18/1/17

Hugo Domingo Molina: Es necesaria la reorganización total de la feria de San Sebastián

El Lic. Molina fue entrevistado por los medios presentes en los previos de la Sesiòn Solemne. Foto: Elena Velásquez

* Concejo Municipal sesionó en honor a los 50 años de la Plaza de Toros

por: Elizabeth Montoya, CNP 16.806/ Jesús Sánchez, CNP 18.351/ Cristal Pacheco, CNP. 20.613

Este miércoles 18 de enero el Concejo Municipal de San Cristóbal celebró el 50 aniversario de la Plaza Monumental de Toros de Pueblo Nuevo con una sesión solemne en la que se ensalzó este medio siglo de existencia del coso taurino, como uno de los iconos de la ciudad y sitio referencial de la capital tachirense ante el mundo; además de escenario de diversos encuentros deportivos, religiosos, políticos, artísticos, educativos y sociales que cambiaron la faz de esta urbe.

La sesión solemne se realizó en horas de la mañana dentro las mismas instalaciones taurinas contando con la presencia de los concejales Jesús Salcedo, Yosmar González, Gerardo Rincón, Orlando García, Eduardo Delgado, Neida Ocariz, así como el presidente Alexis Vivas y el vicepresidente Wladimir Vivas; por el Ejecutivo municipal estuvo presente el director general, Iván Luenga; el director del Iamfiss, Miguel Reyes; acompañados por el presidente de la Comisión Taurina, Rafael Chacón, demás miembros de la comisión y la afición taurina, candidatas de la FISS 2017, gremios profesionales, invitados especiales, empresarios de la región y representantes de la sociedad civil.

El concejal Alexis Vivas, como presidente del Concejo Municipal de San Cristóbal, dio apertura la sesión –que estuvo precedida por una ceremonia religiosa-; destacando que la misma se hizo con la intención de honrar a los precursores del desarrollo del municipio San Cristóbal que con su visión permitieron que hoy disfrutemos de esta obra, que sigue prestándole importantes servicios a la cultura tachirense y sancristobalense por la infinidad de conciertos y presentaciones artísticas que allí se han hecho, además de ser epicentro de la fiesta brava en la entidad.

Seguidamente la banda municipal ejecutó las notas del “Gloria al Bravo Pueblo”, y el cronista de la ciudad, Dr. Luis Hernández, dio lectura al acuerdo respectivo que dio origen a esta sesión solemne, y el nombramiento de Hugo Domingo Molina, como orador de orden; en cuyo texto se resalta cómo desde la primera mitad del siglo XIX, la ciudad ha celebrado durante el mes de enero las habituales fiestas en honor al patrono, con un salto vertiginoso a partir de enero de 1965 cuando “un grupo de valerosos y progresistas ciudadanos lanzó con el apoyo del Ayuntamiento, la primera edición de la Feria Internacional de San Sebastián”, y con la posterior constitución, el 24 de septiembre de 1965, de la Compañía Anónima Plaza de Toros de San Cristóbal, con el propósito, de construir “edificaciones destinadas para la presentación de espectáculos y diversiones públicas, especialmente todo lo relacionado con la edificación, mantenimiento, administración y servicios de la Plaza de Toros de San Cristóbal”, según el proyecto presentado por el arquitecto Eduardo Santos Castillo.

---Los accionistas de la citada Compañía, entre los cuales está el Concejo Municipal de San Cristóbal, entre otros entes públicos, empresas y personas naturales adquirieron un terreno de ocho hectáreas en Pueblo Nuevo, iniciándose en él el movimiento de tierra en abril de 1965 y su construcción plena a partir de marzo de 1966, contando con el apoyo del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Obras Públicas. Superados todos los obstáculos, la Plaza de Toros de San Cristóbal fue inaugurada por el presidente de la República de Venezuela, doctor Raúl Leoni, el miércoles 18 de enero de 1967 con la asistencia de veinte mil personas, siendo bendecida por el obispo de la Diócesis, monseñor Alejandro Fernández Feo para dar continuación a la primera faena, pisando la arena el toro “Romerito” de la vacada colombiana de la ganadería González Piedrahita que correspondió al matador español Antonio Chenel “Antoñete”---, reza el acuerdo redactado y leído por el Dr. Luis Hernández, y cuyo pergamino fue entregado tanto a la Compañía Anónima Plaza de Toros de San Cristóbal como al orador de orden y al arquitecto Eduardo Santos Castillo.

El sueño taurino

En su discurso, Hugo Domingo Molina, designado como orador de orden por ser el “primer presidente de la Feria internacional de San Sebastián, de la Compañía Anónima Plaza de Toros de San Cristóbal y bastión fundamental del nacimiento de la nueva feria en 1965 y de su inmediata consecución”, realizó una remembranza de las fiestas patronales de los pueblos andinos, y la tradición de la tauromaquia, agigantada con la apertura, hace 50 años, de la puerta grande de la Monumental.

----Hoy hace 50 años se abrió la puerta grande de lo que fuera un sueño del Táchira taurino: San Cristóbal dejaba a un lado lo que fueran las plazas portátiles en que se escenificaron grandes corridas y espectáculos de elevada fama que dejaron constancia de que nuestra gente lo que se propone, lo realiza---, subrayó.
Resaltó que cuando apenas eran unos veinteañeros, y tras asistir a las ferias de Manizales y Cali en Colombia y ver las similitudes incluso entre las ciudades neogranadinas con la villa de Maldonado se dijeron “por qué si ellos lo hacen y tienen feria, por qué nosotros no podemos tenerla”, y fue así como el ímpetu, un millón y medio de bolívares de aquel entonces y seis meses de trabajo dieron fruto a lo que hoy conocemos como la Monumental de San Cristóbal, por donde han pasado los mejores toreros del mundo y los mejores especímenes de ganaderías españolas, mexicanas, colombianas, ecuatorianas y venezolanas.

Molina destacó que cuando el 24 de septiembre de 1965 se levantó el acta constitutiva de la Compañía Anónima Plaza de Toros de San Cristóbal, la Lotería del Táchira suscribió 38.508 acciones, “en un comportamiento temerario por comprometerse el dinero público en la concreción de un proyecto que hoy nos llena de orgullo”.
Sin embargo, dijo que para levantar ese sueño que fue la plaza, fue necesaria que una larga lista de personas suscribieran acciones, por un valor unitario de 10 bolívares, “entre ellas personas muy humildes que con una acción demostraron el amor por el Táchira”, y resaltando que desde la directiva inicial se convino en que ninguno de sus miembros adquiriría bienes en los alrededores del proyecto “y para la fecha no hay alguno que haya violado esta disposición y compromiso”.

Igualmente, resaltó el apoyo incondicional de Carlos Andrés Pérez, Raúl Leoni, y del ingeniero Leopoldo Sucre Figarella a la cristalización de esta obra, del Concejo Municipal que aportó los terrenos y la Empresa Polar por la silletería, así como el ingenio del arquitecto Eduardo Santos Castillo, y la participación de la mujer en las festividades populares, “con los nombres de Carmen Piñero, la primera torera tachirense y Ninfa Barrientos coronada como reina en 1960”.

Finalmente, Molina aseguró que “hay que buscar una reorganización total en lo que respecta a la feria de San Sebastián y al espectáculo taurino porque la feria está atravesando tiempos difíciles y necesita de un trabajo conjunto para que vuelva a revivir”.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores