24/1/16

María Lorena Ramírez Cid, primera alguacililla en la historia de la Fiss

Lolita hará dupla con Silverio en el coso sancristobalense. (Foto/Jhovan Valdivia).

tomado de: diario La Nación - por: Favio Hernández - 24 enero, 2016

A lo largo de la historia taurómaca en la Feria Internacional de San Sebastián (FISS), la presencia masculina ha sido determinante y dominante en lo que a su argot respecta; sin embargo, poco a poco el género femenino ha venido tomando espacios, queriendo colarse en este fascinante y místico mundo, el cual ya cuenta con antecedentes que reseñan la figura de la dama como factor activo y relevante en la materia.

Novilleras y matadoras de toros han pisado el coso de la Plaza Monumental de Pueblo Nuevo, nombres como los de Cristina Sánchez, Mari Paz Vega e Hilda Tenorio han retumbado en tardes de San Sebastián, algunas desde su etapa novillera y, luego, consagrándose como toreras.

Pero faltaba algo, había más ámbitos en donde la mujer podía demostrar que podía desempeñarse tan bien -y quizás mejor- como un hombre; entonces surgió la joven María Lorena Ramírez Cid, quien a pesar de su corta edad posee un admirable manejo del caballo, además de llevar la tauromaquia en las venas. El pasado 30 de diciembre del 2015, la Comisión Taurina de Pueblo Nuevo, encabezada por José Neira Celis, designó a Lolita, como también es conocida, en el cargo de alguacililla auxiliar, suceso que marcará pauta en los anales de las 52 ediciones de la FISS.
Raíces toreras

María Lorena lleva la Fiesta Brava en sus venas, pues su bisabuelo, Ramón Cid, fue novillero en su juventud, la cual vivió en Madrid. La Guerra Civil Española lo hizo emigrar a Venezuela y, una vez establecido en el estado Táchira, continuó su vida taurina -aunque ya no tan activa como antes-; sin embargo, sus hijos y demás descendientes adoptaron este arte como afición y estilo de vida.
Su abuelo, José Cid, más conocido como don Pepe, incursionó en el mundo de los caballos, sin dejar a un lado a los toros, por lo que también tomaron las riendas equinas. Ahora su padre (Luis Omar Ramírez), su madre (María Lorena Cid) y sus hermanas (María Andreína y María Alejandra), llevan estas dos culturas como manera de vida.

Ramírez Cid es la unión del conocimiento taurino con dominio y control sobre los equinos, pues durante toda su vida se dedicó a participar en competiciones de esta última índole, en las cuales resultó con registros positivos. Lolita recorrió toda la geografía criolla exhibiendo sus dotes sobre el cuadrúpedo, además de varias FISS; incluso sus habilidades trascendieron las fronteras venezolanas, pues en Medellín, Colombia, se adjudicó el Campeonato Binacional de Caballos de Pasos, en categoría Infantil, en el año 2003.

Sobre el lomo de Silverio

En los primeros días del mes de diciembre se realizó una exhibición de caballos de paso en el Complejo Turístico Floriana, allí se presentó Lolita con su caballo Silverio. María Lorena impresionó a todos los asistentes al evento, entre los que estaban las autoridades taurinas de San Sebastián, quienes le propusieron ser la alguacililla auxiliar en el periplo taurino, obteniendo un contundente y seguro “sí” como respuesta.

Silverio, un equino “lucitano” de ocho años de edad, que se encuentra haciendo dupla con María Lorena desde los dos años de edad, será el aliado de esta autoridad durante los festejos taurinos que se llevarán a cabo en esta feria. Tras una breve demostración, Silverio se podría describir como un ejemplar de buenas hechuras, orgulloso e imponente, una máquina que es domada y controlada por una capacitada moza, algo que es de admirar.

Orgullo que marca historia

Entre palabras, María Lorena Ramírez manifestó sentirse “orgullosa” por tener tal distinción, la de ser la primera mujer en toda la historia de la FISS en desempeñarse en este puesto.
“Estoy muy feliz y a la vez asumo que tengo una gran responsabilidad con esta tarea que desempeñaré. Aunque me siento algo nerviosa, tengo bastante confianza en mí y sé que responderé a la altura de mis atribuciones”, declaró.

Agradeció a toda su familia por haberle inoculado esta afición por los toros y los caballos. Asimismo, tuvo palabras de elogio para Hebert Rosales, quien es el alguacil mayor, y consideró sentir un gran respaldo al estar trabajando a su lado, por lo que espera absorber la mayor experiencia y aprendizaje posible de su parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores