Apoya las obras de reparaciones de la Basílica -Banco Sofitasa - Cta. Cte. - A nombre de: Basílica Nuestra Señora de la Consolación -
Rif: G-2000 02506 - No.: 0137 - 0002 - 8800 - 0009 - 6101
+info click aquí: Reparaciones Basílica

Feria de Tovar 2019 - 05 al 08 Sept.

29/11/18

"Rafaelillo", brilló con su arte y valor temerario

Rafael Ponce "Rafaelillo". (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

por: Rafael Dupouy Gómez

He querido recordar en este artículo al diestro valenciano Rafael Ponce Navarro "Rafaelillo", quien se destacó en sus inicios como un fenomenal novillero por su gran capacidad, valentía y oficio. Las crónicas taurinas de su época decían que estaban en presencia de un futuro astro capaz de eclipsar a los que brillaban, porque "Rafaelillo" no solamente sabía torear bien, sino que lo hacía con admirable inteligencia. De pequeña estatura pero con un valor temerario, consiguió despertar interés y popularidad rápidamente, en apenas una sola temporada y lo apodaron "El Ciclón de Valencia" y "Corazón de León". 

Le llovieron los contratos, incluso las importantes corridas de la Prensa y Beneficencia en Madrid. "Rafaelillo", siempre tuvo un gran amor propio y una voluntad de triunfar. Lamentablemente, la mala suerte y toda la ilusión que se apostó por este noble y talentoso diestro, se vino abajo por culpa de la irrupción de la Guerra Civil Española y por los serios percances sufridos. "Rafaelillo", padeció las consecuencias de esas graves cornadas que mermaron sus facultades, como la ocurrida el 1 de noviembre de 1936, en el muslo derecho, que le hizo perder contratos y permanecer inactivo profesionalmente. Una pena, porque fue un torero de seguro, que se entregaba cada tarde con una auténtica verdad y pundonor ante la cara de sus enemigos, destacando la pureza de su toreo al natural que ejecutaba con gran exposición. "Rafaelillo", estuvo anunciado en la Feria de Valencia de 1936 para torear cinco corridas de las ocho que componía la Feria.

A pesar del terrible drama de la guerra, que afectó profundamente su ascendente carrera taurina, trató por todos los medios de sobrevivir toreando en algunas zonas de España y, posteriormente, en América donde se le quiso y se le admiró mucho como torero de raza y valor indiscutible, además por ser un eficiente y certero estoqueador. Mi abuelo, Florencio Gómez Núñez, pudo apreciar la hondura y verdad de su toreo cuando actuó, en varias ocasiones, en Venezuela.

Algunos detalles importantes sobre su vida y carrera taurina las expongo a continuación a los amables lectores:

Rafael Ponce Navarro "Rafaelillo", nació en Los Corrales de Utiel, provincia de Valencia (España), el 2 de noviembre de 1912, en el seno de una humilde familia campesina. A los 14 años se fue a vivir a Valencia encontrando trabajo como dependiente en un horno. Empezó a participar en becerradas y encierros de pueblos valencianos como maletilla. Se anunciaba como "Poncelito".

La gran oportunidad de su carrera se la dio su mentor y protector Rafael Dutrús "Llapisera", muy conocido por sus espectáculos de toreo cómico y gran empresario del sector. "Rafaelillo" debutó en la parte seria del espectáculo de "El Empastre", lidiando un novillo, el 11 de julio de 1931. Desarrolló tres temporadas en este tipo de espectáculos que impulsaron a muchos toreros.

INICIOS COMO NOVILLERO PUNTERO

Debutó como novillero con picadores en Utiel, el 12 de septiembre de 1934, actuando con Luis Díaz "Madrileñito" y el mexicano Luis Castro "El Soldado", toreando novillos de la ganadería de Sotomayor. El 4 de noviembre de ese mismo año, realizó una gran faena cortando un rabo. Ese importante triunfo lo catapultó a sumar contratos. En un mano a mano con el "Niño de Valencia" ante reses de Santos, "Rafaelillo" cortó cuatro orejas. Los años de 1934 y 1935 como novillero fueron de un enorme éxito lidiando numerosas veces en Valencia (donde llegó a cortar dos rabos en una misma corrida) y en Madrid, además de Sevilla, Barcelona, Málaga, Zaragoza y Murcia.

El 24 de marzo de 1935, "Rafaelillo" se presentó por primera vez en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, actuando con "Niño del Barrio" y "Venturita". Se lidiaron cinco novillos de Juan Sánchez de Terrones y uno de Gamero Cívico, ante un lleno impresionante. "Rafaelillo" cortó dos orejas, una a cada ejemplar que le tocó en suerte, resultando triunfador esa tarde, convirtiéndose en el primer novillero que abría la Puerta Grande de la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid. 

"Rafaelillo", demostrando su gran dominio y exposición ante la cara de sus enemigos. Año 1935. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 20 de junio de 1935, en la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, como novillero, ante toros de Torre Abad, "Rafaelillo" cortó una oreja. Alternó con "Venturita" y Pascual Márquez, quien a la postre sería el triunfador de la tarde al cortar cuatro orejas y salir por la Puerta del Príncipe.

El 7 de julio de 1935, en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, ante reses de Juan Sánchez de Terrones, "Rafaelillo" volvió a demostrar su arte y grandeza al cortar dos orejas, una a cada novillo que enfrentó. Sus compañeros de cartel fueron "Niño del Barrio" y "Pepete de Triana".

El 29 de agosto de 1935, en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, ante reses de Juan Sánchez de Terrones,  "Rafaelillo" y Jaime Pericás cortaron dos orejas, a uno de sus toros, y fueron los triunfadores de la corrida. Actuó, con ellos, "Madrileñito".

El 4 de septiembre de 1935, en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, ante astados de Coquilla, en un mano a mano junto a Jaime Pericás, "Rafaelillo" cortó una oreja a su último novillo, siendo el triunfador de la tarde.


El 8 de septiembre de 1935, en la plaza de toros Arenas de Barcelona, "Rafaelillo" tuvo una de sus mejores tardes, realizando dos faenas cumbres, siendo premiado con dos orejas y rabo, al igual que sus compañeros de cartel, Miguel Palomino y el diestro mexicano Silverio Pérez, quien debutó en ese coso. Se lidiaron cinco toros de Argimiro y uno de Cobaleda.

En la Feria del Pilar de Zaragoza de 1935, "Rafaelillo" tuvo un triunfo apoteósico. Realizó dos faenas admirables, de las mejores que se recuerdan en esa plaza. Ejecutó pases de todas las marcas con su toreo Rondeño, haciendo vibrar al público que no cesó de aclamarle. Cortó dos orejas y rabo a cada uno de sus astados. Alternó con Marcial Lalanda y Fernando Domínguez.  

Como novillero, "Rafaelillo" consiguió torear la admirable suma de 43 novilladas en 1935: Valencia, Madrid, Zaragoza, Murcia, Córdoba, Barcelona, Sevilla, Utiel, Játiva, Jumilla, Málaga y Zafra, fueron testigos de sus éxitos. Pudieron ser más novilladas de no haber perdido varios contratos por las cornadas sufridas.


Cogida de "Rafaelillo" en la Feria del Pilar de Zaragoza. Alternó con Nicanor Villalta, Manolo Bienvenida y Jaime Noaín. "Rafaelillo" cortó una oreja de su primer toro. Año 1935. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez). 

Sobre Rafael Ponce "Rafaelillo", señalaba "Uno al Sesgo", en su libro "Toros y Toreros en 1935", lo siguiente: "Si se añade a este número, crecido para un novillero, la categoría de las plazas donde ha actuado, las repeticiones que en ellas tuvo, y los éxitos, los buenos éxitos obtenidos casi la totalidad de las tardes, no puede sorprender a nadie que las miradas de los aficionados se hallen fijas en este chiquillo que de becerrista en las organizaciones cómico taurinas de Llapisera, en el espacio de un año se haya encaramado a la categoría de matador de toros, después de una extraordinaria campaña como novillero, por pocos igualada por la continuidad de los triunfos".

ALTERNATIVA COMO MATADOR DE TOROS

Cartel y emotivo momento de la alternativa de "Rafaelillo", recibiéndola de su padrino Rafael Gómez "El Gallo", en Valencia (España), el 6 de octubre de 1935. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Lo hizo matador de toros en Valencia (España), Rafael Gómez Ortega "El Gallo", el día 6 de octubre de 1935, cediéndole el primer toro de la tarde, de nombre "Tirolesillo", perteneciente a la ganadería de don Justo M. Puente, antes de don Vicente Martínez, al que le cortó las dos orejas y el rabo. Alternó también con el mexicano Luis Castro "El Soldado". La faena de "Rafaelillo" resultó enorme, llena de entrega y valor. Metido entre los pitones con el traje ensangrentado y roto desde la rodilla a la ingle, prodigó sensacionales tandas de naturales con la mano baja, soberbios pases de pecho, molinetes y afarolados. El público asistente, estimado en 20.000 personas, aclamó al diestro valenciano con fervor, agitando sus pañuelos. 

Titular del gran triunfo de "Rafaelillo" ante el toro de su alternativa en Valencia (España), publicado en "El Heraldo de Madrid". Año 1935. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Una semana después, toreó como matador de toros, el 13 de octubre de 1935 en la Monumental de Las Ventas de Madrid, donde Marcial Lalanda, le confirmó la alternativa con el toro "Granito" de Sánchez Fabrés en presencia de Alfredo Corrochano. "Rafaelillo" actuó luego el 15, en Guadalajara; el 16 y el 20, en Zaragoza; y el 27, en Barcelona.


A la izquierda: Cartel en la Plaza de Toros de Aranjuez, el 30 de mayo de 1936, en donde actuó "Rafaelillo" en compañía de Manolo Bienvenida y Domingo Ortega. A la derecha: dos momentos del valeroso diestro "Rafaelillo" con la muleta. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez). 

La revista española "Crónica" del año 1936, publicó un interesante artículo sobre el torero valenciano, que comparto con los lectores:

"Rafael Ponce Navarro "Rafaelillo". Este es el nombre que la temporada de 1935 ha dejado, vibrando como un eco triunfal, en los ámbitos de todas las plazas de España. Caso excepcional, quizá único en toda la historia del toreo. En quince meses, descontados los del ocio forzoso de un invierno, "Rafaelillo", este muchacho valenciano, pequeño de estatura y grande de corazón, ha saltado de humilde becerrista a célebre doctor en tauromaquia. Su carrera taurina ha sido una parábola triunfal, como una flecha lanzada por pulso certero a la diana de la Gloria.

"Rafaelillo" es un caso de revelación y también de consagración fulminantes. Toreó en 1935 cuarenta y tres novilladas y seis corridas de toros, con un porcentaje de éxitos asombroso: en esas cuarenta y nueve actuaciones cortó orejas en ¡cuarenta y cinco! No hay ejemplo de una actuación semejante. Y no se crea que fue cómodo y sin riesgos ese camino triunfal. Cuatro veces en este año hirieron los toros a "Rafaelillo". Las cuatro cornadas, cruces rojas del Mérito taurino, le hicieron perder doce novilladas y dos corridas de toros.

Rafael Ponce "Rafaelillo", la entrega y valor de un pequeño gigante del toreo. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

"Rafaelillo" sólo en una temporada, de becerrista a matador de toros, ha conquistado una ejecutoria taurina que puede ponerse a la par de la de los más famosos lidiadores de la historia. Es de recordar, porque tiene el valor de un símbolo y de un ejemplo, la fecha memorable de su alternativa en Madrid. Cuando, herido, en las agujas de una certera estocada, el toro, un Coquilla poderoso, con nervio y mansurrón, rodaba a los pies de "Rafaelillo", el traje del torero estaba roto desde la rodilla a la ingle izquierda. Y toda la delantera del vistoso uniforme, desde el vientre al pecho, estaba roja de sangre del toro. Eso demuestra el sitio y la arrogancia de "Rafaelillo" en el toreo: donde los toros cogen a los toreros valientes y donde las faenas tienen, con el ritmo del arte, la máxima emoción trágica. Rojo de emoción dramática sobre el oro del triunfo. Eso significa ese traje brillante, manchado de sangre, en la tarde de la alternativa de un torero que había hecho una campaña insuperable como novillero.

Apoyado en la plataforma de esos magníficos triunfos novilleriles, Rafael Ponce "Rafaelillo" es para la temporada próxima de 1936, el matador de toros que tiene más ambiente, como novedad del máximo interés, como justo reconocimiento de los triunfos obtenidos, como homenaje en fin, a la actuación valerosa y triunfal de un torero cuyo rápido, sólido y justificado encumbramiento no tiene par sino en los más gloriosos ejemplos de la historia del toreo.

(Revista “Crónica” 1936).


El 17 de marzo de 1936, en la plaza de toros Monumental de Valencia (España), Rafael Ponce "Rafaelillo" cortó a sus dos toros las dos orejas y el rabo. Estuvo colosal ante las reses de la ganadería de don Antonio Pérez de San Fernando. Compartió cartel con Domingo Ortega y Jaime Pericás que tomó la alternativa. 


El toreo al natural del gran diestro valenciano Rafael Ponce "Rafaelillo". (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 4 de junio de 1936, en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, se llevó a cabo la Corrida del Montepío de Toreros ante toros de Sánchez Fabrés. "Rafaelillo" sustituyó a Marcial Lalanda y junto a Domingo Ortega cortaron ambos una oreja. Esa fue la tarde apoteósica del triunfo de Manolo Bienvenida, cuando luego de dar una vuelta al ruedo en su primer toro, a su segundo enemigo, de nombre “Pañofino” que le había brindado a su amigo el escritor peruano Felipe Sassone,  le cortó las dos orejas y el rabo, saliendo a hombros por la Puerta Grande. Mi abuelo Florencio Gómez Núñez, gran amigo de Manolo Bienvenida, estuvo presente y fue testigo de esa memorable tarde.

El 2 de julio de 1936, "Rafaelillo" toreó la famosa Corrida de la Prensa en Madrid, junto a los diestros Manolo Bienvenida, Domingo Ortega y Jaime Pericás, quien confirmaba su alternativa. Se lidiaron siete toros de doña Carmen de Federico  y uno de Melgar.

La poderosa mano izquierda de "Rafaelillo" durante la lidia de uno sus toros. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En la Feria de "San Fermín" de Pamplona (España) de 1936, Rafael Ponce “Rafaelillo” toreó dos tardes; la primera, el 10 de julio, ante reses de Albayda y Galache, junto a los diestros Domingo Ortega y "El Estudiante", dando una vuelta al ruedo en su primer astado.

La segunda corrida, fue el 12 de julio de 1936, lidiándose ocho toros de don Antonio Pérez, para los matadores de toros "El Estudiante", Curro Caro, "Rafaelillo" y Jaime Pericás (quien sustituyó a "Armillita"). Pericás fue el triunfador de la tarde, al cortarle las dos orejas al último toro. "Rafaelillo" y "El Estudiante", cortaron cada uno, una oreja, a su segundo enemigo.

El 1 de noviembre de 1936, en Valencia (España), "Rafaelillo" sufrió un gravísima cornada en el muslo derecho.


En la Feria de Abril de Sevilla de 1938, "Rafaelillo" lidió reses de Villamarta junto a Joaquín Rodríguez "Cagancho" y Pascual Márquez en corrida a beneficio del Auxilio Social.
El 16 de junio de 1938, en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, "Rafaelillo" cortó una oreja y se convirtió en el triunfador de la tarde, ante ganado del Conde de Federico. Le acompañaron, Pascual Márquez y "Torerito de Triana".

El 29 de septiembre de 1938, en la Maestranza de Sevilla, actuó "Rafaelillo" nuevamente ante ganado del Conde de Federico, junto a los diestros Domingo Ortega y Juanito Belmonte Campoy, quien cortó una oreja y resultó el triunfador de la corrida.

En la Feria de "San Fermín" de Pamplona (España) de 1939, Rafael Ponce "Rafaelillo" toreó dos tardes; la primera, el 7 de julio, ante toros de la ganadería de Juan Pedro Domecq. Allí compartió cartel con Vicente Barrera y Jaime Pericás. En la segunda corrida, celebrada el 10 de julio, "Rafaelillo" alternó con Domingo Ortega y Jaime Noaín, ante ejemplares de Villamarta. "Rafaelillo" no pudo cortar apéndices en esa Feria.

El 28 de abril de 1940, en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, ante reses de doña Carmen de Federico, "Rafaelillo" triunfó, cortando una oreja. Alternó con Vicente Barrera y Juan Belmonte Campoy.

El 26 de mayo de 1940, en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, ante toros de don Alipio Pérez Tabernero Sanchón, "Rafaelillo" dio una vuelta al ruedo en su primer astado y fue el que estuvo mejor esa tarde. Sus compañeros de cartel fueron Vicente Barrera y Jaime Noaín.

El 4 de julio de 1940, en la plaza de toros Monumental de Las Ventas, en la Corrida de la Asociación de la Prensa, "Rafaelillo" fue el triunfador de la tarde al cortar una oreja a su primer toro. Le acompañaron en el cartel Domingo Ortega, Juan Belmonte Campoy y Manuel Rodríguez Sánchez "Manolete". Las reses pertenecieron a la ganadería de don Antonio Pérez de San Fernando.

El 22 de septiembre de 1940, "Rafaelillo" recibió una gravísima cornada en el ano por un toro de Saltillo en Valladolid que le produjo desgarros internos tremendos. Salvó la vida, pero le dejó marcado el percance. Tuvo una carrera irregular, no llegando a ocupar el escalafón más elevado. Continuó toreando en Valencia y Madrid hasta que decidió "cruzar el charco" y en América actuó muchas temporadas conquistando triunfos importantes en distintas plazas en México, Perú, Venezuela y Colombia. 
El 18 de julio de 1941, en Madrid, "Rafaelillo" estuvo muy bien y en sus dos toros, dio vueltas al ruedo, siendo el torero que estuvo mejor esa tarde. Alternó con Pepe Bienvenida y "El Estudiante". Se lidiaron cuatro toros de doña Enriqueta de la Cova, uno de Manuel García Boyero y uno de Hidalgo Hermanos.

El 12 de octubre de 1941, se celebró en Madrid la Corrida de la Beneficencia, con siete toros de doña María Montalvo y uno de Aleas, para los diestros Nicanor Villalta, "El Estudiante", "Rafaelillo" y Pedro Barrera, éste último triunfador de la tarde, al dar una vuelta al ruedo en su primero y cortar una oreja en su segundo. "Rafaelillo" dio una vuelta al anillo en su segundo toro.

El 12 de abril de 1942, en la plaza de toros Monumental de las Ventas de Madrid, se lidiaron toros de la ganadería del Marqués de Villamarta. "Rafaelillo", destacó por su valor y torería, dando en ambos toros, vueltas al ruedo, estando superior esa tarde. Sus compañeros de cartel fueron Vicente Barrera y Antonio Bienvenida.

El 14 de junio de 1942, en Granada, un toro de la temible ganadería de Miura, le corneó gravemente en el Triangulo de Scarpa, provocándole serios destrozos interiores que le afectaron el abdomen. Una vez recuperado, continuó toreando en ruedos españoles pero sus contratos fueron disminuyendo.

El 9 de abril de 1944, en Madrid, ante reses de don Luis Bernaldo de Quirós, "Rafaelillo" triunfó cortando una oreja. Le acompañaron esa tarde "Maravilla" y Pedro Barrera. Fue un día lluvioso. "Maravilla" salió herido y el subalterno Manuel Rubio "Maera" resultó herido grave.

Anuncio de la presentación del temerario diestro español "Rafaelillo" y su confirmación en la plaza de toros de "El Toreo" de México, el 22 de abril de 1945. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 22 de abril de 1945, confirmó su alternativa como matador de toros en la plaza de toros de "El Toreo" de México, siendo su padrino Luis Castro "El Soldado", quien le cedió el toro de nombre "Torero", de la ganadería de Xajay, en presencia de Luis Briones.

Anuncio de otra presentación de "Rafaelillo" en la plaza de toros de "El Toreo" de México en 1945 en compañía de Chucho Solórzano y Luis Castro "El Soldado". (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 15 de agosto de 1945, toreó en Madrid y fue contusionado levemente en el hemitórax derecho.

Los días 18 y 19 de marzo de 1946, toreó únicamente en Valencia (España), dos corridas de toros.

Señalaba el crítico taurino "Don Luis", en su libro "Toros y Toreros": "Valentísimo y buen torero; mas la fatalidad, que le ha perseguido sin tregua, ha acabado con él. Porque torero acabado es quien no se puede vestir de luces más de una o dos veces al año. Y todavía le colean las consecuencias de las muchas graves cornadas que ha sufrido, pues aun tuvieron que operarle el 24 de septiembre del pasado año, en Madrid, para buscarle una resolución definitiva a la herida que en Valladolid sufriera en el mismo mes del año 1942".

El 17 de septiembre de 1947, en la plaza de toros de Vista Alegre, se despidió de la afición, compartiendo "Rafaelillo" cartel con Félix Rodríguez Antón y Aurelio Puchol Aldás "Morenito de Valencia" ante reses de Fonseca.

A Rafael Ponce "Rafaelillo", le dedicaron un pasodoble torero con su nombre, cuya letra y música la compuso el maestro F. Vilches, Julián Benlloch y Francisco Soriano en 1935.

"RAFAELILLO" EN VENEZUELA

Rafael Vega de los Reyes "Gitanillo de Triana", Florencio Gómez Núñez y Rafael Ponce "Rafaelillo" en un Festival Taurino celebrado en el Nuevo Circo de Caracas, el 7 de marzo de 1965.  (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 9 de febrero de 1941, se presentó Rafael Ponce "Rafaelillo" en un mano a mano con el mexicano Carlos Arruza, ante cinco astados de "Guayabita" y dos de "La Laguna". Arruza, resultó herido en una mano por su primer toro, correspondiéndole a "Rafaelillo" lidiar él sólo la primera corrida de la temporada en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela) que fue organizada por los empresarios venezolanos don Eloy M. Pérez y don Alfredo Alvarado.

El 9 de marzo de 1941, "Rafaelillo" volvió a torear un mano a mano con el diestro Paco Gorráez, en el Nuevo Circo de Caracas, lidiando reses peligrosas y complicadas de "Piedras Negras", la temible ganadería mexicana. "Rafaelillo", con una admirable demostración de valor, realizó una extraordinaria faena que fue premiada con las dos orejas y el rabo. Su compañero de cartel Gorraéz, cumplió ante sus enemigos.

El 16 de marzo de 1941, última corrida de la temporada en el Nuevo Circo de Caracas, Rafael Ponce "Rafaelillo" compartió cartel con Carlos Arruza y Antonio Rangel, lidiando toros de la ganadería de "La Punta". Esa tarde, "Rafaelillo" resultó cogido por su gran exposición, afortunadamente, sin consecuencias.

El 6 de abril de 1941, en el Circo Metropolitano de Caracas, Rafael Ponce "Rafaelillo", toreó astados de "Guayabita" en un mano a mano con Joaquín Rodríguez "Cagancho", actuando como sobresaliente, el venezolano Pedro Pineda, posterior maestro y descubridor de la célebre dinastía Girón.

El 10 de enero de 1943, la Organización Gago, inauguró su temporada en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela) con los diestros Rafael Vega de los Reyes "Gitanillo de Triana", Rafael Ponce "Rafaelillo" y Andrés Blando, lidiando toros de "Guayabita". En el coso caraqueño hubo una gran entrada de público esa tarde.

El 7 de octubre de 1951, Rafael Ponce "Rafaelillo" se presentó con Rafael Vega de los Reyes "Gitanillo de Triana" y Antonio Chávez Flores en el Nuevo Circo de Caracas. Los toros de "Guayabita", resultaron desiguales y con poca fuerza.

En febrero de 1952, ya finalizada la temporada en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela), "Rafaelillo" participó en un Festival a beneficio de la "Fundación Venezolana contra la Poliomielitis Infantil", compartiendo cartel con Manolo González, José María Martorell, el mexicano Juan Silveti y los venezolanos, Oscar Martínez y Eduardo Antich. Se lidiaron reses de "Guayabita".   

Lidió, con las facultades muy mermadas por las cornadas y siguió toreando irregularmente en América. El 23 de enero de 1955, Rafael Ponce "Rafaelillo" se presentó en Valencia (Venezuela), compartiendo cartel con los diestros Alberto Rojas "Morenito de Caracas" y Pepe Montero, lidiando toros del señor Mazzaferro.

La última noticia de un festejo suyo en España fue en Utiel, el 1 de mayo de 1963. Sin embargo, vino a Venezuela y participó en un emotivo Festival Taurino, a beneficio de "Fe y Alegría", que se efectuó en el Nuevo Circo de Caracas, la tarde del 7 de marzo de 1965. Tomaron parte los diestros invitados: Rafael Ponce "Rafaelillo", Rafael Vega de los Reyes "Gitanillo de Triana", Lorenzo Garza, Silverio Pérez, Carlos Arruza, César Girón, Curro Girón, Efraín Girón y el novillero Simón Mijares. El público correspondió y el Nuevo Circo caraqueño mostró un lleno en todas sus localidades. Fue un Festival para el recuerdo por haber reunido en las arenas de nuestro circo tan notables figuras del toreo contemporáneo.

Rafael Ponce "Rafaelillo" falleció, el 16 de junio de 1972 en Madrid (España) en el Gran Hospital de Beneficencia, pocos meses después que viniera al mundo su sobrino-nieto Enrique Ponce. Una reseña de la revista taurina "El Ruedo", hizo mención de las circunstancias de su muerte, señalando que la causa inmediata de la misma fue por una operación de traqueotomía, a la que había sido sometido como consecuencia de una oclusión intestinal. Al parecer, su padecimiento fue provocado por graves cornadas de antaño recibidas durante su vida profesional. "Rafaelillo" tenía 59 años de edad.

Lamentablemente, "Rafaelillo" nunca pudo ver y disfrutar el éxito alcanzado por su sobrino-nieto Enrique Ponce Martínez, quien se convirtió en máxima figura del toreo mundial y uno de los matadores de toros más importantes de la historia.

Enrique Ponce, vino al mundo en Chiva (Valencia), el 8 de diciembre de 1971. Sin embargo, don Leandro Martínez, abuelo de Enrique Ponce por parte de madre, fue testigo del talento y la grandeza de su nieto como torero. El abuelo, significó un gran apoyo para Enrique, durante sus primeros años de carrera taurina, siendo su descubridor, consejero y promotor. Don Leandro, había sido novillero y se apodó "El Motillano", ya que nació en Motilla de Palacar (Cuenca), el 13 de marzo de 1913. Falleció a la edad de cien años en 2013.

El recordado Rafael Ponce "Rafaelillo", tío-abuelo del gran maestro Enrique Ponce. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Enrique Ponce, como homenaje de recuerdo, inauguró una calle en la barriada malagueña de Campanillas con el nombre de su tío-abuelo Rafael Ponce "Rafaelillo" en 1992, cuando muy joven, apenas comenzaba su extraordinaria y ejemplar carrera profesional, luego del célebre indulto al toro "Bienvenido".

Afortunadamente, mi abuelo Florencio Gómez Núñez, lo pudo ver torear, recordando ese momento: "Enrique Ponce me gustó mucho como lidiador por su arte, clase y sus buenas maneras de interpretar el toreo. Actualmente, él está perfilándose como la máxima figura. Tuve la oportunidad de verlo en la corrida del 60° Aniversario de la Maestranza de Maracay en 1993, actuando con "Morenito de Maracay" y Alejandro Silveti. Enrique Ponce es sobrino-nieto del matador de toros Rafael Ponce "Rafaelillo", quien fue gran amigo mío".

Rafael Dupouy Gómez, autor del artículo, en compañía del gran maestro del toreo Enrique Ponce en Maracay, Venezuela. Año 1993. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Dedico este artículo con especial cariño y admiración al maestro Enrique Ponce, digno descendiente de aquel torero de antaño Rafael Ponce "Rafaelillo", quien a pesar de las dificultades sufridas en su carrera, logró cosechar importantes triunfos y destacarse como un magnífico matador de toros y una gran persona.

Rafael Dupouy Gómez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores

Feria de Tovar - del 05 al 08 de Septiembre