Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com
Colabore hoy al contacto: 0424 757 2995

2/2/20

David Galván dejó su impronta artística y salió a hombros con Colombo

Ratificó su clase el espada de Cádiz David Galván que toreó a gusto. Foto: Juan Carlos Carrero.

*** Cinco orejas en la segunda de feria en San Cristóbal

por: Jesús Ramírez El Tato

La feria de San Sebastián sigue viva. La fiesta brava toma aliento tras una desvanecida temporada 2019. Este sábado 01/02 en la segunda de feria, tendidos y barreras lucieron tres cuartos de aforo, tras la motivación de la triunfal tarde de apertura.

Se lidiaron astados de los hierros molineros de Rancho Grande y El Prado de desigual comportamiento que ameritaron los honores musicales en cuatro oportunidades, con tres astados buenos y cinco orejas repartidas entre los tres matadores; salieron Galván y Colombo a hombros de la entusiasta afición.

David Fandila "El Fandi" inició con larga de rodillas su labor con el primero, divirtiendo el cotarro con las banderillas. Siguió de hinojos con la muleta para luego instrumentar trío de naturales que motivaron la música. Luego centró su labor en efectismos con molinetes de rodillas a un buen toro que merecía mejor lidia y aprovechamiento. Con una estocada de rápidos efectos recibió una oreja.


Con el cuarto, compartió ejecución de las banderillas con Jesús Enrique Colombo entre gran ovación parroquial. La labor muleteril prácticamente se le fue en un largo brindis a JE Colombo. Aislados pases, precauciones y espadazo para dar cuenta del "Rancho Grande" y retirarse al burladero entre silencio general

David Galván tuvo a su cargo lo más artístico de la tarde; avalado además por su entrega desmedida que le ocasionó en su primero una peligrosa voltereta de la cual se repuso prontamente. Previamente, había dejado su impronta artística en muletazos de arte con la diestra antes que el astado no permitiera un muletazo más.

Con el quinto ratificó su clase el espada de Cádiz que toreó a gusto por chicuelinas y luego bajó las manos toreando con clase y empaque, por derechazos, hasta hacer sonar la música. Dos naturales de buena factura y más derechazos aprovechando el noble pitón del toro al que luego endilgó trincherazos de lujo y ceñidas manoletinas; y como colofón, estocada casi fulminante para recibir las dos orejas solicitadas unánimemente.

Jesús Enrique Colombo se inició en el tercero con un coctail capotero de verónicas, chicuelinas y revoleras aplaudidas. Luego invitó a "El Fandi", a compartir el tercio de banderillas entre aplausos. Labor de muleta la inicia en los medios con derechazos de hinojos; y luego, de pie, más derechazos que hacen sonar la música. Ganas y poco aplomo hasta despachar de estocada caída y descabello sin pronunciamiento de los tendidos.


Con el sexto, tras el triunfo de Galván, nuevamente variado con la capa y efectivo con las banderillas. La música sonó en los primeros muletazos que remataba con el de pecho, para seguir en larga faena de calado popular con más efectismo que calidad; se tiró a matar con fuerza y decisión como siempre, dejando una estocada que le valió para las dos orejas y compartir la salida a hombros con un torero que dejó en la arena de Pueblo Nuevo los mejores destellos artísticos de esta segunda tarde ferial, donde pudimos ver la plaza con buen caudal de aficionados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores