Visite su nuevo sitio web: www.virgendeconsolacion.com
Colabore hoy al contacto: 0424 757 2995

28/1/20

Fundación Toro de Lidia y la cooperación taurina

La organización española  FTL la preside el ganadero Victorino Martín. Foto: elpais.com

** En Venezuela existen organizaciones que se han preocupado por la Fiesta: Círculo Bienvenida, Asociación Taurina de Mérida, Fundación Cultural Girón, Plataforma taurina Nacional entre otras.

por: Eduardo Soto Alvarez.

La Fundación Toro de Lidia (FTL), en su breve existencia, ha adquirido renombre por su diligencia y seriedad en la promoción, defensa y divulgación de la tauromaquia, como manifestación cultura y disciplina artística.

Sus acciones se han desarrollado principalmente en España, pero se contempla su proyección al ámbito internacional, mediante acuerdos de cooperación con instituciones sin fines de lucro que persigan objetivos similares.

La idea es proporcionar un andamiaje que coordine la acción de los diferentes estamentos taurinos, proporcione mayor visibilidad a sus planteamientos y logre maximizar la sinergia, pues la FTL dice, con razón, que juntos somos más.

La acción de la Fundación en el orbe taurino, seguramente se tornaría más valiosa, en donde la Fiesta Brava arrostre mayores peligros, como es el caso de Venezuela debido, entre otros factores, a un entorno totalitario que pretende agobiarla y que ya le ha propinado unos cuantos zarpazos.

En el país tenemos varias instituciones que se preocupan por la Fiesta Brava y, en estos tiempos de vacas flacas, bien pudieran contribuir a apuntalar nuestra afición de diversas manera, incluyendo los nexos al plano internacional.

El Círculo Bienvenida es pionero en la materia; también la Fundación Cultural Girón ha adelantado algo al respecto, pero desde hace algún tiempo se encuentra en un estado de animación suspendida; la Asociación Taurina de Mérida, a pesar de que simboliza su vocación internacional el haber rociado su Acta Fundacional con un exquisito Malbec argentino, en lugar del criollo calentaito, diera la impresión que, en sus casi ocho años de vida, ha parroquializado demasiado sus actividades y le hace falta establecer, más allá de vínculos personales, lazos institucionales estables con el exterior; y la Plataforma Taurina Nacional, parece estar por ahora de capa caída.

Pero sin duda, hay otras instituciones en nuestro país que también pudieran tejer relaciones de mutuo provecho con la FTL, las cuales requieren diligencia más que de otra cosa.

Es de rigor felicitar a la Fundación Toro de Lidia por su buena faena y desearle que no desmaye en su fructífera labor; y los aficionados tenemos que hacer causa común para cerrarle el paso a quienes pretenden borrar de la faz de la tierra la tauromaquia y la cultura taurina, tan caras a nuestros espíritus y a las cuales tenemos pleno derecho.



27/01/2020.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores