Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com

14/3/20

Toros en Achaguas: Herencia de la Independencia

Erick Cortéz, sobre sus hombros la tradición histórica del Maracay Taurino
y la del Achaguas vencedor en la Guerra de la Independencia. Foto: blog el vito a los toros

por: EL VITO

Venezuela, mucho antes de nacer como nación, antes de ser República, o mucho antes de que los conquistadores pisaran tierra firme en el continente sudamericano, Venezuela descubrió la fiesta de los toros. Fue con motivo del nacimiento de Felipe II, hijo de Carlos I Rey de España. El príncipe Felipe II estaba llamado a convertir España en potencia de Europa, y que el Imperio Español lograra su apogeo. Con su nacimiento en mayo de 1527, en Valladolid, se organizaron grandes fiestas conmemorándolo. En 1527 la isla de Cubagua, tierra insular abrazada por el mar de los caribes, el acontecimiento se tradujo en un evento histórico. Ese día y en esa fecha fue registrada la partida de nacimiento de la Fiesta de los Toros en América con la celebración de la primera corrida de toros en territorio americano.

No fue en la Hispaniola, Santo Domingo, tampoco en Cuba, ni en el Perú o en México, tierras amadas por los conquistadores, donde se organizó la primera corrida de toros en las tierras que los europeos llamaron del Nuevo Mundo.

Con el ejercicio militar de toros y cañas tuvo lugar en isleta de Cubagua, riquísima en perlas, pedacito de tierra perdida en la inmensidad del gran mar de las revoluciones y de las libertades.

El 13 de agosto de 1529, dos años más tarde que en Cubagua, dicen los anales se celebró una corrida de toros en México,con motivo del octavo aniversario de la toma de la ciudad de Tenochtitlán, o de la fundación de la Ciudad de México. Los mismos escribas nos citan la Noche Triste, episodio en el cual Hernán Cortez había llorado su derrota de su conquista el 30 de junio de 1520. ¿Tuvo recursos e intención el conquistador español de traer toros de España en tan breve tiempo?

En 1509 Cubagua figura en el itinerario de los rescatadores y estaba presente en el ánimo del gobierno virreinal de don Diego Colón y el de la Corte.

Todo ocurrió muchos años, lustros y siglos antes que floreciera en tierras venezolanas el espíritu de la Libertad como fruto del árbol de la Independencia, porque serían los l venezolanos, nación hoy suprimida en la esclavitud de la tiranía los que llevaron la antorcha de la independencia encendida por las llanuras y serranías de la tierra firme en el Continente Americano. Entre todos los libertadores, destacó el llanero José Antonio Páez, triunfador en las llanuras, y vencedor de los ejércitos comandados por militares consagrados por sus victorias ante las fuerzas bonapartistas.

Es historia que estando Páez en Achaguas cuando partió al frente de la caballería oró en el templo antes de partir y prometió regalar la figura religiosa de El Nazareno al pueblo si triunfaban en Carabobo. El Centauro cumplió la promesa en 1835, al terminar su primer período como Presidente de la República. Le entregó a Achaguas la milagrosa imagen de El Nazareno obra del tallista español Merced Rada.

Vale la pena mencionar que en Venezuela se veneran tres nazarenos: El de San Pablo, en Caracas; el de Barquisimeto, en Lara (los Rastrojos), y el de Achaguas, en Apure. 'La Semana Santa en Achaguas es trascendental por la gran afluencia de fieles del Nazareno. Esta devoción, lleva mas de 160 años, está arraigada por estar ligada a la Independencia de Venezuela.

El Nazareno de Achaguas es una talla religiosa que se encuentra en la iglesia del pueblo de Achaguas, en el Estado Apure, en Los Llanos venezolanos. La figura representa a Jesús de Nazaret en su travesía a ser crucificado y se le han acreditado numerosos milagros, convirtiendo a Achaguas en uno de los destinos de peregrinación más importantes de los llanos occidentales y el más importante del estado Apure.

La historia del Nazareno de Achaguas se encuentra íntimamente ligada a la última etapa de la Guerra de Independencia de Venezuela y a la figura del general José Antonio Páez. Tras romperse de nuevo las hostilidades entre España y la Gran Colombia Páez como comandante del Ejército de Apure tenía la misión de dirigir su ejército hasta la ciudad de San Carlos como parte del plan de operaciones dictado por el Libertador Simón Bolívar.

Hoy se anuncia la reanudación de los faustos taurinos apureños con la celebración de una corrida de toros en Achaguas, anunciada para el jueves 9 de abril. Un homenaje al Nazareno, tradición histórica y patriótica de Venezuela que hasta hace poco, década más, década menos, no se conmemoraba.

Un gran esfuerzo de la empresa que integra la sociedad de los matadores de toros Erick Cortéz y Manuel Medina El Rubi han logrado superar situaciones provocadas por la crisis nacional. Un cartel que refuerza el binomio de matadores de toros con el rejoneador Francisco Javier y el novillero Finito de Aragua quienes lidiarán reses de distintas ganaderías nacionales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores