10/9/16

Tovar/2da de Feria: Buenos toros de Rancho Grande pidieron mejores estoqueadores


* Vuelta al ruedo al segundo y al sexto más el bien merecido indulto del quinto.

*  Israel Lancho gozó al llevarse dos orejas simbólicas

por: César Omaña

TOVAR.- La segunda de Feria de La Virgen de Regla se inició con casi tres cuartos de entrada y en un ambiente fresco pero sin el rey sol. Se lidiaron toros de Rancho Grande, El Prado y La Consolación

Domingo López Chaves, sangre de toro y oro: Salida al tercio Palmas y silencio tras varios pinchazos.

Israel Lancho, plomo y oro: Vuelta al ruedo y dos orejas simbólicas tras indulto.

Jonathan Guillén, turquesa y oro: Vuelta al ruedo en ambos.

De salida Chaves recibió con  largas cambiadas de rodillas al "Playero" de Rancho Grande. Con la muleta se llevó un golpe en la cara apenas empezando con un derrote de su burel. Los exagerados gritos

En el cuarto, ya más reposado instrumentó un quite por chicuelinas. BrIndis a Orlando Faroh. Con la pañosa no pudo templar las embestidas pues llegó con fuerza a este tercio; el Molinero lo atropellaba. Silenciada su labor por atropelladas embestidas. Silencio otra vez tras varios pinchazos y descabellos, en  deslucida presentación q hizo sonar la charanga en el tendido.
 

Israel Lancho se fue a portagayola en un lance que aburrió por la larga espera que luego recompensó con largas cambiadas y serpentina apretada que arrancó los aplausos. Su faena la llevó por toreo para la galería desde tomar la muleta lidiando de rodillas su primera tanda que descubrió a un noble ejemplar que embistió a gusto a las telas y continuó por pases mirando al tendido que le aplaudieron. Para la suerte suprema quiso jugar a pedir el indulto que no correspondía. El fallo con la espada y varios descabellos lo dejaron en vuelta y vuelta al toro Molinero.

En el quinto le repitió un buen toro de salida que recibió a portagayola comprometida y lances de apuro para quitarse el tren. Con toreo pausado inició por estatuarios y muy lento se lo fue llevando con tandas de seis y siete muletazos que p presagiaban un gran toro. Pronto fue acompañado por la buena banda de música que perdió al ser enganchado con la pala del pitón derecho y caer agarrándose de los cuernos para salirse girando sobre sí. La nobleza del burel le permitió embarcarlo de nuevo en su muleta y de nuevo la banda se arrancó. Desde allí comprendió el toreo que este sí era de indulto y se ocupó de mostrarlo con tandas de no menos de cuatro muletazos. El público lo pidió con fuerza y lo valía: se regresa a Las Porqueras este Artillero, No 89 de 440 Kgs.

Guillén debió parar al tren que le saltó al ruedo luego de dar tres vueltas sin poder lancearle. Unas tandas de buen toreo valieron para arrancar la música que sonaba por vez primera en la tarde. Falló con la espada. Vuelta al ruedo.
En el sexto corrió con la suerte de otro buen toro que lidió a su estilo logrando buenas series por la derecha. La estocada pareció bastar pero no cayó y se le fue un trofeo. Vuelta al torero y al Molinero.

El español López Chaves regaló el sobrero que perteneció a La Consolación y no hubo nada qué destacar en la lidia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores