5/2/17

¿Y ahora?

Vienen días muy duros pero se debe andar con prontitud para saber quién dará las corridas en enero de 2018

por: Kike Rosales

Luego de finalizado el sainete de la Feria de San Sebastián 2017 nos viene de inmediato a la mente el futuro. El 2018 se muestra con más inconvenientes dentro de lo económico para pensar en cómo hacer las corridas de la feria del año que viene. La actual situación económica tiene una influencia inocultable en poder hacer corridas en el país, ese es un problema que todos vivimos a diario y que no es nada ajeno para abrir una plaza. Los costos se disparan y nada que bajan; además la cruel campaña en contra de las corridas no se detiene, pero igual se deben dar.

Cuando se hizo la novillada y varios funcionarios llegaron a la plaza para sacar a los niños, algunos nos decían que esa decisión no se había rebatido; es decir nadie fue a esgrimir razones para “tumbar” tal argumento, que eso de “generar violencia en los niños” nadie dijo en el tribunal porque no se debería hacer. La falta de organización dentro del mundo del toro nos muestra la ausencia de un escritorio jurídico que defienda esto.

Lo otro es la publicidad; mostrar por distintos canales lo que significa una corrida de toros, la cría del mismo, el proceso selectivo y el mantenimiento de una raza que sobrevive por su propia muerte, sin corridas, el toro de lidia se acaba.

Lo otro, y lo más inmediato, es quién manejará las corridas de feria del 2018, luego de la “raya” ante el incumplimiento de pagos que generó una falta de credibilidad inocultable habría que ver cómo queda este asunto. ¿Se le “echara tierrita” a las actuales deudas? ¿Pasaran al olvido los dineros no cancelados? O pretenderán cobrar a quien se encarguen de esto el año que viene.

Ante tantas dudas dejadas en la actualidad, cualquier cosa se asoma en el horizonte y nos muestra el terrible daño que ha tenido la Feria de San Sebastián en esta LIII edición.

Singular problema a sumar, es el manejo de conseguir los dólares oficiales y que no se recurra al inalcanzable “mercado negro”; comprar en bolívares para pagar en dólares no es muy rentable en realidad. Las conexiones con el gobierno son importantes; es decir, buscar alguien que esté “enchufado” con los de arriba para poder conseguir los verdes oficiales. Si la finalizada feria tuvo el respaldo del Gobernador del Táchira y se deben dos años por no conseguir la plata, imagínese lo que sería para “otro cristiano” lo duro en conseguir el dinero.

Una tarea pendiente, es rescatar la credibilidad; que la gente sienta confianza en quien organiza y no estar con el concurso aparecido este año de apostar un almuerzo para saber de verdad antes de sonar “tararí” quiénes iban a hacer el paseíllo. La confianza se fue y los rumores de la calle muestran, más allá de la terrible decepción, la pérdida de fe; la palabra credibilidad no aparece en el diccionario cuando se habla de toros en San Cristóbal.

Aquí hay algo que nos llama la atención, cuando la gente habla de necesitar o no publicidad radial a veces sale una pregunta para disipar esa duda ¿Si se te daña la nevera donde vas a comprar otra? La respuesta es, ir a un reconocidísimo negocio; lo mismo cuando se pregunta: Quién podrá dar las corridas el año que viene? Aparece el nombre de Hugo Domingo.

No le ponen el Lic., o el Don, lo dicen así a secas; la razón es muy sencilla: Él fue el creador de esto y su credibilidad en los toros, es reconocida; muchos de los matadores que vinieron antes de este año, lo hicieron porque él puso su palabra por delante; quiere esto decir que la credibilidad está de su parte ganada por su trayectoria en el mundo taurino internacional. Pero dice que él no lo hará solo, que espera que la C.A Plaza de Toros (de la cual aún es el presidente) se encargue bajo su dirección. El razonamiento es muy sensato: participarían, entre otros, los accionistas, la Alcaldía de San Cristóbal, la gobernación del estado y la lotería del Táchira.

Quizá de esta forma, se permita que la Fiss 2018, la podamos tener el año que viene; pero mire Ud., que el camino no es fácil; para ello, habría que tener “un manejo político” muy importante para conseguir esa unión de socios en un país tan políticamente dividido.

Seguro estamos que aparecerán otras opciones, pero al menos ésta es la que sabemos al momento de escribir estas líneas, que Hugo Domingo lo haría pero al frente de la C.A. Plaza de Toros. Nos quedan muchas cosas por hacer; luchar contra la terrible ignorancia mostrada el día de la novillada, al ver còmo impedían la entrada de los niños al festejo y una demanda puesta por la esposa del gobernador contra el espectáculo; un caso muy curioso porque el mismo gobernador fue el que ayudó a conseguir los dólares en su momento.

Mas tareas: Organizar las corridas de 2018, devolverle la majestad que ha tenido esta feria por muchos, convertirlo en un evento majestuoso otra vez y sacarlo de este vergonzoso presente. Esperamos para saber si la “parada” lanzada por Molina le puede devolver majestad a la plaza, darle credibilidad otra vez y convertirla en un serial taurino importante; es decir que deje de ser este sainete en el que la convirtieron.

Vienen días muy duros pero se debe andar con prontitud para saber quién dará las corridas en enero de 2018; los días actuales son grises pero debemos enfrentarlos para aclarar esa pregunta que anda por los corrillos taurinos de San Cristóbal después de la última corrida de feria… ¿Y ahora?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores