31/3/18

Fallecieron dos grandes señores taurinos de tronío, Don Kike Rosales y Don Luc Jalabert

Luc Jalabert: Padre del torero Juan Bautista Foto: france3-regions.francetvinfo.fr

Kike Rosales: Un paladín fundamental como comentarista deportivo y taurino en Venezuela. Foto: noticias24.com

por: Rubén Márquez

Han fallecido dos grandes señores taurinos de tronío, Don Kike Rosales, venezolano, tachirense y Don Luc Jalabert, francés, arlesiano. Ambos personajes de sobrada influencia taurina en sus países nativos, por su gran aporte a la Fiesta Brava. Esta semana la faena de la vida les propino prematuramente certera estocada. El universo taurino ha quedado consternado por tan irreparable pérdida. QEPD ambos.

No me voy a referir a nuestro coterráneo, ya que la avalancha de manifestaciones de pesar y cariño que se ha difundido en Venezuela, por las redes sociales y los medios de comunicación, denotan cabalmente las valiosas cualidades humanas del gran Kike.

Sólo me resta manifestar el dolor que me aflige por la temprana y deplorable desaparición de quien fuera un paladín fundamental como comentarista deportivo y taurino en Venezuela. Que Dios lo acoja en el ruedo del divino paraíso.
Ahora me referiré, con gratitud y condolencia a la personalidad de Don Luc Jalabert, quien perteneció a una dinastía taurina gala de gran solera, la cual inició su abuelo paterno “Alphonse” en los albores del siglo XX, cuando se popularizó como domador y criador del caballo Camargués (Los famosos "Crin Blanc", raza autóctona de la Gaule), y también como criador de toros bravos. Su pasión por el caballo lo hizo cabalgar más de 8 décadas en sus 98 años de existencia. Perteneció junto con el famoso “Marqués de Baroncelli”, quien fuera amigo del legendario “Buffalo Bill”, a la hermandad de "Los Guardianes", que se encargaba de cuidar los caballos blancos, los toros cimarrones y la fauna silvestre de La Camarga y las Marismas del Ródano. Murió un Viernes Santo, como ayer, del año 2000. A sus exequias asistió el Ministro de Justicia que le rindió un emocionante homenaje. Con seguridad que continúa cabalgando sus corceles nevados en las marismas celestiales. Lo sucedió su hijo Louis, padre de Luc, agricultor y ganadero. Con ese linaje y en un ambiente campestre se formó Luc, quien comienza su aventura taurina en el rodeo Camargués, también fue domador de potros con su hermano y su abuelo, luego se inició como rejoneador, tomó la alternativa en Mejanes de manos de Álvaro Domecq en 1978 y la confirmó en Lisboa en 1980. Pero un novillo en su finca de la Chassagne le produjo heridas severas que lo forzaron a retirarse anticipadamente del rejoneo. Junto con su hermano Marc inicia un periplo como empresario taurino. Gerenció varios ruedos franceses, Mejanes, Saintes y principalmente Arles su lar natal. Llegó a ser un polifacético taurino, criador de toros, empresario, apoderado de Ginés Cartagena y de su sobrino Andy, así como también del matador Antonio Ferrera.

Para continuar la dinastía Jalabert, su hijo Jean-Baptiste (Juan Bautista), se convierte en el primer matador de toros arlesiano y uno de los más distinguidos toreros franceses.

Tuve la grata oportunidad de compartir con Luc, algunos destilados escoceses en varias ferias del sol, donde pude apreciar su calidad humana, sencillez y simpatía. Luc fue un gran conocedor del mundo del toro, un bastión importante para la tauromaquia francesa y su pérdida constituye un gran quebranto para el universo del toro bravo.

En el año 2016, encontrándome con mi señora, de visita por el Coliseo de la ciudad de Arles, nos topamos con Luc, quien tuvo la gentileza de atendernos con esmero, nos guio personalmente un valioso e interesante recorrido por el anfiteatro romano, que entonces regentaba.

No podía dejar pasar la oportunidad de hacerle un póstumo agradecimiento a Luc y enviarles mis palabras de condolencia a sus familiares, particularmente a Juan Bautista, quien continúa manteniendo el alto relieve la Dinastía Jalabert.

Los decesos de Luc y Kike dejan un gran vacío en el mundo del toro francés y venezolano.

Rubén Márquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores