15/11/16

En torno a la Monumental de Mérida (III)

Comisión Taurina de Mérida:...integrada por profesionales, con vastos conocimientos del tema taurino, una afición a toda prueba y, además, muchos con experiencia profesoral en las aulas de la Ilustre Universidad de Los Andes. Foto archivo: CTM 2013 - Germán D'Jesús

por: Eduardo Soto

Otra de las características distintivas de la Román Eduardo Sandia, ha sido la activa militancia taurina de las autoridades que han dirigido sus festejos, su permanente afán pedagógico y su constante seguimiento del acontecer taurino nacional e internacional, lo que les permite emitir opiniones de fondo, cuando las circunstancias lo requieren.

Estos rasgos que han marcado de manera permanente el accionar de la Comisión Taurina de Mérida (CTM), se explican por su composición, las más de las veces, integrada por profesionales, con vastos conocimientos del tema taurino, una afición a toda prueba y, además, muchos con experiencia profesoral en las aulas de la Ilustre Universidad de Los Andes, la cual, por cierto, jugó un papel fundamental para hacer realidad el proyecto de la Plaza Monumental, cuyo cincuentenario estamos celebrando.

Los integrantes de la CTM se vienen renovando parcialmente para asegurar una cierta continuidad y siempre se ha tratado de mantener un similar nivel educativo y cultural, nada fácil de encontrar en otras Comisiones, pero muy apropiado para una ciudad universitaria y taurina, como lo es la Ciudad de los Caballeros.


Uno de los frutos, producto de las características que hemos venido señalando, es la publicación A los Toros, Manual del Aficionado Taurino, que ha completado treinta y cuatro años de existencia ininterrumpida y constituye uno de los rasgos únicos que acompaña las Ferias del Sol de Mérida, sin parangón en ninguna otra parte del orbe taurino.

La idea del Manual se empezó a gestar en 1979, al año siguiente vio luz en forma de folleto y se transformó en libro para 1987, cuando, además, se empezó a incorporar el Informe de la Comisión para el Alcalde, con lo cual el reporte adquiere carácter público y la CTM pasa a ser pionera mundial en transparencias de esta naturaleza.

Desde sus inicios, existió una especie de Consejo Editorial, compuesto por miembros de la Comisión, encargado de escoger los diferentes tópicos a ser tratados en cada Manual y, para 1997, se decidió seleccionar un solo tema, alrededor del cual girarían todos los escritos de cada edición anual, que puede incluir contribuciones de aficionados o especialistas en la materia, especialmente invitados por el Consejo Editorial.

El financiamiento de la publicación, constituye buen ejemplo de colaboración entre el sector privado y el universitario. El primero lo financia y, el segundo, lo imprime en sus talleres de diseño gráfico. Aunque, el año en curso, debido a la lamentable situación del país, se está tropezando con algunas dificultades al respecto.

El Manual del Aficionado Taurino, desde 1981 tiene protegida su propiedad intelectual y, en el año 2012, se creó una Fundación de carácter privado, con el fin de asegurar su continuidad y preservarlo de los avatares políticos y administrativos, que puedan presentarse en el futuro.

Dentro de las actividades cumplidas por la Comisión, referidas al entorno taurino en general, recuerdo cuando a fines de junio del año pasado, el encargado de orquestar las acciones del gobierno contra la Fiesta Brava, hizo otra entrega de su invectiva, al atacar el Poder Municipal, sobre todo el que está en manos de la oposición. De inmediato la CTM hizo público su rechazo, mediante un escrito muy bien documentado, que mereció múltiples elogios individuales, pero, hasta la fecha, ningún apoyo de asociaciones, gremios ni instituciones del país, ligadas a la tauromaquia.

Otra situación similar ocurrió, en marzo de este año, a raíz del histórico acto a favor de la Fiesta Brava, con participación de miles de aficionados y de importantes personalidades del mundo del toro, celebrado en España, cuando el Maestro Enrique Ponce leyó un Manifiesto en tal sentido. La Comisión emitió un Comunicado dando a conocer su pleno respaldo, pues su esencia es válida, donde quiera que existan personas que crean en la libertad y el derecho a expresiones lícitas en materia artística o cultural. De nuevo, el silencio no solo fue sobre el Comunicado, sino, lo que es peor, también sobre el Manifiesto en favor de la tauromaquia.

La ausencia de este tipo de apoyos, seguramente obedece a razones de distinta índole, pero, en todo caso, patentiza matices mezquinos de nuestro sub desarrollo taurino, el cual es presa fácil de envidias y malsanos afanes protagónicos, sin tomar en cuenta, los beneficios que podrían derivarse de cambiar una actitud, para nada solidaria con la Fiesta Brava.

Por otra parte, surgió también este año, un acto de particular trascendencia en el acontecer taurino merideño, cuando por primera vez en su historia, la Academia de Mérida realizó una sesión dedicada al Arte de la Tauromaquia, recibió formalmente a la Comisión Taurina y bautizó en su seno el Manual A los Toros. Este acto hace honor a la Academia, a su sensibilidad ante las distintas manifestaciones del arte y, en consecuencia, no podía ser ajena a la magia y el encanto de la Fiesta Brava. Todos los taurinos estamos complacidos y agradecidos a la Academia y confiamos que actos de esta naturaleza, formen parte habitual de su programación.

La CTM también está pendiente de premiaciones taurinas, como la de Manuel Benítez, El Cordobés, recientemente galardonado por el gobierno español, con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes de 2014 y, por supuesto, de los obituarios, mediante los cuales trata de llevar consuelo a los familiares y amigos de taurinos desaparecidos.

En vísperas de cada Feria del Sol, se suele abrir también la temporada grande de diatribas e improperios, que debe soportar estoicamente la CTM, ante la mirada impasible de la mayoría del conglomerado taurino local. Pero quizás, estas cosas pertenecen al próximo capítulo.

Eduardo Soto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores