16/9/15

En Tovar sobró afición; pero faltaron toros

Orellana demostró que es un imán de taquillas ante los contratos que se vienen. Foto: Lewis Sánchez

* Toricantano cumplió lo ofrecido

por: Eduardo Ravell

Ha caído el telón del ferial que abre el calendario taurino nacional 2015 – 2016 con un balance en positivo gracias al encierro de Campolargo que salvó las expectativas que se habían juntado para este VII Reencuentro en honor a la Virgen de Regla.

Empezar porque la corrida de los coterráneos del domingo 6 de Septiembre se fue en blanco tras el fracaso del encierro de La Cruz de Hierro; apenas una vuelta al ruedo de Tomás Martínez; Orellana y Currito sin lote ante una noble afición que desbordó el Coliseo El LLano, con un entradón de casi lleno.

El viernes 11 fue la novillada, con un entradón de unas cuatro mil personas; con vuelta al ruedo para José Antonio Salas y un “lío de mentiras“ de Alejandro Barragán que pudo haber cortado una oreja de no haberse acelerado con el acero. Barragán lleva su campaña en ruedos Perú adonde regresa porque sabe que en su país no hay esperanzas para soñar con traje de luces. Los demás actuantes con más pena que gloria.

El sábado 12 fue Eduardo Valenzuela quien tocó pelo a base de valor y entrega ante un encierro de Los Aránguez rajado y sin motor; casi lleno en los tendidos. Don Juan Campolargo repitió su hazaña de la Feria del Sol 2015, con un bello encierro a excepción del sexto. Orellana en su mejor momento dejó ver que sí se puede ser profeta en su tierra e hizo que la afición sueñe con Tovar por muchos años más, como anfitriones natos en tauromaquia. Dos orejas con la espada y un indulto que la afición enloqueció a rabiar tras el agarrón junto al sevillano Esaú Fernández por cuanto ya lo habíamos pronosticado como el cartel del “morbo” sin menospreciar al azteca Arturo Saldívar que al menos tocó pelo. Esaú se mostró como lo que es: Maestro con escuela sevillana brindando a los niños que no pudieron entrar e indultó a “Siempre Listo” y que continúa buscando sitio en América y de caerse “Paquirri” va seguro a Maracaibo, puesto a ley.

En total 8 orejas, 4 simbólicas por los 2 indultos: mejor en banderillas Mauro David Pereira; mejor estocada: la de Saldívar; mejor faena: Esaú; mejor toro: “Verdulero” lidiado por el triunfador Orellana; mejor ganadería: Campolargo y René Quintana como mejor vara.

Oreja dorada para la noble afición y la Banda de Zea, con debut en grande ante una Comisión Taurina ordenada en sus decisiones. Se perdió un llenazo por el síndrome del burro que arropa no menos de mil almas para que suban a El Llano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores