21/8/16

“Dígale que pase el quince”

No se puede andar como nos decía Mamá cuando tocaba la puerta el cobrador de filtros. Foto: aimmgmzacatecas.com

por: Kike Rosales

Hace unos años, en casa llegó una situación económica dura, papá había renunciado al periódico donde trabajaba porque habían votado un compañero: Boaneg Pernía -recientemente fallecido- porque denunció un ecocidio; ello llevó al gremialista “Tito” –como le decían a mi Papá- pedirle a su esposa Miriam, que se vistiera porque se iban a tomar cerveza, mamá se emperifolló y se fueron. Mamá también aportaba todo su sueldo para pagar la casa donde vivíamos.

El desprendimiento de Erasmo era casi monarcal, eso de buscar ser millonario nunca lo molestó, estaba más ocupado en ser feliz y “echar vaina”; Mamá y él fueron un equipo de trabajo honesto, con altas y bajas, honrando todos sus compromisos, eso para ellos era un contrato de palabra y lo cumplían.

Los toros en San Cristóbal andan por vericuetos variados, están las deudas de la empresa, la queja de la poca atención para los acreedores y el “rifi rrafe” con la alcaldía.

El pasado viernes 19/08 se reunieron la C.A Plaza de Toros de San Cristóbal y la Alcaldía, la razón: Buscar un acercamiento para dirimir las diferencias y dar las corridas en el 2017.

La intención de quitar la concesión está presente, pero en estos días sería un acto demasiado reactivo en vez de analítico y traería miles de inconvenientes; todo porque queda poco tiempo para pensar que se puede organizar tan “a la ligera” un evento tan importante donde se celebrarían los 50 años de la Plaza Monumental de Pueblo Nuevo.

Lo otro, es que el problema de los dólares es de vigencia para todos, siendo un verdadero dolor cabeza –ya lo es- si se diera lo de quitar la concesión.

La molestia indicada por la gente de la alcaldía de San Cristóbal pasa por decir que nunca les atienden una llamada telefónica para al menos ver qué ocurre; además, en la reunión pautada antes de la que les contamos en la plaza, estaba citado el Ing. Nelson Grisolía a la sede del ayuntamiento, quien no pudo asistir. El municipio también ha dejado pasar mucho tiempo y poca atención le ha prestado a la situación de las corridas en Enero 2017; como para caer en cuenta (hasta ahora) que hay problemas económicos y organizativos.

La empresa taurina, además de la situación sobre deudas que sufre, supo que quien era presidente de la Comisión Taurina dijo en un coloquio de la escuela César Faraco: “Les van a quitar la concesión”, ello pone en posición defensiva a los organizadores.

Entre tantos dimes y diretes, la plaza cumple 50 años en el 2017, y lo que esperábamos que sería una celebración por todo lo alto está sumida en un distanciamiento entre empresa y el consistorio, algo que no beneficia a nadie.

Para el próximo martes 23 de agosto se tiene pautada otra reunión entre la empresa y la alcaldía, mientras ellos están en ese “estira y encoge”, la gente que está haciendo colas hasta para echar gasolina, anda molesta.

El acto que nos volvió ciudad, lo que nos internacionalizó, la reunión de Enero, no puede andar como nos decía Mamá cuando tocaba la puerta el cobrador de filtros para el agua después de la renuncia de “Tito”, "...dígale que pase el quince”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores