Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com
Colabore hoy al contacto: 0424 757 2995

19/2/20

Alexander Guillén: del campo bravo a por el Sol de Oro

…más  que entrenar el torero  ensaya torear a uno de los muchos  toros soñados… 


La ilusión del diestro está centrada en conquistar el Sol de Oro como el  torero triunfador de la Feria del Sol de Mérida. 

Por. Freddy Ramírez “Garapuyo”
Ignacio y Alexander…

(Especial).  Es febrero,  el mes del Carnaval Taurino de América,  Feria del Sol,  Mérida 2020,  es viernes 15, 30 minutos antes del  amanecer, el torero Alexander Guillén,  con  el  caballo aperado, ensillado se apresta a salir al campo en compañía de Emilio Quiñones, Mayoral de la ganadería Los Aranguez.  La noche anterior,  unas siete horas  atrás,  -10 pm-  el descanso  y el silencio se rompía con sonidos de escalofrió: el  pitido   de los toros desde el  potrero el “matorita”  despertaba  alarma haciendo que  los vaqueros, Imilio y Alexander  “armados de valor” con  poderosas lámparas  salieran raudos al campo abierto. La pérdida de varios  toros (12)  en manos de los  cuatreros, en junio 2019, mantiene en alerta a todo el personal de la ganadería Los Aranguez.

Emprendiendo la jornada...

Esto es  solo el  comienzo del trascurrir diario de un torero,  que  trabaja  y a la vez se prepara curtiéndose  en  el  abrazador  y campo bravo;   que va desde distraer una vaca, mientras Ignacio con la agilidad del caso, sanea  un ombligo, vacuna y censa  a un recién nacido; cuentan minuciosamente el ganado y a la vez   apartan un toro  herido  en una riña.

Más tarde suministran  alimento concentrado  a  toros, novillos y vacas  allí observan  un becerro que hay que salvar de  una  gusanera  producto del último  herradero.
 
La producción,  belleza del campo venezolano  se  ha venido a menos en los últimos años, el tropel delincuencial   hace que muchas fincas, haciendas y hasta los pequeños fundos se estén quedando solos o se vendan. Desde estas páginas reconocemos lo valiente     afición que han tenido los señores Jesús y Monchito Riera  por mantener activa fincas, sobre todo la de bravos,  autentica  aula abierta para estudiantes (pasantes) de Universidades,  Escuelas técnicas, Politécnicos y para todos los alumnos de  Escuelas taurinas.  Ganadería  donde se forja y sueña una mejor vida como torero Alexander Guillen, quien aprovecha para agradecer a los señores ganaderos por haberle abierto los portones  de su finca...
Es fin de semana,  hay que ir en procura del mercado, medicinas  y vacunas; volteando la semana es la Feria del Sol, hay que  tramitar en Carora  la guía de movilización  de los  toros y novillos que  se correrán en la Feria del Sol.
Buen presagio,  el Sol le ilumina…

Las  sensaciones de aquel día para Alexander  han sido plenas, temprano en la mañana había estado   muy cerca de los toros, el “mandamás”,  esta vez dejó comer tranquilo a los compañeros de  camada, en ocasiones alguno se envalentona planteando riña, habiendo peleas mortales,  cuando esto sucede  no hay  quien  los separe…
 
La ganadería Los Aranguez, es  auténtico reservorio  natural, ecosistema donde reina el equilibrio entre las especies, desde la  Macaurel, el caballo  hasta el Rey de la fiesta.

Confiesa Alexander: “hoy vi los toros  más  serios  y grandes que nunca, y eso que todos los días los veo”;   obvio  la  fecha se acerca  -domingo 23 febrero, segunda corrida  del Carnaval Taurino-. Para Alexander,  es emocionante  pensar  que es parte del cartel  donde se lidien  los  toros de los Aranguez,  a los   que ha visto nacer  y crecer.

Un tanto inquieto, quizás preocupado el torero describe el encierro: “en el campo los toros se ven muy tranquilos, alguno  se encampana,  se mosquea cuando llegamos a darles comida;  la corrida está muy bonita, van dos cárdenos, un berrendo y cinco negros; el encierro está muy igualado; largos, descolgados,  en tipo de la casa; toros que  podrían llegar a los corrales de la plaza, promediando los 450 kilos de peso,  en dos palabras, me gusta la corrida!”. "Van hijos de “Tempranillo, “Tintorero” y “Leones”, ojala y me toque en  suerte un hijo de Leones!... ¿Cuál de todos?... Después del sorteo te digo”   
 
El torero de Mérida, muy seguro afirma: “los ocho  toros  serán de fiesta grande, anótenlo, ese trofeo a la mejor ganadería y toro  tiene nombre”… 
 
Emilio Quiñones, más que un eficiente mayoral, es el amigo, aquel que da consejos de vida…
Con el Sol de los venados bordeando el “placita”, potrero  que precisamente da al coso de tientas, aquel  hombre de campo con  una  jornada más  en su  espalda, se quita la ropa de brega,  sombrero, para  enfundar una más ligera,  ahora Alexander es el torero que toma sus trastos  para dibujar faenas a uno de los toros soñados, ojalá y sea el que le permita en Mérida,  conquistar el codiciado trofeo Sol de Oro, como el torero triunfador de la  Feria del Sol, para tal, hay que estar preparado y dispuesto… Suerte y éxitos... 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores