9/11/15

Ureña corta oreja con los Miura

La oreja en buena lid de Paco Ureña Foto: Luis Sueyras

* Crónica Especial para la afición venezolana desde Lima

por: Alfredo Silva-Santisteban D.

Torear toros de Miura implica siempre una aventura hacia lo desconocido. La legendaria ganadería de divisa verde y grana impone mucho respeto. Son toros agalgados, zancudos, de distinto tipo y juego, que pueden cambiar de un momento a otro y desarrollar sentido. El aficionado que acude a los tendidos, no debe esperar una gran estética sino más bien dominio y poder de los toreros de turno. Es una ganadería que por más de siglo y medio no ha sufrido mayores cambios en sus encastes originales. Los pocos matadores que hoy torean Miuras, las llamadas corridas duras, si salen airosos de una tarde en la que el peligro estuvo presente, renuevan el concepto de valor y dominio en el universo de la tauromaquia. Acho apreció una tauromaquia antigua, faenas de lidia y de castigo cuando fue necesario antes las brusquedades que a lo largo de la lidia presentan estos toros que no se lidiaban en Lima, desde el año 1983.

La oreja en buena lid de Paco Ureña.-

Al sexto de la tarde Paco Ureña logró cortar una oreja a “Ofensivo” de 542 kilos, zancudo, alto y de buen juego en la muleta. Compuso una faena destacada en la que logró someter al burel y ligó buenas series de derechazos templados que remató con pases de pecho. Fue cogido espectacularmente pero afortunadamente sin mayores consecuencias. El toro de gran lámina, tuvo recorrido pero no por ello dejo de infundir el peligro de un ganado que tiende a desarrollar sentido y es incierto por las dificultades que presenta para ser sometidos y entregarse. Conmocionado regresó Ureña luego de la paliza y logró naturales de bella factura. Pinchazo en buen sitio y luego una estocada entera que fue suficiente, dieron lugar a la aparición de pañuelos blancos mayoritarios. Oreja con el beneplácito del público que salió contento de la plaza.

Al primero que era el tercero de la tarde, “Pajareño” cárdeno con 475 kilos, recibió dos buenos puyazos y luego se emplazó en el tercio de banderillas. Paco inicio su labor a media altura en los medios, el toro venía siempre con la cara en alto sin humillar. Pese a ello, el matador intentó tandas por ambas manos con mucha voluntad pero el toro deslucido y el de menos calidad de la tarde no colaboró. El toro fue pitado en el arrastre.

Rafaelillo.- justifico plenamente su buen momento y su buen dominio en los tercios. Si bien cumplió en ambos toros, destacó más la labor de su segundo toro “Hurón” de 505 kilos, el cuarto de la tarde, bien presentado, bragado y serio. Lanceó de rodillas en tierras con verónicas con aroma añejo, recibió hasta 3 puyazos, el último corto y hubo un gran par de banderillas del subalterno nacional Dennis Castillo que lo obligó a brindar. Fue un toro con peligro sordo, muy complicado que se venía de frente hacia el matador. El diestro toreo con piernas para tratar de domeñar la embestida, con muletazos de pitón a pitón, doblándose con el toro, demostró su valorada técnica. Al entrar al volapié se vuelca sobre los lomos pero deja una estocada que cala al toro. Retira la espada, pincha y luego una entera. Se silenció su labor.

En el primero de su lote, destacaron sus largas cambiadas de rodillas, verónicas con empaque, el gran puyazo del picador nacional César Caro, en todo lo alto. El toro buscaba en todo momento al matador que con entrega y voluntad justificó sus triunfos del presente año a los bravos de Miura. Silencio.
Escribano.- Le tocaron en suerte el segundo y el quinto de la tarde. En el quinto, el sevillano se fue a porta gayola para recibir a “Aquilito” de 545 kilos, zancudo y engatillado. Luego lanceó finamente a la verónica y solo recibió un puyazo dejándose entero al toro que a lo largo de la muleta desarrolló mucho sentido. Hizo lo que pudo con un toro muy complicado que se vencía por ambos pitones y no entregaba al matador. Escribano ejecuta el tercio de banderillas pero en esta oportunidad no estuvo destacado. La afición comprendió la labor del diestro que enfrentó con valor a ambos toros y solo logró momentos de lucidez.

En suma, una tarde que tuvo dos partes. Los tres primeros toros que estuvieron justos de presencia y los segundos del tercero al sexto, que si tuvieron el peso y trapío de esta legendaria ganadería que fue recibida con entusiasmo por los aficionados. La feria organizada por Citotusa viene bien y esperamos que siga así. La próxima semana debutará Lopez Simón, triunfador de la temporada española que debuta en Acho.

Nos vemos en el tiempo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores