Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com

14/5/21

William Cárdenas Rubio: Torero y abogado de la Fiesta Brava

El 12 de marzo, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, lo designó como nuevo integrante del Consejo de Asuntos Taurinos de esta comunidad. Foto: GD'Jesús

** También es fundador y presidente de la Plataforma de Venezolanos en Madrid, del Frente Iberoamericano por la Libertad (FIAL) y de la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT).

por: Germán D’ Jesús Cerrada

El novillero venezolano, tachirense,  William Cárdenas, salió de su amada San Cristóbal, un día de los años sesenta para España, llevaba una maleta llena de ilusiones. Años después sería torero, diplomático, abogado y escritor.

El 12 de marzo 2020, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, lo designó como nuevo integrante del Consejo de Asuntos Taurinos de esta comunidad.

“El Torbellino”, como muchos lo bautizaron por ser un torero de fácil manejo con el capote, magnifico banderillero y muy exquisito con la muleta, algunas veces no tuvo suerte con la espada, quitándole muchos triunfos en España y América.

A mediados de los años 60, William Cárdenas triunfó al lado de novilleros como Celestino Correa y Bernardo Valencia en el Nuevo Circo de Caracas. Estos triunfos lo motivaron a hacer temporada Española, lo cual no era fácil para un novillero extranjero. Sin embargo, desde sus primeras actuaciones en tierras europeas, se consiguió con el triunfo, realizando una estupenda campaña en las plazas de Arganda del Rey, Chinchón, Colmenar Viejo, Sacedón, Arcos de Jalón, Pastrana, San Martin de la Vega, Escorial y muchas otras plazas, donde cortó orejas y rabos. De estos triunfos se destacaron los mano a mano con Carlos “Frascuelo” Escolar, consiguiéndose en una de esas tardes con el toro, y sufriendo una cornada que fue tratada en el Sanatorio de Toreros de Madrid.

Regresó a Venezuela para continuar su brillante carrera taurina, triunfando entre otros cosos en: Caracas, San Cristóbal, Mérida y plazas colombianas. Algo vio William Cárdenas en su carrera taurina, que decidió apartarse de los ruedos e inició estudios de Diplomacia en la Universidad Central de Venezuela, alcanzando el grado de diplomático. Más tarde obtuvo el grado de abogado. Por 20 años hizo carrera diplomática en diferentes países de América, entre ellos: Perú, Ecuador, Bolivia, Caribe Oriental y en la Organización de Naciones Unidas (ONU), terminando las tareas diplomáticas en España.

Se residenció en España, y ha ejercido la carrera de abogado por más de 35 años entre Venezuela y España. En la Universidad Complutense de Madrid realizó maestría en estudios superiores Iberoamericanos. Igualmente tiene experiencia en tribunales internacionales como especialista en la defensa de los Derechos Humanos, y ha impartido sus conocimientos como profesor de Derecho Internacional Público y Derecho Constitucional en la Universidad Rafael Urdaneta.

William Cárdenas nunca se ha olvidado de su afición taurina. Desde el año 2003 ha presentado el Proyecto Tauromaquia Unesco-AIT, con el concepto de Patrimonio Cultural Inmaterial para proteger la Tauromaquia en el Mundo, lo que ha llevado a que muchas ciudades acogieran y pusieran en marcha el reconocimiento de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural. 

También es fundador y presidente de la Plataforma de Venezolanos en Madrid, del Frente Iberoamericano por la Libertad (FIAL) y de la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT).

En sus nuevas funciones como integrante del Consejo para la defensa y protección de la Fiesta de los Toros, están cifradas las esperanzas, junto a sus credenciales, para que realice un estupendo trabajo en beneficio de la Fiesta Brava.


 Paezada de nuestro amigo y periodista, Carlos Páez Ortiz. 

El Dr. Álvaro Sandia Briceño nos relata la alternativa que le dio a William Cárdenas cuando tenía poco tiempo ejerciendo el derecho.

*Alternativa Jurídica*

A propósito de la designación de William Cárdenas voy a referir la siguiente anécdota:

Estaba William Cárdenas recién graduado de abogado y vino a Mérida como apoderado del Banco de Fomento Regional del Zulia (luego convertido en Banco Popular y adquirido al final por el Banco Provincial) del cual yo era también apoderado, para atender un juicio. Cuando salimos de los Tribunales lo invité a almorzar al Restaurante del Hotel Chama (antes de Germán Fontoba y su estupendo Miramelindo). Compartimos un buen rato y la conversación pasaba indistintamente del caso jurídico al tema de los toros. 
Al finalizar el almuerzo le dije: "Estás muy recién graduado de abogado y tienes experiencia como novillero, en el ruedo te enfrentas a un solo toro, en los Tribunales tienes que lidiar, y a veces simultáneamente varios toros: el Juez, el Secretario, el Alguacil, los escribientes y el abogado de la contraparte. Debes de utilizar la muleta guardando las distancias, templando y mandando, cuidando los diferentes toros porque cada uno es un enemigo distinto, Así es que !apretese los machos!" y en medio de una carcajada nos despedimos con un abrazo casi de alternativa jurídica-taurina”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores