7/3/17

Jesús Nieves, en el sentido privilegiado de un sueño genial

Un hombre que adornó su vida con la pasión taurina. Foto: Archivo César Dao

* No le faltaron arrestos hasta para enfrentarse a los toros criollos

por: César Dao Colina

*DICEN, o alguien dejó escrito que, el pasado muere, el presente vive, el recuerdo queda y la vida sigue. A lo mejor, de cualquier manera, pretendemos hacer uso de esa reflexión pero amalgamando cada una de sus partes y, más, cuando se trata de un personaje que le abrió los brazos de su entrega a la Fiesta de los Toros. Un hombre quien no contó que, en cada paso como en cada paseíllo, se va dejando parte de la existencia pero, a su vez, vivificando lo que motiva que el alma torera vibre….por esa razón irrebatible, el tiempo, siempre estará allí, como un Factor K, constante, porque, quien pasa es uno aunque los calendarios muestren lo contrario. Jesús Antonio Nieves Luque, o, simplemente, Jesús Nieves, como se anunciaba en los carteles de la inefable afición práctica, nuestro respetado colega, economista, y gremialista de honda huella, ahora se propone a cabalgar con otros sones de clarines agudos, con ese transcurrir pausado y sereno, como un obispo cenando; amable, como la poesía muda que lo lanceaba como una recia gaonera garcista, o, con un natural a media altura rematado con el recrujir del acero cuando adelantaba el tercer tiempo, que sí existe, sobre una estampa que pervive en la esencia mítica de la Tauromaquia.


Jesús, no muere en el pasado…

*NI su nombre ni su imagen han pasado. ¿Por qué? Vale la razón para recordar el Programa Oficial, en festiva cita celebrada en la hoy mancillada Plaza de Toros Monumental de Valencia y el cual siempre guardamos con apremio de aprendiz. Desde esa mágica cartelería inicia nuestra amistad...


*PRIMER FESTIVAL TAURINO DE ECONOMISTAS. Organización: CeproCarabobo. *Domingo (4) de mayo de 1969-Hora: (3.30) p.m.*Reses de “Guayabita” para los Aficionados Prácticos, Jesús Nieves, Tobías Uribe, Leopoldo Gilbert, Oscar Núñez, Santiago Cisneros, Rafael Guevara y César Dao. *Despejo de Plaza a cargo del caballero andaluz, José Rodríguez Parra “Parrita”. *Presidente: Don Ernesto Romero y como Asesor, Juan Flores “Brillante Negro”. Nieves, iba trajeado de campero gris cerrado como su entorno íntimo…el redondel mostraba el logo profesional con flores.


*FUE un festejo animado con buenos aficionados en las localidades y más de cinco mil personas en ambas barreras, únicas localidades abiertas, coronándose el beneficio deseado para la institución.


*Recuerdo que estuvo brillante con el capote, sobre todo, en dos quites y, con la muleta, dejó plantado su inocultable afición; oficio y entrega.


El presente vive y el recuerdo queda…

*UN personaje como Jesús, vive en el sello estampado por el ejercicio de su profesión, que con el acopio de los encuentros conjuntado con profesionales de la Economía, en distintos colegios del país, sus fundamentos esgrimidos eran batalla y batuta dinámica a aplicar junto a los demás colegas, quienes, siempre, respetaron sus tesis y teorías. Un día, hace ya algunos soles, en una convención en Valencia, expresó-mejor dicho, sentenció-“No es de dudar que si seguimos dilapidando nuestras riquezas sin invertirlas en otras áreas productivas para lograr el reemplazo paulatino de esta terca Economía Rentista-Monoproductora, que, por naturaleza, nos caracteriza, quedaremos pidiendo créditos impagables y garantizados soezmente por las reservas plurales que la santa naturaleza nos dotó y que unido a otras conductas reñidas en contra del erario público nos pueden llevar hasta los bordes de la miseria; así se oiga exagerado”. Sin palabras, sin comentarios. Allí estriba la razón, por la cual el estimable amigo de llamadas y gestos nobles, Vive y se Recuerda sin tiempos.


Y la vida sigue…

*LA VIDA pasa, sigue, pero, el tiempo, repetimos, es el mismo porque el hombre, a su modo y manera, lo ha cuantificado hasta en segundos y sus derivados temporales. Somos nosotros quienes pasamos quedando estampados, atemporalmente, en un óleo de vivencias… como Jesús, en sus angustiosas pero sagradas tardes de festivales, donde, quizás, recordaría aquel viejo poeta, que en noche de quites de estrellas, delineó: ---El Toro muere sin morir, no es un simple juego de palabras. El Toro es dios y víctima a la vez. Muerte y Resurrección. El Toro renace en el alma colectiva como el Centauro vive en el pulso de cada uno de los asistentes a la ceremonia”…y, Jesús Antonio Nieves Luque, renace en sí mismo, pero, fuera del tiempo en aquella sombra de su sombrero cordobés, tatuada, por segundos, sobre las arenas de las plazas…por las rutas de su breve música, colores, sueños de torerías en esta locura desembocada del toro inmortal que nos invade. (*CEDA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores