19/4/19

La diplomacia taurina

Un esfuerzo de asociativismo taurino internacional digno de encomio, lo realiza el Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida, es ineludible mencionar, la gran labor de Don Juan Lamarca López. Foto: blog Dinastía Bienvenida

por: Eduardo Soto Alvarez.

La Tauromaquia ha venido adquiriendo matices internacionales, casi desde que las carabelas de Colón, completaron su travesía, pues en 1527, se efectuó en Cubagua, el primer festejo taurino del nuevo continente, para celebrar el nacimiento de Felipe II.

Sin embargo, han transcurrido casi 500 años y no se ha desarrollado mucho, el andamiaje taurino internacional.

Actualmente, cuando la lidia de toros está cada vez más cuestionada, es más necesario que nunca, la unión entre los diferentes estamentos de la Fiesta Brava, para defenderla y promoverla, desde distintas perspectivas, en todas las latitudes donde se celebra y proyectar su accionar, allende las fronteras del orbe taurino.

En este orden de ideas, hay que mencionar inicialmente la Asociación Internacional de Tauromaquia, fundada en 2004, dedicada a la defensa integral de la Fiesta de los Toros y a promover su reconocimiento por la UNESCO, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En el mismo sentido, se han celebrado dos Congresos Internacionales de Tauromaquia, el primero en Albacete en 2015, reunión pionera en su género, al participar los ocho países taurinos del mundo; el segundo tuvo lugar en Murcia el año pasado, pero despertó poco interés, hubo escasa asistencia y terminó de capa caída.

No obstante, hay que tratar de regularizar la celebración de jornadas taurinas internacionales, como las de aficionados, ganaderos, cirujanos, catedráticos, cronistas y periodistas; estrechar relaciones con la Iglesia y propiciar el establecimiento de clubes taurinos internacionales, incluso en países sin tradición taurina, pero desde donde se originan y financian, ataques a la Fiesta Brava.

Hasta ahora, la práctica nos indica que los convenios taurinos bilaterales, surgen más bien para poner fin a discordias, que para fortalecer la cooperación. Sería conveniente establecer acuerdos, que no solo se limiten a los aspectos sindicales del oficio de torear, sino que abarquen también aspectos de formación y capacitación, los cuales bien pudieran ser multilaterales.

En enero de 2019, nace la Unión Internacional de Escuelas Taurinas, con el objetivo de poner de relieve la labor de las escuelas de tauromaquia y dar realce a su importancia en la expansión y desarrollo de la Fiesta Brava. Afortunadamente, en estos esfuerzos, ha participado México, pues es bueno tener presente, que la auténtica vertiente internacional de la tauromaquia, viene marcada por la inclusión de la América Taurina, con sus cinco países, incontables aficionados y diestros que han brillado y brillan, en cosos europeos.

En este sentido, un esfuerzo de asociativismo taurino internacional digno de encomio, lo realiza el Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida, creado en 1999, que funciona en todos los países taurinos de América. Es ineludible mencionar en este contexto, la labor de Don Juan Lamarca López, a quien mucho tenemos que agradecer los taurinos venezolanos.

Hay que aludir también a la Fundación El Juli, establecida en 2004, de carácter taurino y humanitario. Esperamos que su Escuela Taurina de Arganza del Rey, pueda seguir incluyendo alumnos de nuestro continente pues, en nuestro caso, hemos tenido solo uno, lo cual, por supuesto, agradecemos.



Foto: toroaficion
Asimismo, hay que citar a Carlos Aragón Cancela, ganadero de Flor de la Jara, quien ampara y ayuda a formar, uno de nuestros muchachos, que siempre ha destacado por sus buenas maneras. Vaya para el antiguo matador de Colmenar Viejo, nuestro agradecimiento, que seguramente comparte la afición venezolana

Todos los esfuerzos mencionados, son cada vez más importantes, al tomar en cuenta, el acelerado crecimiento de las organizaciones antitaurinas, con financiamiento asegurado por quienes siempre han sido ajenos a la Fiesta Brava, pero quieren acabar con ella y, por la misma moneda, provocar la extinción del toro de lidia que dicen defender.

Este argumento proteccionista, especioso y lucrativo, rueda por todas partes, incluso en las redes sociales, lo cual debemos contrarrestar, antes que la falsía llegue a ser verdad, según la conocida sentencia de Goebbels.

También es necesario, redoblar y coordinar los esfuerzos de países taurinos, para la protección legal de la tauromaquia y establecer grupos parlamentarios, que ayuden a preservar nuestro derecho a disfrutar de una tradición cultural, cara a nuestros espíritus.

En el país vecino, vuelven a aparecer tormenta, en lo más alto del horizonte político, en el nuestro tratamos de capear el temporal lo mejor posible; la lucha es cuesta arriba y hay que cerrar filas. Tenemos a favor la perennidad del arte y no será fácil dar al traste con la tauromaquia, a menos que lo permitamos los propios taurinos.

Eduardo Soto Alvarez.

18/04/2019.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores

Feria de Tovar - del 05 al 08 de Septiembre