8/8/15

Colombo y Roca Rey protagonizaron agarrón de Puerta Grande

Puerta grande a ley para Jesús Enrique y Roca Rey, los mismos que una vez lo hicieron en san Crsitòbal y contra todos los pronósticos el destino los une en España despejando dudas… Foto:

Enhorabuena por el hijo menor de La Consolación. Foto: La Loma

por: Eduardo Ravell - Diario Pico Bolívar de Mérida.

Para los que juegan al fracaso de las nuevas ilusiones dentro de este oficio que cada día se hace más difícil, el mejor consejo que se le pueda acertar a este tipo de gente es que no sigan “ ligando” al fracaso de quienes lo ponen todo en el asador entre España, Francia y obviamente Venezuela. Se les revierte, así como suena, todo aquello que se asome en el camino de este joven novillero que toca puerta poco a poquito, de la mano de quienes le han visto ese algo que interesa ante la falta de talento de esta parte del charco americano.

Ha sido el Táchira con Manolito Vanegas, José Antonio Suárez “El Médico“ y el hijo menor de La Consolación de Táriba, la Virgen Taurina de las riberas del caudal del río Torbes que divide a San Cristóbal de su vecindad taribense. Duelale a quien le duela, ahí viene sin apuros y sin desmayar sus manos Jesús Enrique y la casa de Los Palomares, los mismos que ahora mismo se anotan con el sevillano Daniel Luque y desde finales de los años 80 y en plenitud de los años 90 hicieron crecer al hoy día Maestro de Chiva ENRIQUE PONCE…

Qué más les digo: En Navas de San Juan de Jaen se lidiaron novillos con peso y lámina de los hierros El Añadido, Alfredo García Merchante y Pilar García para el singular mano a mano americano: el peruano Andrés Roca Rey con oreja y dos orejas, Jesús Enrique Colombo con oreja y oreja para abrir la puerta grande.

Fue una tarde de loas e impresionante ilusión de los nobles aficionados que ven en este par de promesas sudamericanas la nueva forma de ver crecer el toreo en España: a base de talento, furor, oficio y ese Cristo enmantelado con la cara de la virgen que les abre el camino en tiempos nada fáciles del nuevo milenio.

Ha sido el mano a mano que muchos anhelan ver en cualquier plaza de América; y más aún para aquellos que todavía tienen “dudas“ del joven de Táriba y al que le ligan peores presagios. En el mundo del toro lo mejor es ver, oír y callar porque los apoderados de las nuevas promesas pasarán fácil factura. Ahí está la fiesta en Mallorca donde Talavante salió a hombros gritando Libertad, Libertad…por el puto afán de querer cercenar la fiesta en Palma de Mallorca. Dejen el reconcomio torilero y recemos por una fiesta sin mexquindades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores