27/4/17

Torero de Historia

El Torero de Linares tiene singular recuerdo y página especial en el devenir taurino andino merideño venezolano. Foto: El Periódico Extremadura

por: Giovanni Cegarra

Justo este jueves 27 de abril cuando cumpliría sus 70 años, rindo este póstumo homenaje desde Mérida, a Sebastián Palomo Martínez Palomo Linares ya en el reino celestial; torero de historia en nuestra Plaza de Toros Monumental Román Eduardo Sandia, hoy día en plena celebración de su Año Jubilar en la cual El Torero de Linares tiene singular recuerdo y página especial en el devenir taurino andino merideño venezolano.

Gracias al apoyo histórico estadístico del aficionado taurino Pedro Rivas, recordamos que Palomo Linares tuvo actuación en ocho corridas de toros de las Ferias del Sol en las que cercenó cinco orejas, adjudicándose el Sol de Oro en la VIIª Feria del Sol 1975.

Torero de historia en la Monumental Román Eduardo Sandia a la que le dió renombre regional, nacional e internacional, por la década de los años 70 en las Ferias del Sol de esa época, nos recuerda Pedro Rivas que debutó en la primera corrida de toros de la IIª Feria, un sábado ocho de febrero de 1970, lidiando un encierro de la ganadería mexicana Valparaíso, alternando con su coterráneo Manolo Cortez y el venezolano Efraín Girón, todos cortaron una oreja esa tarde, repitiendo Palomo al día siguiente, el domingo 09 de febrero, con toros mexicanos de Piedras Negras junto a su paisano Dámaso Gonzalez y el venezolano Adolfo Rojas.

Volvería a Mérida para la IIIª Feria del Sol en 1971, en cuya primera corrida de toros, 21 de febrero, lidia el primer toro de regalo que se da en el coso taurino merideño, un sobrero de la ganadería colombiana Las Mercedes. Regresa en 1972 para la IVª Feria del Sol, en la que corta una oreja; luego en 1973 para la Vª del Sol cercenando otra oreja y en 1975 en la VIIª dos más, cerrando sus actuaciones en la Román Eduardo Sandia en 1977 en la IXª Feria del Sol.

A propósito del Año Jubilar de la Plaza de Toros Monumental Román Eduardo Sandia valedero este homenaje póstumo de recuerdo a un extraordinario torero que hoy está en el burladero de matadores de toros de la Plaza de Toros Celestial, pendiente del futuro de la Fiesta Brava, a la que se entregó con pundonor hasta el final de su vida terrenal.

Descanse en la Gloria del Señor y olé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores