11/9/15

Villa del Prado (Madrid). El efecto Colombo sacudió la tarde: 4 Orejas y 1 Rabo

Jesús Enrique Colombo ante un novillo de impresionante trapío. Foto:

tomado de: blog deltoroalinfinito - por: Hector Ortega




Arrolador el novillero venezolano Jesús Enrique Colombo.
Estuvo sensacional con un lote con cuajo y cara, dando un recital a la verónica, espectacular en banderillas, magistral con la muleta, y colosal con la espada.
David Fernández, José Ruiz Muñoz y Jesús Enrique Colombo abrían una de las Ferias de novilladas de la Comunidad de Madrid con mayor entidad de las últimas campañas: la de Villa del Prado. Sobre el papel, un encierro con garantías con el hierro de El Cotillo.

El toro que abría plaza para el novillero David Fernández, empezó con mucha fuerza y bravura, tanto que en un acercamiento a un burladero se astilló el cuerno izquierdo. Después del tercio de varas y seguidamente los pares de banderillas, el toro se quedó sin fuerzas y aunque el novillero le puso mucha entrega y temple, no pudo sacar provecho del novillo de El Cotillo. La estocada bastante caída, ante un toro que no dio mucho juego, por lo tanto se quedó en una faena en silencio.

La segunda faena, a cargo del novillero José Ruiz Muñoz, fue otra faena calcada a la primera con la que se abrió plaza. Un toro que empezó fuerte, pero que a medida iba avanzando el festejo, se iba quedando rezagado y con pocas fuerzas, ante un novillero que aunque lo intentó no pudo dar rendimiento al novillo. En cuanto a la estocada, en la primera pincho, y la segunda fue un poco tendida, ante un novillo que se rindió rápido. Por lo tanto, una faena de silencio y pitos, al fallar en el primer estoque, el novillero gaditano.

El novillero venezolano Jesús Enrique Colombo ha estado espectacular y brillante en la faena del tercer toro de la tarde. Jesús, estuvo inmenso desde que cogió el capote y dio un recital de verónicas. Seguidamente, el novillero estuvo inmenso poniendo los pares de banderillas, acción que provocó que el público se levantara de su asiento y recibiera una tremenda ovación. Acompañó tanto el toro como el torero, mucha entrega, mucha transmisión, en una faena para destacar. Estuvo muy bien con la estocada, siendo la mejor hasta el momento, eso sí tuvo que tirar del descabello para matar a un grandísimo novillo de El Cotillo. Ovación, dos orejas y vuelta al ruedo, en una gran faena de esta feria de Villa del Prado.

El segundo toro de la tarde para David Fernández, salió igual que el primero de su lote, un toro con fuerza que a punto estuvo de darle un disgusto al principio de la faena y que embistió con fuerza al picador. Pero que después, se mostró muy parado en el tercio de banderillas. El novillero murciano le puso ganas, pero faltaba que diera más juego el novillo, un toro renqueante a la muleta y al que David, no pudo sacar provecho, porque no acompañaba. En cuanto a la estocada, fue caída, como la de su primera faena, ante el estoque, el novillo se rindió rapido. Una faena al igual que la primera con silencio.
La quinta faena de la tarde, y la segunda para José Ruiz Muñoz, fue una faena de muchas sombras. El novillo de El Cotillo, salió con mucha fuerza al igual que todos los toros de la ganadería, pero segun avanzaba la faena el toro cada vez se paraba más y no embestía. El novillero gaditano, no puso entrega ni ganas, algo que hizo que su faena brillara por la ausencia de pocos pases toreros. Los banderilleros y el picador estuvieron bien, y la faena acabó con numerosos pitos hacia el novillero ya que hasta tres veces pinchó con los aceros, hasta que el novillo ya se rindió de aburrimiento. Una faena con silencio y pitos.

La última faena de la tarde, otra vez para destacar del novillero venezolano Jesús Enrique Colombo.
Estuvo sensacional al igual que en el primer toro de su lote, sensacional con la veronica, poniendo los pares de banderillas y dando muestras de su gran toreo con el capote. A punto estuvieron de tener un disgusto, dos miembros de su cuadrilla. A uno le faltó poco para que le cogiera el toro, mientras que a otro le volteó, sin mayores peligros. Una gran faena, con una gran serie de derechazos, muletazos y sobre todo muchísima entrega.
Sensacional estuvo con el estoque, que hizo que el toro rápido cayera rendido en la arena de la plaza pradeña.
Gran ovación para el novillero, que cortó otras dos orejas y un rabo, dando la vuelta al ruedo y brillando en esta primer festejo de la feria de Villa del Prado.

Así se miden los toreros

Villa del Prado (Madrid). Novillos de El Cotillo. David Fernández, silencio y palmas; José Ruiz Muñoz, silencio y pitos; y Jesús Enrique Colombo, dos orejas y dos orejas y rabo. -

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores