8/9/15

Los toros de La Cruz de Hierro sufren de metamorfosis

Los Ganaderos de La Cruz de Hierro: Pedro Echenagusia (izq) y su Padre Don Orlando. Foto: todotorosvenezuela

* Este Martes 08/9, día de La Virgen de Regla, entrevista al ganadero Pedro Echenagusia

por: Eduardo Ravell / Diario Pico Bolívar de Mérida

Quién lo habría de pensar que un domingo 6 de septiembre se escucharían clarines y timbales para la primera gran corrida de feria en la población que vio nacer tanta fe y tanto peregrinaje ante su excelsa Patrona Virgen de Regla hace ya 172 años, prácticamente de la mano de su vecina Táriba que también ha sido un Portón Taurino del charco americano.

Pero escuchar clarines y timbales en vísperas del séptimo de la suerte, el VII Reencuentro de coterráneos que el día anterior los reunió entre sus empinadas cuestas y el urbanismo moderno de la ciudad que se ve crecer en el nuevo milenio.

Hace un año, por esta misma fecha, se proclamó por parte del sello Toricantano, empresa taurina oriunda del seno de sus hijos del Mocotíes, que la corrida de los paisanos se fuera haciendo institucional por el éxito alcanzado con corte de orejas y buen oficio de quien hoy día es el joven diestro Rafael Orellana y sus colegas Currito Ramírez y Tomás Martínez. Cuando subí a los corrales del Coliseo El Llano vi un bello encierro de grata presencia, cómoda en sus pitones y con peso de exacta añaduría para la terna del patio. “Algo gordita pero bonita “ decían algunos parroquianos que veían antes del sorteo los toros de La Cruz de Hierro, la misma que cerró con broche de oro la Feria del Sol 2015, aquel Martes de Carnaval 17 de febrero donde se vio otro escenario de los toros de Canaguá, dehesa paramera enclavada en el corazón emeritense.

Por eso era que había gran expectativa en Tovar este domingo 6/09; pero la gente olvida que cada toro y cada encierro tiene sello de “misterio“ encajados en pandora. No fui al callejón porque me encontré con amigos de adolescencia de la Caracas de los años 70 y 80 donde vivíamos a escasas tres cuadras del Nuevo Circo taurino de Caracas y obviamente adonde fuimos a ver corridas de toros de envergadura; y al mismo tiempo vimos levantarse las torres del parque central de la Avenida Lecuna donde las pinturas de Cristóbal Rojas resaltaban de vez en cuando pinceladas taurinas del Nuevo Circo caraqueño.

Esos amigos, siempre vienen a Tovar por esta fecha; por su pasión que todavía guardan en sus mentes natas por los toros y que se quedan hasta el día en que cae el telón sultano cuando veamos el cartel que hemos bautizado como el cartel del “morbo“: con Orellana, el mexicano Arturo Saldívar y el sevillano Esaú Fernández con los toros de Campo Largo.

Al tercer toro del aburrido domingo 6 de septiembre, decidimos retirarnos de los tendidos: “nada qué ver; esta corrida va por un callejón sin salida y todo será en vano“. Eso lo pensamos y preferimos ver otra sonada tovareña hasta que llegue el viernes 11 donde volverán a sonar clarines y timbales para las nuevas promesas del arte en plata y luces.

A todas estas, los toros de La Cruz de Hierro de esta novela dominical han resultado ser la versión de aquel legendario escritor checo en lengua alemana, Franz Kafka, en sus relatos de la METAMORFOSIS, los cambios tan radicales que sufre cada ser humano en cada sueño. ¡Dios mío…! Qué profesión he elegido; un día sí y otro también de viaje; pero un segundo viaje de nuevo al campo a ver pastar la dura cría del ganado de lidia en un país donde cuesta como comprar la no menos famosa perrarina de los canes y mascotas del buen dormir.

Ni toros, ni casta, ni recorrido, corrida sosa en medio de los bostezos de tantos paisanos…la pena fue para Orellana que viene demostrando su mejor momento de carrera, con rodaje y bien toreado entre los ruedos del Amazonas peruano. De Currito hay quienes dicen que mejor se vería en traje de plata; y de Tomás, con su vuelta al ruedo, es obvio pensar que a falta de rodaje no todo es su voluntad; es que cuando se escoge esta profesión de Torero, es como llevar una cruz a cuestas.

Mejor me leo “Avivando la Llama”, del premio Nobel de Literatura Hermann Hesse, porque sueño conque la llama taurina del fin de semana próximo, que se viene, sea de llama alta…avivando la llama de 172 años de encendidos y palmarés taurino. Los premios para los triunfadores esperan por un lugar en su vitrina; de la mano de los escultores tovareños donde la medalla de la Virgen Reglana se verá entre las manos de quien la Virgen homenajeada le reparta suficiente suerte. En el mejor de los casos, que la suerte sea para todos por igual.

INVITADO EL GANADERO A DECLARAR EN RADIO ACTIVA 103.5 FM

Espero que este martes 8 día de La Virgen Taurina: Ntra. Sra. Virgen de Regla, podamos hablar largo y tendido con el ganadero Pedro Echenagusia, de La Cruz de Hierro; escuchar la versión de quien ve parir tanta esperanza entre Canaguá y los ruedos taurinos. Por Radio activa 103.5 fm del Circuito Líder de Venezuela, por internet www.circuitolider.com mas clic en 103.5 y “Entre y el hombre y el toro”, avivando la llama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores