AUTOMOTRIZ C.L.

Repuestos al mayor y al detal en Táriba.

Calle 9 No 4-77, a cuadra y media del cementerio de Táriba.
Telf. 0276 - 394 1274

9/9/19

Cierre en Tovar: JE Colombo triunfa cortando 3 orejas

La vuelta al ruedo con el empresario de la feria en el sexto cerrando festejo. Foto: Comana


por: César Omaña
Director de VenezuelaTaurina.com

La tercera y última de feria en Tovar 2019 presentaba en su segunda actuación a Finito de Córdoba y Jesús Enrique Colombo acompañados del torero del patio y triunfador en esta feria Rafael Orellana, hijo del ilustre matador más relevante de esta tierra Nerio Ramírez El Tovareño quien no pudo estar en el Coliseo El Llano por encontrarse en España desde hace algunos meses.

El encierro de San Antonio, bajo la aguda visión del taurino Edgar Bravo ha sido el mejor presentado de toda la feria: Toros con romana, trapío y buenas hechuras pero salieron como los melones, hasta no salir por el portón de los sustos no se pudo saber de su bravura que no rindió en las telas toreras de ninguno de los actuantes. La excepción fue el de cierre de nombre Suertudo, de 440 kgs. que algo mejor se prestó para la lidia con cierta debilidad en las manos.

Finito de Córdoba

Lamentablemente no se pudo apreciar en toda su extensión la gran sapiencia del torero más antiguo de este serial andino; pareció como rezado para que viera la cruz de la moneda en sus oponentes para irse de vacío en cinco bureles que lidió en dos tardes seguidas. En unas breves palabras a nuestro colaborador Jorge Cepeda, le dijo el sábado, que jamás en su vida  le habían salido toros tan, pero tan malos. Silencio en sus dos toros.

Rafael Orellana

Como torero del patio, venía con gran ilusión luego de exitosas presentaciones en ruedos incas ganándose los trofeos. El espigado tovareño y licenciado en Educación Física, no tuvo suerte con su lote; sus toros fueron de poco recorrido y derrotando al entrar en la muleta. Además, abandonó la ejecución del segundo tercio, lo cual le merma impacto en los tendidos. Pases sueltos arrancó en par de ocasiones pero no ligó la faena. Silencio en ambos.

Jesús Enrique Colombo

En su segunda tarde el torero venezolano, quien debutó como matador el viernes 6/09, ya venía enfocado para triunfar. Algo pasó en el inicio del festejo que al hacer la presentación de los diestros a la concurrencia, Colombo no salió a saludar desde el tercio como sus alternantes, lo que creó cierta animadversión en un sector del público que le esperaba.

El tercero de la tarde, fue de comportamiento igual al de  sus hermanos; sin embargo, a pulso, Colombo lo fue embarcando hasta donde se podía y pegó tandas que le costaron un gran esfuerzo para lidiar con la falta de recorrido y bravura. La autoridad de la plaza, al parecer, no valoró este esfuerzo que bien merecía la música aunque no con toda la ortodoxia de una plaza exigente que lo animaría aún más y la pedía la afición. Sin embargo, cuando se la ordenaron, el torero, todo sudoroso de tanto pujar para embarcarlo una y otra vez, les dijo que no con un fuerte ademán de su brazo izquierdo.

Con espadazo certero ejecutó la suerte suprema y levantó de sus asientos a la concurrencia que pañuelo en mano exigía los trofeos, pero solo uno le otorgaron llevándose una fuerte pita los de la comisión.

El toro de cierre fue el más alegre y presto para la lidia. Lo recibió con la capa por verónicas rematando con el lance a una mano que aplaudió el tendido; luego lo llevó con elegantes chicuelinas al paso a la jurisdicción del picador donde lo cuidó y sin embargo al salir de la vara, perdió las manos lo cual el joven matador de inmediato tomó en cuenta para plantear su faena con pases a media altura, acompasados con las suaves  embestidas y así no dejar en evidencia los defectos de su último toro.

Tomó las banderillas, y habiendo entendido el nivel de su oponente se lució galleando en cada par y cerrando  con un sombrero que dejó en el testús de suertudo para recibir el aplauso fuerte de toda la plaza.

La faena de muleta la inició de hinojos en los medios. Hilvanó tandas templadas en un toreo lento que recibió esta vez la música. Lo cuidó, lo consintió, le mimó para que no se aburriera en su muleta y bingo... metió el toro en el canasto,  y en otro, a la afición luego de par desplantes tirando por los aires la muleta y metiendo su cabeza entre los pitones.

Para la suerte suprema, tuvo una mejor idea para ponerle broche de oro a su faena: Se perfiló  a cuerpo limpio (sin en el engaño) y en el primer intento le asestó un estocadón que lo tiró sin puntilla... y pa'qué les digo más... la plaza boca abajo pidiendo todos los trofeos pero otra vez los de arriba, parece que estaban en otra corrida, retrasaron las dos orejas y el rabo se lo quedaron.

La salida a hombros por el portón de Cristo Rey ha sido la mas feliz y acompañada de esta feria.

PD: Acabó la feria y no se supo nada oficial sobre el acto de premiación y menos, saber quiénes serían los premiados. Suponemos que el Triunfador de la Fetia de Tovar 2019 es JE Colombo...será?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores

Feria de Tovar - del 05 al 08 de Septiembre