28/1/16

Juan Bautista y Fabio Castañeda a hombros en tarde triunfalista

Castañeda, en sus dos toros, rematando con bellas medias y revoleras muy conseguidas. Foto: Jorge Cepeda

* Tómbola de trofeos en la primera de feria.

por: Víctor Ramírez “Vitico”

La primera corrida de la feria de San Sebastián fue un festejo lleno de regalos generosos y en algunos casos hasta inverosímiles, que llevaron la corrida por unos derroteros triunfalistas alejados de lo que realmente aconteció, que fue muy poco.

La corrida de Juan Campolargo, muy terciada, dio muy poco juego, todos se pararon, terminando aconchados en tablas, lo cual deslució la actuación de los diestros.

Juan Bautista se mostró fácil, pulcro y con sobrado oficio. Ante el primero, el francés lanceó bien a la verónica y toreó como el que está cumpliendo horario laboral; es decir, hizo las cosas con facilidad, logró muletazos de buen trazo, sobre todo al natural, con un toro sin chispa, soso y flojo. Al colocar una entera caída que caló por abajo llegó por sorpresa una oreja.

Con el cuarto, se repitió la dosis, un diestro que sabe hacer las cosas, que tiene oficio, temple y buenas maneras que dejó ver en algunos naturales de buen concepto. Pero, con un toro soso noble, sin fuerza, que no dijo nada. Faena pulcra, que no se puede decir más nada de ella. Dos orejas increíbles llegaron tras una entera caída. De cuadro.

Se presentó Manuel Escribano, muy profesional, intentó justificarse con un lote chico, soso, manso y sin fuerza. Ante su primero, cubrió los tres tercios animoso, con la muleta se limitó a acosar al toro en chiqueros, con la música de inexplicable acompañamiento. Con el quinto, volvió el español a estar en profesional. Tras un tercio de banderillas arriesgado, logró una buena serie
con la derecha, el toro echó el freno de mano y ahí se acabó el carbón. Una estocada y cayó otra oreja al saco.

Castañeda, en sus dos toros. Lances de manos bajas, componiendo con el pecho, enganchando por delante, rematando con bellas medias y revoleras muy conseguidas. Un quite por lopecinas al sexto, le quedó bordado. Se la Jugó en banderillas y trató de justificarse. Imposible con su parado y tardo primero.
Con el sexto, tras abrir de rodillas la faena, todo se limitó a querer. Es decir hubo muy poco, pero hábil y con chispa, Castañeda entró a matar sin muleta, cobró una estocada fulminante de la que cayó el toro casi de inmediato y cortó dos orejas. Con la tarde ya embalada.

Sin duda fue una corrida con muchos matices. Dará qué hablar, y por mucho tiempo. Lo mejor de la tarde ver recuperado al banderillero Enzo Antequera, activo toda la tarde. Grande torero!.


FICHA DE LA CORRIDA

Plaza de toros de San Cristóbal.

Miércoles 27 de enero de 2016.

Primera corrida de feria. Poco menos de un tercio de entrada.

Toros de Juan Campolargo, terciados y de juego desigual. Nobles, parados, tardos y sosos, alguno de ellos manseó en tablas o pecaron de falta de fuerzas.

Pesos: 460, 460, 460, 435, 460 y 445 kilos.

Juan Bautista, de fucsia y oro: Oreja y dos orejas.

Manuel Escribano, de azul marino y oro: Palmas tras aviso y oreja.

Fabio Castañeda, de grana y oro: Silencio y dos orejas.

Destacaron en la brega Gerson Guerrero y en banderillas Ali Trejo y Carlos Pizuto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores