13/11/15

Monumental México… la parodia de la oreja de oropel

Foto:torosenelmundo.com

El venezolano Benítez: Saludó en el tercio tras aviso

tomado de: José Mata - torosenelmundo.com

Ante una entrada paupérrima, acaso unos tres mil parroquianos en numerado, dos en sombra general y uno en sol general, en a Monumental Plaza de Toros México, se ha lidiado un IMPRESENTABLE encierro anovillado de Gómez Valle, todos en su conjunto han resultado mansos, descastados, inválidos;, el segundo se partió el pitón cuando se estrelló en un burladero, por lo que salió un manso y descastado ejemplar de Los Ébanos. Ha resultado una AUTÉNTICA VERGÜENZA la presentación de la ganadería de Gómez Valle, ojalá y en muchos años no vuelva a regresar, hasta que habite en su dehesa la casta y la bravura.

Gerardo Adame: Saludó en el tercio con cierta petición de oreja.

Leonardo Benitez: Saludó en el tercio tras aviso.

Fernando Labastida: División de opiniones

Christian Aparicio: Silencio tras aviso.

Israel Téllez: Silencio tras aviso.

Angelino de Arriaga: Silencio.



Detalles:

Ha presidido el festejo el enemigo de la Fiesta número uno, el antitaurino Chuchito Morales, responsable de haber aprobado ese océano de pequeños que se lidiaron esta noche.

Se le ha otorgado sin ningún merecimiento la Oreja de Oro a Gerardo Adame, quien por cierto, la recibió discretamente de manos de Paco Dóddoli, y de inmediato se la dio a su subalterno, entendemos, que el propio Gerardo Adame, comprende que conquistar un trofeo de este nivel merece muchísimo mayor sustento.

_________________

Se ha celebrado la contienda por la Oreja de Oro de la Asociación Nacional de Matadores de toros y novillos, rejoneadores y similares, como si hubiera sido la parodia de aquellos festejos en verdad gloriosos.

Sí, aquellos festejos en los que al final de la temporada grande contendían los triunfadores, y salían a conquistar el triunfo con todo.

Este festejo en cuestión ha estado desangelado… tan desangelado… tan intrascendente, que por una salidital al tercio y cierta petición de oreja, Gerardo Adame, se la ha llevado.

Una orejita de oropel… sí, que es posible que brille, pero carece de todo sustento.

Ha estado correcto en los procedimientos, con el capote, quizá, un tanto nervioso al principio, luego ha impresionado su entrega en una faena que tuvo sinceridad en su expresión, pero que faltó y mucho para estar a un nivel de altura. Es posible que esas manoletinas haya impresionado al público, porque la estocada ha quedado caída y tendida, lo que no nos habla en su conjunto de un gran triunfador; simplemente de un joven torero con grandes posibilidades, pero serias limitaciones por el momento.

Como se despatarró el pequeñajo de la ganadería titular, salió un astado de Los Ébanos que ha sido manso. Cumplidor ha estado Leonardo Benítez, quien intentó llevar al burel al caballo, pero huyó en un primer encuentro; después le obligaron volver acudir, y el jamelgo debilucho, posiblemente, por la dosis excesiva de anti estrés, no aguantó el encuentro y… quedó recostado en la arena durmiendo el sueño de los justos. Por lo que intentaron llevar al bovino, con el picador de la querencia, y le han dado otros dos piquetillos de mosquito, para salir huyendo con velocidad de vértigo.

Entusiasta ha estado con las banderillas las que ha dejado a toro pasado. Con la muleta no pudo hacer un prólogo importante, porque el toro huía.

Hasta que de pronto cerca de tablas le extrajo vertiginosa serie con la derecha, que al entusiasmo del festivo público le gustó. Otra serie de dos pases rápidos aunque voluntarioso, para terminar con un océano interminable de molinetes. Media tendida, reprobable exceso de rueda de peones, un aviso y saludó a la paupérrima asistencia en el tercio.

El señor Labastida era el otro confirmante, así que le correspondió un mini-pequeñajito deGómez Valle, que fue protestado, sin embargo, permaneció en el redondel, por ello, de pronto se escuchó un grito contundente:

“¡Confirmaste con un chivo compadre!”.

La faena del señor Labastida ha resultado insípida y hasta encimista, con una ovejita remilgosa que se negaba a embestir. De pronto, al ver tan extremada docilidad en el pequeñajitito, Labastida, que pareció no darle importancia y el pequeñín hizo por él dejándole dos aventoncillos, que por fortuna no le hicieron nada. Fatal estuvo con el acero y escucharía las palmas de sus amigos, familia y demás; mientras que la mayor parte de los asistentes le pitaba.

Cristian Aparicio, con Sueño mío, otro manso, descastado débil, que aventó cornadas de manso al caballo. Estuvo voluntarioso, aunque pareció que faltó mandar con el manso al que le daba cuartitos de pase, y eso no puede conducir a una faena de importancia. Estocada trasera y desprendida, y un aviso.

Israel Téllez nos sorprendió gratamente con Fuego lento, con lances correctos; para en quites dejar bien logradas chicuelinas. Ha estado voluntarioso y decidido en banderillas, destacando el segundo y tercer par. Inició bien su faena con pases por abajo, para sumarse dos series con la derecha que celebró el público. No obstante, la asfixiante mansedumbre y agobiante descastamiento, hizo que el toro se rajara y ni en la querencia embistió. Rompió el justo equilibrio de lo que tiene que durar una faena, por lo que escucharía un aviso, antes de dejar dos pinchazos y un descabello.

Angelito de Arriaga cerraría plaza, pero tuvo otro pequeñajito tan manso, que no le permitió lucir da capa; mientras que con la muleta se acentuaron todos…. absolutamente todos los defectos, y el bovino hizo notar que era un manso de solemnidad. Una entera que cala al astado, y que puso punto final al compromiso nocturno.

En fin, que al final del decepcionante festejo, dio la impresión de que además de equivocar a sus agremiados, regalan recuerditos de oropel; hubiera sido mejor y más digno declarar desierto el triunfador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores