8/12/16

Mérida: 49 años monumentales de Oles y soles taurinos



A la  afición de Mérida a sus hacedores y a mis compañeros novilleros que una buena vez hollamos con nuestras zapatillas tan sacras arenas.

“Paquirri” inauguró la plaza con 17 años,  Faraco rompió la cinta inicial  ante  “Merideño”  y “El Cordobés”   en aquel entonces.

tomado de: blog La Tauromaquia de Csstoreño - por: Jesús Araujo  “Castoreño”.


Aun fresca en la piel de a memoria, tatuada como un recuerdo imborrable está aquella Mérida de los 60 cuando íbamos a los toros en la plaza Nuevo Circo de Belén para luego en el año 67 cortar la cinta de la emoción con la nueva y flamante, para aquel entonces, plaza de toros monumental de Mérida.

Mi corazón henchido de curiosidad y emoción aún adolescente  acompañaba a mi padre Ramón Araujo a replantear el terreno de la futura plaza bajo la mirada escrutadora del Ing. Román Eduardo Sandia,  con  la asesoría taurina de Don Luis Alipio Burguera como  comisión taurina y Don Arturo Matera como ejecutivo de turismo con la compañía de Álvaro Sandia, Virgilio Angulo Mata, German Briceño Ferrigni y otros taurinos de la época.

En Radio Universidad, hacedora de locutores merideños, allí me inicie yo;  Don Augusto Rodríguez promocionaba la obra y hablaba de cercano ferial inmaculado que proyectaría a Mérida hasta recónditos lugares del planeta.

Los pioneros taurinos  del periplo tenían en agenda a los toreros a actuar para romper a cinta de las emociones teniendo como estelaridad la presentación del hijo de la tierra que ya había actuado en la plaza Belenera en un festival con novillos de Guayabita…CESAR FARACO.

Junto al Lagunillero (César nació en San Juan pero se crió en Lagunillas) las marquesinas de inauguración anunciaban a la sensación del momento… Manuel Benítez “El Cordobés" el fenómeno de Palma del Río y al debutante en América de Sahara de los Atunes criado en Barbare: Francisco  Rivera “Paquirri, quien cortó la primera oreja en la plaza, concedida por el presidente Cárdenas, con reses de Ambaló, saliendo en primer lugar “Merideño” de Félix  Rodríguez  Antón.

Curro Girón, fue por siempre una vaguada arrasadora de orejas y trofeos; Paco Camino por siempre el Niño Sabio de Camas y Rej Juan Cañedo.

Esta corrida se dio con horario matinal ya que el día de su anuncio, llovió a cantaros sobre la  ciudad y hubo de darse al día siguiente en la mañana; y luego en la tarde: Julio Aparicio, Curro Girón la voraginal vaguada de arrases y Paco Camino: El niño sabio de Camas, con ganado de Pepe Estela, dieron por inaugurada la plaza.

Mérida es tierra de rejoneo pues en esta inicial feria actuó el rejoneador Mexicano Diego Olvera que en los carteles se anunciaba como Juan Cañedo; tardes en las que la plaza demostró el futuro nivel que le esperaba.

Gracias a esta plaza de toros surgieron valores toreros como: Ángel Sulbarán,  Nerio Ramírez,   Alfredo Parra, Alonso Díaz,   Ali Trejo,   Johnatan Guillén ,   Alexander Guillén,  matadores de toros.
También, una serie de novilleros; todos valientes y triunfadores; entre ellos: Mauro Pereira, su hermano Giovanni y su hijo Mauro David,   Néstor Rodríguez,  Enrique Torres,   Leonardo Rivas,  Alí  Quintero,  Oscar Corredor,   quien esto escribe,   Alonso Valero y otros mas vanguardistas como Carlos Sulbarán,  Chico Paredes,  Samuel Rivas, el caballero de plata Fabián Ramírez,  y el  estelar  José Antonio Salas con pasta para alternativa.

Imposible obviar a Carlos Briceño Vera,  autor de la bandera del estado Mérida con quien actuamos Nerio y yo en varias ocasiones por esos pueblos de Dios,  ante los difíciles  criollos; Carlos pasó a la historia de la plaza, al recibir la primera cornada grave inferida sobre sus arenas al partirle la  femoral un toro; sucedió al intentar realizar un quite a un burel de Don Luis Luna en un festival que toreaban Antonio Machado mano a mano con William  Cárdenas quien hoy desde España defiende la Fiesta con la AIT; fue gracias a las manos sanadoras del Dr. Luis Felipe Barreto que salvó su vida.

A la monta surgió Javier Rodríguez que  le legó su arte a sus sobrinos: José Luis,   Rafael Augusto,   Luis Augusto y Francisco Javier  llegando a ser maestro de torerías a pie el actual ganadero de Santa Fe: Otto Rodríguez Lemus, Matador de toros.

Cuántas figuras pasaron por nuestra plaza merideña que lleva el nombre del ing. Román Eduardo Sandia …de la idiomática España…del cantarino charro y musical México…de la taurina Colombia…de la gala Francia; y claro está de lo mas granado de nuestra torería.

Gracias a empresarios visionarios que le han dado sitio categoría y nivel a la plaza, entre ellos Chopera, Hugo Domingo Molina, Fabio Grisolia, Chamarú,   hermanos Rodríguez Jáuregui y en la actualidad la empresa Ramguertauro.

Mérida no tuvo el honor y la suerte de ver a un Curro Romero…a un Antonio Ordóñez Araujo…a un Santiago Martín “El Viti”…a un Luis Miguel “Dominguín”…a un Antonio “Bienvenida”e increíblemente a un… CESAR GIRON.

Sus arenas no han sido ángeles de muerte pues sobre ellas no ha rendido su vida ningún torero; solo un artista valiente y callado,  y muy buen torero, como lo fue “Músico” hermoso caballo de Rafael Augusto Rodríguez  Garcés, en una tarde  triste donde las lágrimas   llegaron del cielo e inundaron la plaza.

De la Inmaculada del 67 al Sol del 69 por insinuación del gran cronista taurino Carlos Eduardo Misle “Caremis” engalanaron las fiestas bellas por siempre como la Yaya Valecillos, Estela Moret,  Lucia Marcovich,  Marilú  Mendoza,    Benita Araujo, y tantas otras que con sus caritas andinas  de inefable belleza pusieron en alto la grácil  finura  candidez  dulzura  y  hermosura de la mujer Merideña.

Hoy cuando han pasado ya 49 años de aquel entonces, y nos paremos frente al umbral de las bodas de oro, damos gracias a Dios por tantas alegrías compartidas; entre ellas la inigualable de haber toreado en sus arenas unas cuantas veces; elevamos una oración al altísimo para que con su aquiescencia  infinita  derrame sobre la plaza intenciones divinas que la salven de la envidia y la desidia; para que proteja a los hombres de luces que se arrodillan ante su altar antes de torear, para que les de bravura y nobleza a los toros que se lidien, para que proteja a la afición cuando la plaza esté de bote en bote y para que nos bendiga a todos los que amamos la fiesta brava y mitigamos  esa pasión en ese altar de torerías como es nuestra plaza de toros monumental idóneamente… ROMAN EDUARDO SANDIA, epónimo pionero de esta obra incomparable que identifica a Mérida ante los pueblos del mundo.

UN ABRAZO PARA TODA LA MERIDEÑIDAD TAURINA EN ESTOS 49 AÑOS DE NUESTRA PLAZA DE TOROS MONUMENTAL “ROMAN EDUARDO SANDIA”  (10-12-67---10-12-16) PRESTOS A CELEBRAR LAS BODAS DE ORO EN EL PROXIMO AÑO, SI DIOS NOS  PERMITE TAN EMBARGABLE EMOCION… Feliz cumpleaños  plaza monumental…   Va por Uds.… ¡¡Castoreño en mano…!!  0416 7703846.

Todos los lunes a partir de las 7 de la noche escuche por Cordillera 104.7 FM el programa…Bravura y Valentía con Néstor Rodríguez y Jesús Araujo “Castoreño” voces en antena a través  de la radio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores