10/10/17

Animo Colombito...!

La alternativa ya no podrá ser en la plaza de primera más antigua del mundo, pero podrías tomarla nada menos que en la Plaza de Acho, la más antigua del Continente y único coso histórico de América. Foto: lasprovincias.es

por: Eduardo Soto Alvarez



Jesús Enrique, todos te deseamos fervientemente una pronta recuperación y ten presente que los percances, aún los más inoportunos, añaden experiencia, aunque el maestro Pedro Romero, lidió miles de toros sin conocer el hule, pero esto es simplemente un caso excepcional.

La alternativa ya no podrá ser en la plaza de primera más antigua del mundo, pero podrías tomarla nada menos que en la Plaza de Acho, la más antigua del Continente y único coso histórico de América, donde hasta la fecha, con excepción de Joselito Torres (quien se presentó como novillero en 1949), los únicos toreros venezolanos que han pisado sus arenas son los Hermanos Girón. César, el del más rotundo triunfo que se haya presenciado en esa plaza; Curro, el criollo que más veces ha hecho el paseíllo; y Rafael, que se presentó en par de ocasiones, una alternando con sus hermanos.

Tendrías oportunidad de recoger el Testigo, tras más de cuatro décadas de ausencia venezolana del coso de Acho, al recibir la Borla de Sebastián Castella, una de las actuales figuras del toreo, con un testigo como Ginés Marín, joven diestro que ya figura en los primeros puestos del escalafón y quien precisamente suplirá tu ausencia en Zaragoza.

Tal honor entraña a la vez una gran responsabilidad, pero confiamos que sabrás resolver el compromiso con tu brillo habitual, aunque no será posible igualar el apoteósico triunfo de César, por cuanto ya no se premia con trofeos de tal naturaleza, pero tu palpitante realidad hará sin duda florecer más de un recuerdo de la Época de Oro de la torería venezolana.

Cuando un aficionado entra a la Plaza de Acho, empieza a vibrar y se le acelera el pulso, al pensar que allí se ha oficiado el toreo por casi dos siglos y medio; me imagino lo que sentirá un matador de toros que además toma su Alternativa. Pero Colombito sabe bien que cuenta con su temple tachirense, el bagaje producto de la práctica (que a veces no se adquiere ni siquiera con los años) y el colosal aluvión de buenos deseos de todos tus compatriotas taurinos, para el naciente Coloso de la Fiesta Brava.

Eduardo Soto Alvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores