12/7/15

Madrid: La savia nueva responde

Manolo Vanegas en un par de banderillas al violín. Foto: mundotoro.com

tomado de: mundotoro.com - 12/07/2015 21:42

Era tarde de savia nueva. Y respondió. El novillero venezolano Manolo Vanegas cortó una oreja del quinto y el colombiano Guillermo Valencia dio una vuelta al ruedo en el tercero. Ambos se presentaban en Las Ventas y ambos puntuaron. Pero importa más que eso la sensación que dejaron en una plaza, también hay que decirlo, llena solo en una cuarta parte. Novilleros ambiciosos, entregados y con buen fondo técnico. Habrá que ver por dónde les lleva el camino del futuro, pero parece que de América no dejan de llegar jóvenes con hambre de toreo y éxito. Completaba el cartel Jorge Escudero, que quedó inédito y recibió un puntazo en el peroné izquierdo. Se lidiaron tres toros de Toros de La Plata, tres de Antonio Ordóñez Araújo y un sobrero de Aurelio Hernando, de juego dispar.

El segundo de Toros de La Plata no humilló nunca en las telas y Manolo Vanegas, novillero venezolano, lo toreó con temple y buenas maneras, dándole distancia. No acertó con la espada y eso le privó de un reconocimiento mayor. Sí lo obtuvo frente al quinto, un sobrero de Aurelio Hernando. Novillo de embestida complicada, que se movió siempre con la cara alta, sirvió para que Vanegas protagonizase un emocionante tercio de banderillas y firmase una faena de novillero conocedor y seguro. Aguantó miradas y parones, domeñó las tarascadas del novillo y acabó imponiéndose a base de seguridad. Cortó una oreja, aunque la petición era leve. Importa más la sensación, muy buena.

Muy buena fue también la impresión que dejó Guillermo Valencia, también debutante. El tercero, de Antonio Ordóñez Araújo, se empleó en varas y llegó a la muleta con buenas cualidades. Él jugó con las inercias y mostró que sabe correr la mano y después, que también sabe bajarla. Buenas tandas del novillero en una faena a más. Salió volteado de la suerte suprema y se le pidió la oreja, pero tuvo que conformarse con una vuelta al ruedo. No tuvo opción de más, porque el sexto fue un novillo deslucido con el que solamente pudo mostrar su disposición.

Jorge Escudero lo intentó con el primero de la tarde, un novillo de Toros de La Plata que siempre protestó en las telas. El novillero trató de llevarlo con limpieza sobre ambas manos en una faena que remató de estocada casi entera. Silencio tras aviso para él. El cuarto fue un toro que manseó evidentemente y Escudero trató de buscarle las vueltas, aunque lo consiguió sólo intermitentemente. Tras la faena, pasó a la enfermería con un puntazo que le afectó al nervio ciático.

Plaza de toros de Las Ventas.
Un cuarto de entrada. Novillos de Hdros. de Antonio Ordóñez Araújo (3º, 4º y 5º, devuelto), Toros de La Plata y un sobrero, en quinto lugar, de Aurelio Hernando.

Jorge Escudero, silencio tras aviso y silencio.

Manolo Vanegas, silencio tras aviso y oreja.

Guillermo Valencia ‘El Guille’, vuelta al ruedo tras petición y silencio tras aviso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores