10/10/15

¡Ay, Valencia señorial, ni lavaron, ni prestaron la batea

¡Ay Valencia Señorial, es que les vieron caras de B………….! ... Aceptando faraónicos ofrecimientos que se fueron diluyendo ante la escases de jabones responsables,

por: Juan Mariano Monasterios Bernal

Ni se lavaron los trastos sucios del pasado, por arrebatárselo a la empresa que invirtió con jabones y bateas de grandeza el año 2014, lavando los aperos de ese triste pasado con festivales para las escuelas taurinas en prestigiosos centros sociales de la ciudad; la efímera actual ni siquiera ofreció festejos menores.

¡Ay Valencia señorial ni lavar, ni dejar lavar aunque sean las medias por zurcir con los hilos de la suspensión! ¡Ay Valencianos tan exigentes como ilusos! Ni se prestó la batea en la Valencia Señorial para que la empresa del año pasado u otra cristalizara los anhelos de los aficionados valencianos, dándole el espaldarazo necesario para conseguir las divisas arteramente necesarias para tal fin, se truncaron todas las esperanzas de que la Feria Internacional en Honor de Nuestra Señora del Socorro volviera a engalanar sus más preciados atavíos de impecable lavado histórico por su maravillosa vida taurina.

Todo se restregó en el desabastecimiento total del ansiado jabón azul empresarial de turno, todo se desvaneció en las nubes negras de falsas promesas pero con muchas ajenas justificaciones; todo quedó en que no hubo quién limpiara gallardamente los suspiros de los aficionados valencianos, que ahora rumian su espumosa frustración al no poder lavar sus apetencias de ver toros en su añorada y querida feria, cambiando al oro por el moro en esta batea donde se desaguaron todas sus virtudes en un mar encurtido por la marea negra de descomunales olas de sobrada incertidumbre y, sucumbiendo en las resacas que ahogaron los Oles de la esperanza, entregándose en las manos de quien ni lavó dignamente los trastos, ni prestó la batea para asear orgullosamente los aperos! solo arrasando con todos los avíos de la ilusionada afición ¡A ya yai Maracay, U yu yui Yaracuy, es que en Valencia ni laváis, ni Prestáis la batea… qué tremenda valenciana desilusión!

¡Ay Valencia Señorial, es que les vieron caras de B………….! Que no pudieron lavársela con jabones de orgullo, ni dejaron que se las lavaran en las espumas de lo digno. Aceptando faraónicos ofrecimientos que se fueron diluyendo ante la escases de jabones responsables, ¡Que si tal figura! Para no repetir las figuras que vienen a Maracaibo la Tierra del Sol Amada; que si dará una tronco de feria, con soberanos toros y figuras triunfales…! ¡Pa Maracaibo todos, a los toros van! Ay Valencia señorial qué de promesas... ¡Que ya están los dos encierros apartados, tan cerrados como las fronteras del país de la desfachatez! ¡Que solo a los ingenuos les es escasamente justificable! Al son son del capricho se le hizo irrespetuoso asco a las dehesas venezolanas ¿Qué se pensaba? Que los ganaderos venezolanos tienen también Cara de B…………. Ni lavada y, mucho menos prestada, tan solo tienen cara que merece absoluto respeto.

Ahora no hay quien le aparte encierro alguno, exigiendo justificadamente que por lo menos, haya que dar la mitad del parné por delante, contante y sonante, sin derecho hacerlos sin jabón, ni batea para restregarse. ¡Sencillamente no hay toros lavables y, mucho menos en las dehesas batea prestable! sin entrar en él, sin honrar la batea de las deudas y, sin poder pedir batea prestable para poder lavarles. ¡Ay Valencia señorial no hay jabón responsable, ni se presta para ver quién dignamente lave!

Se vocifera por doquier, con sobrada razón ¡Es que Valencia es muy exigente! Claro que lo es ¡Pero Señoras y Señores valencianos, la humildad es aún más señorial que las ganadas exigencias! ¡Se podrá lavar con esperanza o, podrá prestarse a algún empresario con seriedad para que Lave! Es que si se dieran festejos menores con la camada de novilleros que están enjuagándose en Europa con jabones triunfantes ¿Sería descabellado organizar dichas novilladas? O en su dignidad maltrecha dar corridas de toros con toreros venezolanos ¡Que los hay, con espectacular digna justificación! ¿Que cobran en euros? ¿Que exigen dólares? ¿Que si piden los bolívares que arteramente les digne como toreros?

Disculpen ustedes Señoras y Señores valencianos ¡Es que con un par de cojones, soberanamente en sus caras se les mienta, los toreros venezolanos, Lo Valen! Claro que los valen, son los toreros nuestros, con calidad y clase que magnifican con toreras cualidades Dar una Feria humilde, los hará Dignamente Señoriales. Pero lamentablemente entre naranjales señoriales se discurren sus jugos taurinos en puras e insulsas cantinfladas que no justifican a nadie, por mucho jabón empresarial fantasmal ofertante y batea organizativa de espuma obstinadamente faltante.

¡Ni lavaron, ni prestaron la batea!

¡Qué par de efímeros cojones, tienen nefastos ausentes lavadores empresariales con aguas enrarecidas por irresponsables nubarrones de nefastas negras tempestades!

¡Habrá Doliente quien lave, que sin prestar la batea, tanto los trastos como los aperos dignamente lave!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores