5/6/17

Curro Díaz, Bautista y el toricantano Vanegas, una oreja cada uno en Vic-Fezensac

Pasea el trofeo cortado a su primero. Foto:Isabelle Dupin - aplausos.es

FERIA DE PENTECOSTÉS
Curro Díaz, Bautista y el toricantano Vanegas, una oreja cada uno en Vic-Fezensac

El venezolano, además, dio una vuelta al ruedo a la muerte de su segundo en una tarde en la que el francés destacó por la hondura de su toreo

tomado de: aplausos.es por: Jean Louis Haurat

Abrió plaza un toro de Alcurrucén que cortó por los dos pitones y sacó una embestida muy sosa de salida. Entró tres veces al caballo, peleando sin clase y saliendo suelto de cada embroque. Esperó en banderillas, dificultando la labor de la cuadrilla. Manolo Vanegas brindó a su padre la faena de muleta. Labor de mucho mérito, muy digna, técnicamente perfecta y muy equilibrada. Demostró sabiduría el toricantano, que salvó todas las dificultades que le presentó el toro. Mató de una estocada que bastó y paseó una oreja merecida.

El sexto, alto de agujas y bien armado, fue violento y sin clase al caballo en dos entradas de las que, además, salió suelto. Vanegas, que quitó por chicuelinas, ejecutó después una faena muy digna, en la que plantó cara al toro en el centro del platillo. Faena adaptada a las condiciones de la res, técnicamente buena. Hubo especial acople en una serie diestra. Terminó con naturales, dosantinas, manoletinas y media lagartijera. Aplausos al toro en el arrastre y vuelta al ruedo tras aviso para el torero.

El segundo, un toro muy serio, salió suelto del peto en tres entradas. Bautista quitó por chicuelinas rematadas con torera media en su turno de quites. Curro Díaz, por su parte, empezó con buen criterio sobre la mano derecha. Corrió por ese lado bien la mano en varias series de mucho acople, rematando con un trincherazo y un cambio de mano sensacional. En cambio, los intentos con la izquierda resultaron vanos. El toro no acabó de emplearse y humillar. Dejó una estocada entera ligeramente ladeada que resultó fulminante. Oreja.

El cuarto, de mucho trapío y pitones, se mostró apagado de salida con el capote. Entró dos veces al caballo, peleando sin codicia, como sus hermanos anteriores. Orientado en banderillas, dio pocas opciones en la muleta a Curro Díaz, que lo intentó sobre ambas manos. El toro tendía a puntear al final de los muletazos, desluciendo mucho los enganchones. Al final, el linarense optó por abreviar. Pinchazo sin soltar y una estocada entera muy caída.

El tercero, otro alcurrucén de mucho trapío, tomó dos puyazos sin clase. Complicó la tarea de los banderilleros pues esperaba y no se arrancaba. La violencia y la tendencia a rebrincarse del animal fue bien corregida por la excelente técnica de Juan Bautista. Faena de menos a más, mandona y segura sobre los dos pitones. Lució especialmente toreando sobre la mano derecha, por donde hubo hondura. Intentó entrar a matar recibiendo, pinchando arriba. Dejó después una estocada contundente ligeramente ladeada y fue premiado con una oreja.

El quinto, con el hierro de Lozano Hermanos, otro toro muy bien presentado, serio y agresivo de pitones, derrochó en la muleta la misma violencia que exhibió en el caballo. En el último tercio, además, derrotaba en los pases, tropezando en varias ocasiones la muleta. Lo intentó todo Bautista, superando con profesionalidad las dificultades. Acortó distancias al final de la faena. Montó la espada y dejó una estocada corta refrendada de dos descabellos.

Vic-Fezensac (Francia), lunes 5 de junio de 2017. Feria de Pentecostés. Toros de Alcurrucén y Lozano Hermanos (5º). Corrida muy bien presentada pero mansa en el caballo y de escasa raza. En la muleta se dejaron algo más los tres primeros. Curro Díaz, oreja y silencio; Juan Bautista, oreja y saludos; y Manolo Vanegas, que tomaba la alternativa, oreja y vuelta al ruedo tras aviso. Entrada: Casi lleno. Vanegas tomó la alternativa con el toro "Cumbre-Alta", nº 150, de pelo colorado bragado meano y nacido en 12/11. Es la primera alternativa concedida en la historia de esta plaza. Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de Philippe Cuillé, ganadero, empresario de Alès y apoderado de Manolo Vanegas, fallecido en marzo de este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores