7/1/16

A Roca Rey no hay plaza que se le resista

Andrés Roca Rey, el guerrero con tez indígena del Amazonas taurino, en plan de arrollador. Foto: a hombros tras indulto de "Incógnito" en Manizales - Foto: cope.es

××××× En la capital de La Cordialidad la gente, el soberano, está ávido de feria, de toros y sobre todo porque al arrancar la Vuelta al Táchira se encienden las pasiones tachirenses por su feria. Para el tachirense tampoco hay fronteras ni muros cerrados que se le resistan, manda el soberano.

××××× A esta “roca” peruana se le ha podido perder la cuenta de las puertas grandes que viene sumando desde que tomó el doctorado en septiembre, la recta final del 2015 en Nimes. Imposible perderse su debut en Pueblo Nuevo.

por: Eduardo Ravell - Diario Pico Bolívar de Mérida Venezuela

De pronto uno no sabe cómo iniciar este tipo de comentario periodístico cuando se tropieza con un chaval de apenas 19 años con acento incaico y matices indígenas dentro de su físico imberbe.

Andrés Roca Rey es la nueva imagen de la tauromaquia por América entre las nuevas generaciones que se vienen abriendo camino y tocando fuertemente puertas entre Europa y América. Desde que tomó la alternativa en Nimes (Francia), pareciera que fue ayer, pero más bien se pasa rápido la hoja y se pierden los números estadísticos que viene recogiendo como buena cosecha desde que lo asomaron con fuerza en su fructífera campaña como novillero. Nos recuerda a José Antonio Campuzano quien tuvo que dejar a un lado al catalán Serafín Marín para poder emplearse más a fondo con este espigado espada sudamericano. En cierto modo es un joven talentoso de vastas condiciones, detalles desarrollados y mentalizado para convertirse en la máxima expresión de su país, taurino hasta la médula. Debutar en la bicentaneria plaza de Acho y alzarse con el Escapulario de Oro macizo y ante una figura de la talla del Maestro de Chiva: Enrique Ponce, ya son palabras mayores. Aquella tarde del domingo 29 de noviembre fue un collar de orejas o lo que se puede denominar en el beisbol criollo: una blanqueada de arepas entre un Caracas – Magallanes. La pelea quedó bien cazada para que el domingo 31 de enero 2016, sea la emblemática Monumental de Pueblo Nuevo de San Cristóbal cuando vea a este chaval amazónico en traje de luces debutar en el ruedo dorado ante un Ponce que sabe que no hay que dar tregua ni cuartel ante los toros de Rancho Grande.

Otro chaval que puede colarse y aprovechar aquello de “pescar en río revuelto“ es César Valencia, quien tiene el pasto en la boca tras aquel histórico indulto del toro colorado “Gestor“ de Juan Pedro Domecq y ante par de figurones como lo son Sebastián Castella, actual triunfador de la Fiss y el sevillano Daniel Luque y César no se acomplejó; ahora será con más razón verlo cerrar feria.

Total es que la mesa está servida y el toro indultado en Manizlaes por el “incaico“ Roca Rey se llama “Incógnito“ del hierro colombiano de Santa Bárbara . En pocas palabras, todo esto queda en “incógnita” para un cierre de feria inédita en los 52 años ante el Santo Patrono San Sebastián. El soberano quiere feria y los toros es el picantico que ahora mismo levanta pasiones por toda la capital tachirense que aún y con la frontera cerrada, tiene un reto como el de los alemanes y su muro de Berlín. Si a Roca Rey no hay plaza que se le resista, al Táchira no hay cierres ni fronteras que se le resistan porque la feria es del soberano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores