AUTOMOTRIZ C.L.

Repuestos al mayor y al detal en Táriba.

Calle 9 No 4-77, a cuadra y media del cementerio de Táriba.
Telf. 0276 - 394 1274

21/12/18

Javier Rodríguez: El centauro que abrió el camino

Rejoneador Javier Rodríguez Jáuregui: Todo un ícono del arte de torear a caballo. Foto archivo: blog la tauromaquia de castoreño

por: Víctor Ramírez “Vitico”

El toreo a caballo es apasionante y emocionante, ya que conjuga la bravura del toro, la belleza y valor del caballo torero y la inteligencia del hombre que con ambos animales es capaz de crear belleza. En Venezuela hay un hombre, un torero, que es todo un ícono del arte de torear a caballo, es Javier Rodríguez, un soñador y romántico jinete que se atrevió a abrir el camino a la que sería una de las más grandes dinastías de toreros a caballo y a pie, donde también conviven grandes aficionados y empresarios.Tras su estela vinieron su hijo Francisco Javier, sus sobrinos José Luis, Luis Augusto y Rafa, de otra taurina familia el valeroso Leonardo Fabio Grisolía que dejaron muy en alto el rejoneo en Venezuela y Willy Agostini, también influenciado por el ejemplo de Javier.

Fueron muchas las temporadas de este torero en ruedos nacionales, que se iniciaron en 1.980 cuando debutó en Mérida el 14 de febrero, actuando en colleras con el portugués José Manuel Correia López lidiando un toro de Mondoñedo en plena feria del Sol alternando con los matadores de toros Eloy Cavazos, Pedro Gutiérrez Moya “Niño de la Capea” y José Nelo “Morenito de Maracay”. En 1.982 obtuvo su primer gran triunfo en Valera el 26 de junio al cortarle las dos orejas a un toro de La Carbonera, alternando con Carlos Rodríguez “El Mito” y Bernardo Valencia. Primeras dos orejas que conseguía en ruedos nacionales en su etapa profesional. Ese año también se presentó en Maracaibo el 21 de noviembre. En 1.983 debuta en San Cristóbal, el 16 de enero con el rejoneador Fabio Ochoa y los novilleros Manolo Fuentes y Leonardo Varela. Debutó en San Felipe el 4 de mayo de 1.985. En 1.986 tras lidiar un toro Luis Gandica en Mérida el 9 de febrero se suspendió la corrida tras su actuación por lluvia. Alternaba con Ruiz Miguel, Rafael Ponzo y Gitanillo de América, que tuvieron que actuar en una matinal al día siguiente.

Debutó en Valencia el 22 de febrero de 1.987 lidiando dos toros de Luis Gandica y en Maracay el 22 de marzo cortando una oreja. Se presentó en Caracas el 2 de abril de 1.989 rejoneando un novillo de Rancho Alegre en tarde en la que compartió cartel con Erick Cortez, Miguel López y Juan Cuéllar. Triunfó dos tardes en San Cristóbal en 1.990, en la primera el 23 de enero dio dos vueltas al ruedo y en la segunda el 28 del mismo mes paseó un trofeo, en Mérida también cortó oreja ese año el 27 de febrero.

Fue el primer rejoneador en torear en el Coliseo El Llano de Tovar el día de su inauguración el 11 de septiembre de 1.992 alternando con Tomás Campuzano, Nerio Ramirez “El Tovareño” y Curro Durán. Enfrentó al toro “Volayón”, número 19 con 520 kilos de Los Ramírez y dio una vuelta al ruedo. En 1.993 hizo historia al ser el primer torero a caballo venezolano en actuar en la primera corrida de rejones celebrada en nuestro país, concretamente en Mérida el 28 de febrero, siendo el máximo triunfador al dar la vuelta al ruedo tras lidiar a “Paraulata”, número 6 con 428 kilos y cortar las dos orejas de “Lapero”, número 4 con 425 kilos, ambos de La Carbonera. Abrió la puerta grande, alternando con el colombiano Dayro Chica y el lusitano Joao Salgueiros.

Llegó a su corrida número 100 en plazas venezolanas el 26 de mayo de 1.996 en Villa de Cura, siendo ovacionado tras despachar un toro de Fuentelapeña alternando con los espadas Manuel Medina “El Rubi” y Erick Cortez. Fue el triunfador de la corrida de la Municipalidad de Maracaibo el 6 de junio de 1.998 al cortarle las dos orejas al toro “Piel Roja”, número 172 con 430 kilos de La Cruz de Hierro, alternando con José Antonio Valencia, Leonardo Benítez y Curro Ortega “El Marabino”. Esa misma temporada se dio la curiosa circunstancia de torear tres tardes en Maturín, cortando seis orejas, las dos a los tres toros que lidió en esas corridas. 1.998 fue su mejor campaña con 13 corridas y 13 orejas.

En 1.999 toreó una corrida de rejones a la portuguesa en Valencia el 13 de junio, dando una vuelta al ruedo en solitario y saludando una ovación en collera con Leonardo Fabio Grisolía, con toros de El Capiro. Les acompañaron Dayro Chica y José Manuel Duarte. En 2.000 actuó con Diego Ventura en Mérida el 5 de marzo y formando collera con él cortó una oreja. Una nueva corrida de rejones le vio en acción esta vez en Barcelona el 28 de abril de 2.001 mano a mano con su sobrino José Luis. Oreja y Vuelta fue su balance. Cortó las dos orejas y el rabo en San Felipe el 5 de mayo de ese año en el que volvió a actuar en una corrida de rejones en Carora el 24 de junio esta vez con José Luis y Luis Augusto, cortando oreja al toro en solitario y las dos al de collera con José Luis. En 2.002 una nueva tarde de toreo a caballo en Barquisimeto el 21 de septiembre, formando colleras de nuevo con sus sobrinos José y Luis Augusto, en la pareja con éste último pasearon una oreja.

En 2.004 por primera vez en la historia del rejoneo en Venezuela un padre y su hijo actuaron en colleras, Javier y Francisco lidiaron un toro de Tarapío en Valle de la Pascua el 8 de agosto. Y triunfaron al cortarle las dos orejas. Con su sobrino Rafa hizo lo propio en Zea el 17 de septiembre de 2.006 cortando dos orejas en colleras. Poco a poco fue bajando el ritmo de sus actuaciones para dar paso a los nuevos rejoneadores, pero aun asi no dio tregua ni el ultimo día en el que de momento a toreado en público, pues en esa postrera actuación en San Felipe el 15 de septiembre de 2.009 indultó un toro de Campolargo, paseando los máximos trofeos simbólicos en un festejo en el que compartió terna con Manuel Medina “El Rubi” y César Vanegas.

Las cifras totales de Javier Rodríguez como rejoneador en Venezuela nos dicen que toreó 162 corridas, en las que cortó 104 orejas y 3 rabos, rejoneó 178 toros de los cuales indultó 1. En Mérida actuó en 24 corridas, cortó 7 orejas, dio muchas vueltas al ruedo tras perder trofeos por fallar con el rejón de muerte, estoqueó 26 toros y salió una vez por la puerta grande. En San Felipe actuó en 18 corridas, cortando 13 orejas y 2 rabos, lidiando 18 astados, indultando uno, saliendo a hombros 4 tardes. Así fue a grandes rasgos, la carrera de un torero a caballo que fue un pionero, sin duda el centauro que abrió el camino a las nuevas generaciones: Javier Rodriguez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores

Feria de Tovar - del 05 al 08 de Septiembre