Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com

10/1/21

Ante turbulentos tiempos…. Sin ferias, ni objetivos

La monumental de San Cristóbal inicia el año 2021 sin feria.  Foto Alejandro Vielma

por: Jesús Ramírez "El Tato"


Entre sombras y escasas perspectivas comienza el nuevo año aún con la tristeza ante la desaparición física de Hugo Domingo Molina, el segundo día de enero. Días después se concretaba que la FISS no se celebraría. 

Como novios bien vestidos a la puerta de la iglesia, quedaron los empresarios Dávila y Murillo que ya se disponían a anunciar los carteles con la logística lista para los eventos programados los tres últimos días del primer mes del año.

La pandemia sigue haciendo estragos y la autoridad municipal de San Cristóbal que desde el pasado año 2020, no quería feria con el argumento de la peligrosa ola pandémica en la región andina; pues tomó más aliento para hacer valer la negativa mediante decreto.

Hay que decirlo conscientemente, a la fiesta brava le vienen días más difíciles que ya se presentían. El espectador que es quien asegura el éxito taquillero, ya no es el de la camisa de marca, Cohíba en los labios y whisky de 18 años, por mucho que pueda pagar y regalar barreras y sea el predilecto del empresario porque le augura beneficios con poco aforo de la plaza.  El espectador que sostiene la fiesta, es el que ocupa espacios en los tendidos de sol o sombra, el joven estudiante que disfruta de precios especiales y el abuelo que lleva a sus nietos, amparado en las ofertas futuristas de las empresas.

En una palabra, el público al que siempre perteneció la fiesta brava, y que se alejó de las plazas y ferias, por falta de incentivos. Esa sensación de boyantía económica que vivíamos, se asentaba sobre una verdad a medias que ahora florece. 

Para los taurinos, no será fácil este año 2021, ni los próximos.  Se requiere de mucha cordura y coherencia en estos tiempos de crisis e incertidumbre; también una atalaya de sabiduría con ideas claras y objetivos definidos para salir adelante con nuevas estrategias y apoyos. Además, algo muy importante, superar los empachos de ganaderos, toreros y empresarios que van por caminos distintos y apegados a un modelo organizativo desgastado. 

Hay que reinventarse si queremos el espectáculo taurino para cuando vuelva, -no sabemos cuándo- la nueva normalidad.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores