5/2/16

Mérida: Ponce construye una faena de delirio colectivo

El Maestro de la torería abrió la Puerta Grande en la apertura de la Feria del Sol. Foto: JCepeda

* El mexicano Juan Pablo Sànchez cortò oreja en su primero

por: Jorge Cepeda

Mérida.- Se dio inicio al abono taurino de la XLVII Feria del Sol en Mérida este viernes 5 de febrero; se lidió un encierro de las tres ganaderías de los hermanos Molina: Dos de La Consolación, dos de Rancho Grande y dos de El Prado. Toros faltos de fuerza en su mayoría pero tenían nobleza. El maestro español Enrique Ponce estuvo muy bien en sus dos toros a los que les cortó tres orejas para salir por la puerta grande de esta monumental.

Actuaron también: Rafael Orellana que pechó con dos toros que poco le ayudaron y el mexicano Juan Pablo Sánchez que cortó una oreja. Hubo casi los tres cuartos de entrada y una tarde fresca.

Enrique Ponce

Lanceó a la capa muy suavemente a un toro berrendo de La Consolación, que dio una espectacular voltereta; lo cuidó al caballo con un puyazo. Brindó al público y con la muleta la inició al hilo de tablas para ganar pronto los medios y darle varias tandas con su mano derecha bien hilvanadas y templadas; faena, con mucha técnica , uno solo intento por el pitón izquierdo con la ayuda. Despachó de espadazo, una chispita caída para recibir la primera oreja.

En su segundo, estuvo en Maestro, ligando templados derechazos faena que fue compuesta por él; su toro era de poca fuerza pero una nobleza sin igual aprovechada por el torero de Chivas para lucir una enormidad; desde el tendido pidieron el indulto, pero no aceptó la Comisión y entró a matar dejando estocada entera para que le dieran dos orejas y al astado vuelta a sus despojos.

La vuelta al ruedo al toro Baltazar, de El Prado lidiado por Ponce al que cortò dos orejas. Foto: JCepeda


Rafael Orellana

Con el primero de su lote, toro negro de buena lámina, poco logró en la capa; un puyazo contrario y el toro llegó con aplomo al último tercio; se le colaba por el pitón derecho, le macheteó y trató de buscar faena pero el astado le hizo sentir incómodo ya que era distraído; lo despachó de estocada caída para oír palmas .

Con el quinto, el tovareño Orellana estuvo con ganas, pero este toro de El Prado tampoco le colaboró y se iba de manos y acusaba defectos en los cuartos traseros; sin embargo, lo brindó al maestro Ponce y se fue a hilo de tablas para ir sometiendo al ejemplar a ver si le sacaba partido hasta lograr componer una faena a base de derechazos y dominio en los medios; cuajó una faena muy limpia donde el público se le entregó hasta recibir voltereta, con pinchazo y entera lo despacho para que le dieran palmas a su labor.

Juan Pablo Sánchez

El mexicano debió lidiar con otro burel de poca fuerza pero que a media altura logró componerle una faena a base de entrega; lo cuidó al caballo y esto le permitió darle muletazos de dominio y ligazón; con pinchazo y estocada entera fulminante, le dieron una oreja.

Con el último, que correspondió a Rancho Grande, de pelaje castaño, le trató de armar faena pero fue distraído y se quería ir; persiguiéndole dando vuelta por todo el ruedo, trató de agradar pero su faena la tuvo que abreviar ya que cuando entraba al engaño, el ejemplar pegaba gañafones. Tomó pronto la espada y tuvo que casarlo para lograr dejar un espadazo.

Ficha de la corrida:

Sábado 05 de febrero de 2016
Plaza de Toros Román Eduardo Sandia de Mérida
Primera del abono de la XLVII Feria del Sol.

Dos toros de la Consolación (1 y 2), dos de Rancho Grande (3 y 6) y dos de El Prado (4 y 5).

Enrique Ponce, de Tabaco y oro: Oreja y dos orejas .
Rafael Orellana, de Nazareno y oro: Palmas y vuelta.
Juan Pablo Sánchez, de Grana y azabache: Oreja y palmas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores