22/4/16

Corridas con Apellido

Se presenta la primera corrida Cervantina en honor a Miguel de Cervantes Foto: alcalahoy.es

por: Eduardo Soto

El próximo 23 de abril se celebrará en Alcalá de Henares la primera Corrida Cervantina de España, para conmemorar los cuatrocientos años del fallecimiento de Don Miguel de Cervantes, creador del inmortal hidalgo manchego que, a lomos de Rocinante, ha cabalgado triunfalmente por todos los rincones alfabetizados del planeta.

Existen antecedentes para festejos de esta naturaleza en México, cuando tras un receso taurino de 25 años, la ciudad de Guanajuato albergó de nuevo la Fiesta Brava, al anunciarse en 2009 un par de Corridas Cervantinas, así llamadas pues se efectuaron en el contexto de la 37º edición del Festival Internacional Cervantino, importante evento cultura que se viene celebrando anualmente en esa capital del Estado homónimo.

La corrida cervantina viene ahora a sumarse a las goyescas, pinzonianas, teresianas, picassianas y pare usted de contar, las cuales iniciaron su andadura hace más de medio siglo.

La corrida goyesca de Ronda, la más conocida de este tipo de festejos, se llevó a cabo por vez primera en 1954, para celebrar los doscientos años del nacimiento de Don Pedro Romero y desde 1957, se celebra con regularidad en septiembre. La iniciativa fue de Cayetano Ordóñez, El Niño de la Palma, quien figuró en el primer cartel en compañía de dos diestros nacidos en Caracas, Antonio Bienvenida, el más destacado de la famosa dinastía y César Girón, figura legendaria de la torería venezolana. La corrida bajo la tutela del Maestro Antonio Ordóñez, se convirtió en una de las principales fechas del calendario taurino español y todo un acontecimiento social y cultural que desborda con creces los límites locales. También se celebra, a principios de mayo, una tradicional corrida goyesca en Madrid.

Las corridas pinzonianas deben su nombre a los hermanos Pinzón, famosos marineros oriundos de Palos de la Frontera, quienes participaron activamente en el primer viaje de Colón. La corrida se celebra con trajes medievales en la Plaza del Descubrimiento de esa localidad onubense, a mediados de octubre desde 2010. La VI corrida pinzoniana se efectuó en 2015, fue un festejo mixto con reses de Domínguez Camacho para El Cid, Manuel Escribano y David de Miranda, quienes cortaron dos, tres y tres orejas, respectivamente. Esta ganadería de Huelva obtuvo uno de los premios (el otro fue para Fernando Cuadri) a la excelencia ganadera, otorgados en 2015 por la Junta de Andalucía. El tercer premio taurino del año se lo llevó David, el también onubense novillero del cartel.

La corrida teresiana tuvo lugar en octubre del año pasado, para celebrar los quinientos años del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, mística y escritora española, fundadora de las carmelitas descalzas. El festejo, también medieval, fue en la plaza cubierta de la localidad salmantina de Alba de Tormes, con toros de Orive para Escribano, Luque y Juan del Álamo, los dos últimos salieron por la puerta grande.

Las corridas picassianas, son homenaje al gran pintor, escultor y aficionado, Pablo Ruiz conocido por su segundo apellido Picasso, nacido en Málaga, en donde desde 2009 se celebra el festejo en agosto. Se usan trajes inspirados en la obra del prolífico creador y en su más reciente edición Alejandro Talavante actuó como único espada, con toros de Fuente Ymbro, Victoriano del Río, Juan Pedro Domecq, Daniel Ruiz, Garci Grande y La Quinta. El torero solo pudo cortar dos apéndices al de Garci Grande.

La corrida cervantina de Alcalá de Henares, no solo casi coincide con la fecha del fallecimiento del celebérrimo autor complutense, sino también con la tradicional entrega del 40º Premio Cervantes, importante galardón al mejor escritor en lengua hispana, el que, por cierto, nunca ha sido ganado por un venezolano.

La corrida cervantina de Alcalá de Henares (al igual que las anteriores celebradas en Guanajuato), no ha estado exenta de polémica, pero, en todo caso, ya se conocen los diestros que se enfrentarán a los Victorinos en tal ocasión: Rafaelillo, Escribano y Chechu, apodo de José Ramón García, matador local que en 2015 indultó por primera vez un toro en esa plaza, de la ganadería sevillana de Buenavista, procedencia Juan Pedro.

Este tipo de corridas no dejan de ser, en su mayoría, esfuerzos de mercadotecnia taurina que siempre tratan de prever los gustos del público y aprovechar efemérides con objeto de llenar plazas y bolsillos, esfuerzos que no dejan de tener utilidad para la Fiesta Brava, en la medida que contribuyan a crear nueva afición.

Existen otros festejos con nombre que tienen carácter benéfico, a los cuales todos deberíamos contribuir para el mejor logro de sus loables fines, como por ejemplo la corrida de ASPRONA de Albacete que se celebra anualmente desde 1969, a favor de las personas con discapacidad intelectual, pero esa es otra historia…


Eduardo Soto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores