9/12/15

Valencia 29/11: Tarde con olor a fogón lagunero y a Leña Fina

Manolo Vanegas lo entendió y bordó la faena. (Foto: Cortesía Nikolas Babín)

*(Para mi respetado amigo y hombre de campo, don Euclides Sánchez, UCLI MANUCLI, nacido en Río Claro y afincado en Socremo con su mula ceniza y la carabina al hombro, entre colinas y bajíos ).

por: César Dao Colina

*SABEMOS, que, la nueva regla de ortografía, omite, en algunas ocasiones, las entrecomillas o el entrecomillado, pero, hoy, nos tomamos la licencia de hacer su uso para lancear unas líneas, de las tantas que hemos dedicado, en el decurso del tiempo, a contados ganaderos de reses de lidia patrios. No hace poco, y, en esta misma arena de la Plaza de Toros Monumental de Valencia, destacamos la seriedad, el trapío y la clase burilada del hierro brangelero de Pira-Pira, TARAPÍO...



Una dedicatoria con tantico de historia

*Y, hoy, dedicamos este brindis al señor-suena más bonito señor, ¿verdad?- Euclides Sánchez, padre,-UCLI MANUCLI- quien fue el fundador de la vacada de Laguna Blanca en las tierras verde agua de Socremo, entre Yumare y Aroa, bordeando un tantico con el estado Falcón, con aquella sangre ardiente y lanceada por el sol de Carora, Los Aranguez, de los distinguidos aficionados, ganaderos e industriales, los señores Riera Zubillaga enyuntados con el doctor y docente emérito, Alberto Ramírez Avendaño y, asimismo, la mirimireña de Tierra Blanca, hierro forjado en las manos de Manolo Chopera, Sebastián González Regalado y, con todo el respeto que cabe, Pajarito Aguerrevere. Hoy, su hijo, del mismo nombre, cambia los genes por la línea de Parladé.

Y el novillo-toro "Leña Fina" levantó el tendido

*COMO la afición conoce, el pasado (29) de noviembre, se celebró un mano a mano entre dos esperanzas toreras: Manolo Vanegas y Jesús Enrique Colombo, quienes cortaron tres orejas cada uno y abrieron la Puerta Grande de El Palotal. Par de triunfadores; dúo de obligada espera.


*EL TERCERO de la tarde de nombre de "Leña Fina", No. (1), con Kgs. 410; capa castaña tostada; ojalado- y no ojo de perdiz porque no tenía la aureola rojiza- bien rematado, con pecho, cara armoniosa y culata con buenos riñones arrancándose más allá de la segunda raya concéntrica al meter la cabeza debajo del estribo, dos veces, tras su alegre aparición, muy ovacionado y rematando muy bajito en todos los burladeros.


Y cuando llegaba el Tercer Tercio...

*COMENZABAN a calentarse los tendidos, cual fogón madrugador de don UCLI en la entrada de la madrugada, cuando, la laguna que está cercana a la colina de patos picos rosados, puntea en azules verdosos los vuelos de los pericos cara sucia, las paraulatas rabos blanco y la vacada adormitá, mientras, las sogas enceradas, cuelgan del botalón más allá de la tristeza de los caobos que mira el camino de la bravura, del esfuerzo del hombre que ama su tierra, de los riesgos entre la Apasionada Entrega; esa que inmortalizó solamente a Pepe Alameda en el mundo.


Y la Plaza entre remolino de ovaciones

*EL TORO BRAVO, en su esencia, es el único elemento que puede hacer regresar a la masa a los escaños aunado a una acción agresiva de los aficionados para vivificar el espectáculo tambaleante; tal como decía Nicolás Babín con su foto cortesía.

*MULETAZOS de rodillas abrieron la faena sólida, con oficio y poder de resolución de Manolo ante "Leña Fina", que no se cansaba de embestir como mentaba el poeta Villalón; series de redondos, naturales y cambios de muleta por la cintura llegando una vez el novillo-toro a rozarle los machos de la taleguilla. Desplazamiento a raudales dentro de la seriedad de sus embestidas que hizo todo Importante. Entre el caprichoso pasodoble Campanera, prosiguieron las tandas ajustadas ligando los forzados de pecho, de pitón a rabo. Capetillinas, dosantinas, molinetes sacaron del armario lo que habían escondido muchos. No cabía más paroxismo colectivo, el tendido solicitó el indulto no atendido, acertadamente, por el presidente Fernando Yamín; luego, vino el ¡espadazo en todo lo alto que hizo rodar a "Leña Fina" como ovillo de costurero!...vuelta al ruedo por su bravura y, para no regatear, vimos a más de un aficionado en vivas lágrimas sin pena a nada; ¿pena de qué?..

*HONOR a sus ganaderos, allá, en Socremo, donde una vez, en una tarde, viví (10) años más...


César Dao Colina
Cronista

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores