidiar a otros dos enemigos y recibió ovaciones, en otros dos astados de la ganadería de don Antonio Pérez de San Fernando. Actuó el rejoneador Ángel Peralta que cortó una oreja, a un toro de Salvador Guardiola. Rafael Ortega salió a hombros de la plaza.

Rafael Ortega conducido a hombros por una multitud de admiradores luego de uno de sus importantes triunfos. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 10 de abril de 1955, en la plaza de toros Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Rafael Ortega cortó una oreja a un toro de Villamarta, siendo el triunfador de la tarde. Le acompañaron "Rayito" hijo y Jiménez Torres.

El 20 de abril de 1955, torearon toros de Miura, Rafael Ortega, Antonio Ordóñez y el venezolano César Girón, sin cortar apéndices en la Maestranza de Sevilla.

El 23 de abril de 1955, se lidiaron toros de Sebastián Guardiola, en la Maestranza de Sevilla y Rafael Ortega cortó dos orejas, siendo el que mejor estuvo esa tarde. Participaron junto con él, el rejoneador Joaquín Pareja Obregón, "Niño de la Palma II" y Chaves Flores en una corrida a beneficio del Sanatorio de Jesús del Gran Poder.

El 20 de mayo de 1955, Rafael Ortega integró el cartel de la corrida de toros en la que el diestro venezolano César Girón, realizó en la Monumental de Las Ventas de Madrid, la considerada faena de la Feria de San Isidro a un toro de don Alipio Pérez Tabernero Sanchón de nombre "Barrabás" con el que se consagró en Madrid. Luego de realizar una apoteósica faena, muy completa, que culminó con la estocada y la muerte del toro a sus pies sin puntilla, se le concedieron las dos orejas. Fue su primera salida a hombros por la Puerta Grande como matador de toros en Las Ventas. Completó esa tarde el cartel, Emilio Ortuño "Jumillano".

Emotivo homenaje y reconocimiento a Rafael Ortega en Huelva, el año 1955, por haber donado sus honorarios de la corrida de Corpus Christi, realizada en Cádiz, a los padres del malogrado novillero onubense Rafael Carbonell. Foto: Arjona. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En Huelva, el año 1955, le hicieron un homenaje popular a Rafael Ortega, quien había donado sus honorarios de la corrida de Corpus Christi, realizada en Cádiz, a los padres del malogrado novillero onubense Rafael Carbonell, muerto en la enfermería de la plaza de toros de Huelva, el 17 de junio de 1954, a los 24 años de edad. Carbonell había recibido una mortal cornada, propinada por un novillo de la ganadería de Dolores Martín. Le acompañaron esa tarde trágica, los novilleros Joselito Romero y Alejandro Arnós "El Venezolano". Rafael Ortega estuvo acompañado por su hermano banderillero Baldomero Ortega Domínguez, su mozo de espada, Rafael Gómez Ortega "El Gallo", Miguel Báez "El Litri" y el Alcalde de la ciudad. Los familiares del diestro malogrado, le impusieron una medalla de oro con cadena de Nuestra Señora de la Cinta, Patrona de Huelva, siendo paseado a hombros luego de la imposición. También, Rafael Ortega fue nombrado hermano mayor honorario de la cofradía de Nuestra Señora de la Pasión y Santísima Virgen del Refugio, ante su altar, en la parroquia de San Pedro.  

Rafael Gómez "El Gallo" en compañía del siempre admirado maestro Rafael Ortega "El Tesoro de la Isla". (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 19 de abril de 1956, en la Maestranza de Sevilla, Rafael Ortega cortó una oreja, a un toro de la ganadería de Núñez. El triunfador esa tarde fue el venezolano César Girón, quien cortó dos orejas. Antonio Ordóñez se fue de vacío.

El 20 de abril de 1956, en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, ante el toro "Espejito" de la ganadería de Miura, Rafael Ortega alcanzó otro gran triunfo, cortándole las dos orejas y rabo, siendo considerada esta actuación como una de las grandes faenas del Siglo XX. Alternó junto a Antonio Ordóñez y Gregorio Sánchez, éste último salió herido.

El 29 de septiembre de 1957, Rafael Ortega cortó dos orejas, al igual que sus compañeros de cartel, Antonio Ordóñez y Jaime Ostos, en la Maestranza de Sevilla. Los toros fueron de la ganadería de don Antonio Pérez de San Fernando.

El 23 de abril de 1958, en la Maestranza de Sevilla, ante toros de Villamarta, Rafael Ortega y el venezolano Francisco "Curro" Girón tuvieron que matar cada uno tres toros, debido a la cornada que sufrió Jaime Ostos. El triunfador esa tarde, fue "Curro" Girón que cortó dos orejas, una a cada ejemplar. 

El 25 de mayo de 1958, en la Feria de San Isidro de Madrid, Rafael Ortega, César Girón y el rejoneador Josechu Pérez de Mendoza, salieron a hombros por la Puerta Grande de la Monumental de Las Ventas. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En la Feria de San Isidro de Madrid, celebrada el 25 de mayo de 1958, Rafael Ortega cortó dos orejas, una a cada astado. El venezolano César Girón, realizó una magnífica faena al toro "Rosaledo", Nº 21, de la ganadería de Pablo Romero al que le cortó las dos orejas, siendo premiado como el toro más bravo de la Feria. También participaron esa tarde el rejoneador Josechu Pérez de Mendoza, que cortó una oreja y Cayetano Ordóñez “Niño de la Palma” (hijo), silencio y vuelta. El rejoneador y los dos diestros salieron a hombros por la Puerta Grande. 

El 21 de abril de 1959, en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Rafael Ortega tuvo otro triunfo importante en esa plaza, al cortar dos orejas a un toro de la ganadería de Miura. El rejoneador Ángel Peralta cortó una oreja a un toro de su ganadería y completaron el cartel "Curro" Girón y "El Trianero".

Rafael Ortega, grandioso estoqueador, perfilándose para entrar a matar. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Por motivos de necesidad económica, reapareció el 10 de julio de 1966, en la plaza de toros de El Puerto de Santa María, estando muy bien, a los 45 años de edad, cortando las dos orejas y un rabo a uno de sus toros de Núñez. Alternó con "Mondeño" y Sebastián Palomo Linares.

Aspectos de la gran faena realizada por Rafael Ortega, el día de su reaparición en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Sevilla, el 19 de abril de 1967. Aparece mi recordado amigo Pepe Cabello, gran cronista taurino venezolano, aplaudiendo, disfrutando entre el numeroso público asistente. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 19 de abril de 1967, fue la reaparición de Rafael Ortega, en la plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla. Se lidiaron tres ejemplares de la ganadería de María Pallarés y tres de García Barroso. Rafael Ortega fue premiado con una oreja. Jaime Ostos cortó dos orejas, una a cada toro y Antonio Chenel "Antoñete" no pudo cortar oreja.

El 30 de abril de 1967, se lidiaron en la Maestranza de Sevilla cinco toros de la ganadería de Manuel Arranz y uno de Flores Cubero, Rafael Ortega cortó la única oreja de la tarde. Le acompañaron ese día "Chamaco" y Andrés Hernando.

El 25 de mayo de 1967, Rafael Ortega cortó dos orejas a su primer toro del ganadero Miguel Higuero, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas. Lamentablemente, Ortega fue ensombrecido por Curro Romero al negarse a matar un toro de Cortijoliva, quinto de la tarde, siendo detenido al finalizar la corrida. Romero había solicitado matar el sobrero.

El 1 de octubre de 1967, tomó la alternativa en la Monumental de Barcelona, España, el torero venezolano Adolfo Rojas, siendo su padrino Rafael Ortega, actuando como testigo Francisco Rivera "Paquirri".  (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Ese año de 1967 logró cinco tardes triunfales en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona (España), recibiendo una grave cornada en la última de ellas, el 1 de octubre de ese añodurante la corrida en la que tomó la alternativa el torero venezolano Adolfo Rojas, siendo su padrino Rafael Ortega y actuando como testigo Francisco Rivera "Paquirri". El toro de su alternativa se llamó "Jarretero", número 57 con 477 kilos, de la ganadería de Antonio Garde.

Rafael Ortega se despidió de los ruedos el 1 de septiembre de 1968, en Marbella. Ayudó a muchos jóvenes formándolos como toreros, siendo Director de la Escuela Taurina de Cádiz. Sus alumnos más destacados fueron: Francisco Rivera "Paquirri", su coterráneo Francisco Ruiz Miguel, José Luis Galloso, Jesulín de Ubrique y Juan José Padilla, entre otros.

El maestro Rafael Ortega en compañía de Francisco Ruiz Miguel, uno de sus s destacados alumnos, magnífica figura del toreo de su tierra. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En la plaza de toros Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Rafael Ortega toreó un total de 25 corridas de toros, 2 novilladas picadas y 3 festivales. Cortó un total de 20 orejas y 2 rabos.

En la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, Rafael Ortega tuvo 32 actuaciones, cortando 23 orejas, con 6 salidas a hombros por la Puerta Grande.

En 1986, la Diputación Provincial de Valencia (España) publicó un interesante libro escrito por Rafael Ortega, titulado "El Toreo Puro", con prólogo de Ángel Fernández Mayo, donde el diestro relató sus interesantes conceptos sobre la tauromaquia.

Luego de retirado como matador de toros, participó en muchos festivales y tentaderos, siempre demostrando su arte a pesar de su avanzada edad.

En su hogar, en un lugar especial, se encuentra la cabeza del toro de Miura "Espejito", ejemplar al que Rafael Ortega le cortó las dos orejas y el rabo en la Maestranza de Sevilla, el 20 de abril de 1956, luego de una estocada grandiosa y memorable.

En el Perú, Rafael Ortega cambió un estoque que conservaba de Ignacio Sánchez Mejías por otro que había pertenecido a Manuel Rodríguez Sánchez "Manolete". Decía el maestro que con ese estoque liviano y algo gastado, había matado a casi todos sus toros. 

El famoso pintor taurino Santos Saavedra, realizó varios cuadros de Rafael Ortega. 

Monumento de Rafael Ortega en San Fernando, Cádiz. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Rafael Ortega falleció de cáncer el 18 de diciembre de 1997. Como homenaje y recuerdo al gran torero, quedó su figura inmortalizada artísticamente en un monumento, que se encuentra en la Avenida Almirante León Herrero en San Fernando, Cádiz y que representa una de sus extraordinarias y certeras estocadas. La Monumental de Las Ventas de Madrid tiene un azulejo en su memoria.

Indudablemente, este magnífico torero de estilo rondeño, brindó con sus verónicas, pases naturales y de pecho, ejecutados con mucha personalidad, verdad y autenticidad inolvidables tardes de toros, siendo además un consumado artista ejecutando con gran eficacia la suerte suprema, llevando muy lentamente los tres tiempos al realizarla.

En el centenario de su nacimiento. ¡Que Dios lo tenga en su Gloria maestro!

Rafael Dupouy Gómez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores