Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com

19/7/20

Agonía taurina venezolana

El Calendario 2020, apenas registra -y apurado- siete corridas de toros y dos novilladas. Foto: mundotoro

por: Por Giovanni Cegarra – Venezuela

El coronavirus viene haciendo estragos no solo en los seres humanos, se carga también actividades de corte socio deportivo, cultural, folklórico, turístico, recreacional y por ende,...con nuestra pasión y afición: la Fiesta Brava.

En nuestro país, la tauromaquia entró en una, no deseada agonía, ante la crisis política económica que se viene arrastrando desde hace años. Esto le ha causado un daño serio, por mucho esfuerzo y voluntad, que pongan de por medio, empresarios e impulsadores de lo taurino.

La pandemia por lo del coronavirus, viene a contribuir en la agonía taurina venezolana. Una verdad, aunque no seamos dueños de ella, clara, precisa, concisa, tajante. La coyuntura socio económica política que se confronta en Venezuela, ha afectado considerablemente la Fiesta Brava en todo nuestro territorio. Este año, el Calendario Taurino se vino abajo, apenas se han dado, dos Ferias Taurinas, la de San Sebastián en San Cristóbal, y el Carnaval Taurino de América/Feria del Sol en Mérida.

Una agonía no deseada, por nada del mundo, pero infinidad de factores han influido en su desarrollo, que hace pensársela bien al empresario; por mucha voluntad que tenga para montarse en un ciclo taurino ferial patronal, como lo son, entre otros, los costos de organización corridas, novilladas, festivales, pago de honorarios profesionales a toreros, escasez de toros producto de las penurias de los ganaderos del campo bravo, por los elevados precios de alimentos, vacunas etc., y conste, que no se quiere hacer el papel de sepultureros, lamentablemente, es la cruda realidad.

El Calendario 2020, apenas registra -y apurado- siete corridas de toros, dos novilladas con picadores, un festival, dos festivales cómicos taurinos, 26 orejas cortadas y un rabo, tres indultos, con la secuela de la no realización de tradicionales de Ferias Taurinas Patronales, estadística que, en comparación a años anteriores, da mucho qué pensar.

Por lo anterior, más rápido que inmediatamente, es imperante la urgente unidad nacional taurina, sin distingos de clase y posición, sin que prevalezcan intereses personales empresariales grupales, para evitar, a toda costa, que la Fiesta Brava en la agonía que padece, desaparezca del escenario socio económico turística cultural tradicional venezolano. En todos está, por mucho que cueste, su permanencia, preservarla, mantenerla, a más ver, con Dios y olé.

Nota:
El torero de la foto podría ser Enrique Ponce; y creemos que la imagen fue tomada por Juan José Guerrero.
¿Nos ayudas a confirmar esto?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores