20/8/15

Reto heróico de Rivera Ordóñez en la Feria de la Chinita 2015

Similitud en los gestos, historia repetida. “Paquirri” en una foto y su hijo Rivera Ordóñez en la otra camino a la enfermería. Fotos: abc.es y cultoro.com

por: Jesús Ramírez “El Tato”

La horrible cornada sufrida por Rivera Ordoñez recientemente en la plaza de Huesca, obliga a repasar hechos del pasado y motiva diversas conjeturas en torno al regreso de los toreros. Un poco de historia. Rivera Ordoñez nació en Madrid el 3 de enero de 1974, hijo de “Paquirri”, nieto de Antonio Ordóñez, sobrino-nieto de Luis Miguel Dominguín. Con estos antecedentes genéticos solo podía ser torero un niño que a los 10 años quedó huérfano por la cornada que el toro “Avispado” le infirió a su padre en Pozo Blanco.

El paso del tiempo ha atemperado la fogosidad de las primeras temporadas de matador, cuando en sus faenas eran habituales momentos de riesgo y éxito. Luego apostó al prestigio mediático, al apoyo de la prensa rosa para compensar su mala suerte en los sorteos y con las lesiones.

Rivera Ordóñez se retiró sorpresivamente el 13 de octubre de 2012 dedicándose a sus múltiples negocios. Sin estudios superiores, el hijo de Paquirri tiene al parecer buenos asesores y consejeros en diversas inversiones que lo ha llevado a crear un pool de sociedades donde destaca el gran negocio de la chatarra de grandes estructuras y restos de industrias.

Aún cuando no ha tenido mayor suerte como ganadero, si lo ha logrado con el jamón ibérico que maneja con su primo Miguel Bosé a través de la empresa Bari 2015, así como las Bodegas Libia donde elabora el vino Acantia que ya le ha valido varios premios.

Tras casi tres años de retiro voluntario, Rivera Ordóñez regresó el 8 de marzo de este 2015 en Olivenza donde se escapó de resultar herido, y en plena temporada de renovadas ilusiones profesionales, resultó gravemente corneado el pasado lunes 10 de agosto en la plaza de Huesca. Se revivieron los graves momentos de la cornada de su padre, guindando por largos segundos en los pitones del toro heridor. Operado en la enfermería de la plaza, fue remitido a Zaragoza a las manos milagrosas del doctor Val Carreres y de allí al Hospital Sagrado Corazón de Jesús de Sevilla, donde sigue en observación sin salir de los riesgos infecciosos.

Allí en este mismo centro hospitalario, dará a luz en los próximos días su esposa Lourdes Montes. En el hospital le acompaña su primera hija Tana Rivera, fruto de su unión con Eugenia Martínez de Irujo, hija de la recordada Duquesa de Alba, quien falleció aún sin aceptar este divorcio.

Nadie sabe por qué volvió a los ruedos Rivera Ordóñez, el famoso y mas mediático de los toreros españoles, aunque él afirma que “necesita sentir de nuevo al toro cerca de su anatomía para que su corazón torero vuelva a sentir el gozo único de torear”. Aquí sí se podría patentizar lo que algunos afirman, que se regresa a los toros más por afición y sentimiento que por necesidad de dinero porque al hjjo de “Paquirri”, puede que en determinado momento le haya faltado más ambición profesional, pero dinero, fama, proyección social y mujeres hermosas, jamás……

Médicos y familiares no se han apartado de la habitación 203 que ocupa en el hospital de Sevilla, porque la cornada fue realmente grave y de muchos destrozos, pero lo mas sorprendente han sido las palabras del torero con su firme intención de actuar en la tradicional corrida goyesca de Ronda que instaurara su abuelo Antonio Ordóñez en 1954, en cartel donde por cierto figuraba César Girón.

Tiempo al tiempo dicen, pero el hijo de Paquirri todavía no ha podido dar los primeros pasos en la habitación donde se encuentra, pero ya es casi seguro, que vuelva a Venezuela, exclusivamente para torear en la Feria de la Chinita de Maracaibo en los festejos del 50 aniversario de dicha feria.

Y es que este integrante de dos de las dinastías más gloriosas del toreo de España, con esta carga genética, asume otro gesto de valentía y afición, que nos recuerda a su padre cuando a través del video que recorrió el mundo y sobre la camilla de la enfermería de Pozo Blanco, dio a todos, una auténtica lección de hombría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores