16/1/17

Hugo Domingo: El Patriarca de las ferias taurinas en Venezuela

Lic Hugo Domingo Molina Colmenares se ha retirado del ruedo presidencial de la CA Plaza de Toros de San Cristóbal pero sin cortarse la coleta y el tiempo nos dará la razón. Foto arhivo: Acto del Coliseo Hugo D. Molina en Tàriba. Foto: Germàn D'Jesùs Cerrada

***** Quien iría a pensar que la otrora Feria Gigante de América y su Monumental de Pueblo Nuevo llegase a sus bodas de oro sumergida en su peor crisis taurina.

*** A esta feria de 2017 le sobrevivirá en la noticia mundial, la legendaria Vuelta al Táchira, el reinado ferial, las expos de sus pabellones hermanados entre Venezuela y Colombia, desfiles y cabalgata, eventos que no llenan hoteles y posadas por cuanto los toros con toreros de renombre son base de sostén para que la cámara de turismo se vea fortalecida.

*** Alarmas encendidas y el grito al cielo es muy fuerte.

por: Eduardo Ravell - Diario Pico Bolívar - Mérida Venezuela

Cuesta creerlo: Hugo Domingo Molina Colmenares, el hijo de la Perla del Torbes, Táriba taurina de lo que en una legendaria época fue El Portón Taurino de América con su humilde plaza en la pequeña meseta de Las Margaritas, sí señor Hugo Domingo ha puesto el dedo en la llaga de la fiesta brava, la fiesta que viene recibiendo hachazos, puntazos y volteretas de todos los diámetros; ahora mismo ha recibido un certero puntillazo más que una vara cuando deja al burel sin gas.

En la década de los años 60 Hugo Domingo Molina Colmenares recibió la licenciatura en Administración de Empresas con mención en Contaduría Pública que de inmediato le endosó el visto la legendaria Lotería del Táchira que para entonces tenía sus oficinas a escasos metros del Palacio de los leones del parque Sucre en pleno corazón de la capital sancristobalense. De ahí salió fortalecido el sueño en solera por la pasión de los toros, y un día en la vida irse hasta Madrid sin concoer a nadie ni nada parecido en la capital ibérica que lo presentara como un taurino venido del otro charco tras pasar el Atlántico.

Como lo haría? Pues algún día muy cercano nos lo contará con glamour; ganarse a pulso y buen verbo andino el cariño y la confianza que poco a poco se fue cosechando para que los toros se mudaran de la placita de toros de La Concordia hasta Pueblo Nuevo. Historia que todos conocemos para traerse a Manuel Benítez “El Cordobés“ la figura del morbo en su momento, sembrar afición en todo el país para motivar a los vecinos emeritenses a que se sumaran pasiones taurinas que hoy todos conocemos y que como cosa curiosa es la Monumental de toros “Román Eduardo Sandia“ el ícono que también llega sus bodas de oro el próximo diciembre.

Es por eso que dicen que los tiempos de Dios son perfectos y en la tauromaquia no hay excepciones. Por lo anterior es que siempre lo hemos llamado “El Patriarca de las ferias taurinas en Venezuela“ por cuanto nadie como Hugo Domingo ha podido sostener tanto karma taurino; si a esto le sumamos el percance de su hijo morocho que quiso ser torero y el destino se lo impidió y a lo mejor ese percance pudo haber quitado a Hugo Domingo del medio taurino y fue todo lo contrario al contar con su calor familiar y su bastión principal Hugo Alberto y los hierros de Rancho Grande, El Prado y La Consolación.

Lo mas reciente, ha sido reconocerle en vida que el Coliseo de su lar nativo, Táriba, lleve su nombre y en estos momentos sólo Hugo Domingo sabe cuál es el camino a seguir. Lo que si podemos asegurar es que el Santo Patrono esta triste, muy triste porque el motor nervio de la fiesta brava en Venezuela ha decidido, por ahora, retirarse aunque sin cortarse la coleta, sin saber que pueda reaparecer como las grandes figuras de este apasionado arte en luces. A todas estas…

GRACIAS DON HUGO POR HABERNOS PERMITIDO DISFRUTAR DE LA MEJOR DE LAS FIESTAS, LA DE LOS TOROS DE LIDIA…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores