Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com

6/5/21

Diario El Mundo recomienda las 9 mejores películas de temática taurina

Aunque Manuel Benitez  El Cordobés, figuró en dos filmes, solo su segunda película fue la recomendada: Chantaje a un torero (1963)  Foto: elmundo.es

** Les ampliamos la lista con ocho películas taurinas completas que podrán ver GRATIS en Youtube. 

** Dos cintas de las recomendadas ya mismo podrá verlas aquí: Sangre y Arena y Currito de La Cruz.

tomado de: elmundo.es - Metrópoli
Comentarios: César Omaña
Director de venezuelataurina.com


Ante la falta de corridas de toros en plazas de cualquier categoría, el aficionado taurino ha debido recurrir a los recuerdos de las vivencias y festejos mas resaltantes. Algunos recurren a sus fotos taurinas y repasan las emociones vividas a la vez que recuerdan las amistades con quienes comparten tan gratos momentos.

Es normal que ya algunos amigos presentes en esas imágenes, se hayan marchado de este mundo terrenal; no obstante, nos impacta reconocer la cantidad de amigos del toro que se nos han ido tan rápido, muy posiblemente por el covid-19; pero también por otras situaciones de salud que  los sorprendieron. Y tal como cambia el rumbo de una faena con un percance, así le ha cambiado la vida nuestro círculo de amistades taurinas.  

Seguramente, atendiendo a esa necesidad de sentirse en el ambiente del toro, la gente del prestigioso diario El Mundo ha recomendado una lista de películas taurinas que reseña y deja a su gran audiencia para que 


El diario español El Mundo :elmundo.es, en su sección Metrópoli: Metropoli ha publicado una reseña de cada una de sus recomendaciones y logramos ubicar dos de ellas para disfrutarlas de inmediato.

Las 9 mejores películas sobre el mundo de los toros según Diario El Mundo

MI TÍO JACINTO (Ladislao Vajda, 1956)
El director húngaro Ladislao Vajda desarrolló la mayor parte de su carrera en España y su nombre siempre estará ligado a uno de los mayores éxitos del cine patrio de todos los tiempos, Marcelino, pan y vino. Además de ella, en su filmografía encontramos tres obras maestras indiscutibles, el negrísimo thriller El cebo y dos dramas relacionados con el mundo de los toros, Mi tío Jacinto y Tarde de toros. Planteada como vehículo para aprovechar el éxito de Pablito Calvo en Marcelino, pan y vino, Mi tío Jacinto es neorrealismo puro y duro y un retrato costumbrista incontestable de la sociedad española de los años 50. El personaje del título, al que borda Antonio Vico, es un torero retirado que malvive junto a su sobrino y un buen día se ve obligado a participar en una charlotada, con lo que se expone a perder lo único que le queda en el mundo: la dignidad y el respeto del muchacho.

MATADOR (Pedro Almodóvar, 1985)
Siempre se ha hablado de la múltiple simbología sexual que va estrechamente ligada a la tauromaquia. En su quinto largometraje, Pedro Almodóvar la sublimó hasta el límite, ayudado en el guion por el escritor Jesús Ferrero, a través de la historia de un torero retirado que sólo puede alcanzar el éxtasis matando a su pareja y que encuentra la horma de su zapato en una morbosa abogada a la que le sucede lo mismo. Con algunas de las escenas eróticas más poderosas de la filmografía del director manchego, la película supuso el efímero momento de gloria en la carrera del actor asturiano Nacho Martñinez (prematuramente fallecido en 1996, a los 44 años) y convirtió a Assumpta Serna en una femme fatale digna del Hollywood clásico. Junto a ellos, varios habituales del cineasta, desde Carmen Maura hasta Antonio Banderas, pasando por Chus Lampreave y Julieta Serrano

SANGRE Y ARENA (Rouben Mamoulian, 1941)
La más famosa de las cuatro traslaciones a la pantalla de la muy racial novela de Vicente Blasco Ibáñez, firmada por un realizador que se movía como pez en el agua en el melodrama romántico. Cuenta la historia de un joven de clase humilde que aspira a triunfar como torero y, cuando lo consigue, se casa con su novia de toda la vida. Pero en su camino se cruzará una mujer fatal tan hermosa como carente de escrúpulos que arruinará tanto su vida personal como la profesional. Quizá la elección de Tyrone Power como protagonista no fuera la más adecuada, pero Rita Hayworth y Linda Darnell están perfectas en sus respectivos papeles. Respecto a las otras versiones del libro, dos pertenecen al periodo mudo, la primera dirigida por el propio Blasco Ibáñez en 1917 y la segunda realizada por Fred Niblo, a mayor gloria de Rodolfo Valentino, en 1922. La última la rodó en 1989 Javier Elorrieta con una guapa actriz estadounidense poco conocida que un par de años se haría mundialmente famosa gracias a un mítico cruce de piernas: Sharon Stone se llamaba.


TARDE DE TOROS (Ladislao Vajda, 1956)
El mismo año, 1956, en que rodaba Mi tío Jacinto, Ladislao Vajda también firmó la que quizá sea la película más auténtica sobre el mundo de la fiesta, Tarde de toros. Entre otras cosas, porque la terna protagonista es insuperable, nada menos que Domingo Ortega, Antonio Bienvenida y Enrique Vera, considerados tres de los más grandes maestros de todos los tiempos. Como si fuera una tragedia griega, la acción se condensa en las horas previas a una corrida crucial para los tres, durante las que deben afrontar una serie de problemas personales y familiares. Si dramáticamente la película funciona con precisión gracias al guion y la puesta en escena y las carencias interpretativas de los protagonistas son suplidas por su carisma y una memorable galería de secundarios (Manolo Morán, María Asquerino, Jorge Vico, José Isbert...), qué decir de las secuencias taurinas propiamente dichas, impagables para cualquier aficionado.

EL ESPONTÁNEO (Jorge Grau, 1964)
El barcelonés Jorge Grau figura en todas las antologías del cine español por haber rodado el primer desnudo integral de nuestro cine, el de María José Cantudo en La trastienda. Además de eso, en los años 60 y 70, alternó, con relativo éxito, las películas de terror con el cine de denuncia social. A este último apartado pertenece El espontáneo, la que quizá sea la obra cumbre de su filmografía. La protagoniza un joven de 18 años que se queda en paro y, ante la imposibilidad de encontrar trabajo, decide convertirse en torero. Pero las oportunidades no llegan y opta por una decisión drástica, lanzarse a una corrida como espontáneo para darse a conocer. Mediante este personaje y sus vicisitudes, Grau critica la falta de oportunidades de la juventud, el clasismo y las injusticias de una sociedad que no trata a todos por igual.

CURRITO DE LA CRUZ (Luis Lucia, 1949)
Hasta en cuatro ocasiones ha sido adaptada a la gran pantalla la novela de Alejandro Pérez Lugín. Esta tercera está unánimemente considerada la mejor de todas ellas, firmada por Luis Lucia (director cuya gran especialidad posterior fue explotar a niñas prodigio como Marisol, Rocío Dúrcal o Ana Belén) y con el matador sevillano Pepín Martín Vázquez, en la primera de sus dos incursiones en el Séptimo Arte (la otra fue en El torero, de 1954), al frente de un reparto en el que figuran Jorge Mistral, Nati Mistral y Tony Leblanc. El melodramático argumento, digno del mejor culebrón de sobremesa venezolano de los años 80, se centra en el triángulo escaleno entre un aspirante a figura del toreo, la hija de su mentor y un diestro veterano con más bien pocos escrúpulos. Las escenas taurinas, obviamente, resultan más que creíbles.


¡FIESTA! (Henry King, 1957)
Adaptación de la novela homónima de Ernest Hemingway sobre un veterano de la I Guerra mundial que ha quedado impotente como consecuencia de la heridas recibidas en el frente y vaga sin rumbo por Europa. Hasta que el destino le lleva a Pamplona, en plenos sanfermines, donde, entre encierros y corridas, será testigo privilegiado de los romances que mantiene su gran amor, lady Brett Ashley, con varios hombres, incluido el célebre matador de toros Pedro Romero, en los que busca lo que él no puede darle. Las fiestas navarras están recreadas muy al estilo Hollywood (lo de que caki todos los pamploneses de los años 20 hablen inglés rechina un poco) y el reparto es el mayor aliciente del filme, con un atormentado Tyrone Power, una pérfida Ava Gardner y un muy avejentado Errol Flynn que hace lo que mejor se le daba, beberse hasta los floreros.

TOROS BRAVOS (Robert Rossen, 1951)
Una rareza absoluta en la filmografía de Robert Rossen, director que firmó El político o El buscavidas. Con los latinos Mel Ferrer (de origen cubano) y Anthony Quinn (mexicano) al frente del reparto, junto a la checa afincada en México Miroslava (un actriz de enigmática belleza que falleció a los 30 años), Rossen sigue la carrera de un matador mexicano desde sus humildes orígenes hasta el momento en que alcanza la gloria. No queda muy claro que Rossen fuera un experto en tauromaquia pero, a cambio, nos regala uno de sus habituales e introspectivos retratos psicológicos de un personaje complejo y atormentado. Basada en la novela del escritor estadounidense Tom Lea, es una película tan difícil de ver que ha alcanzado el estatus de filme de culto. Lo cierto es que no está nada mal pero donde estén El buscavidas y El político...

CHANTAJE A UN TORERO (Rafael Gil, 1963)
Extrovertido y carismático, Manuel Benítez, El Cordobés fue uno de los personajes más populares de los años 60 y el cine no pudo resirtirse a la tentación de explotar su fama, primero con Aprendiendo a morir (Pedro Lazaga, 1962), un fiasco en toda regla, y luego con esta digna Chantaje a un torero, firmada por uno de los realizadores más prolíficos y estimados del franquismo, Rafael Gil. Dejando de lado las nulas aptitudes interpretativas del torero, la película propone una curiosa intriga en la que un aspirante a figura del toreo se ve implicado en la muerte de una extranjera y acaba en prisión. Al salir de ella, ya nada será igual a lo que era antes... Afortunadamente para el cine, El Cordobés ya no protagonizó más películas.


Peliculas taurinas completas en YouTube para ver gratis

Como sabemos que en Venezuela es posible tener dificultades para comprar, vía streaming, el video ondemand, nos dimos a la tarea de buscar peliculas completas en YouTube y le dejamos estas ocho producciones cinematográficas donde se incluye una de las mas recientemente promocionada hace unos años dedicada a Manolete.

Por supuesto, existen más películas disponibles para disfrutar, solo es cuestión de buscar.

Sin mas verborrea de mi parte, aquí le dejo mi lista de filmes de toros para ver de inmediato

Manolete - 1 hr 32 min

    

Maletilla - 1 hr 00 min

   

 Torero - 1 hr 15 min

   

El Torero y la Dama - 2 Hr  03 min

   

 Ora Ponciano - 1 Hr  39 min

   

Carmen - 2 Hr  39 min

   

 Fray Torero con Paco Camino - 1 Hr  47 min

   

Torero por un día -  1 Hr  32 min

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores