19/4/15

Antonio Josè Ramos: constancia torera

Pide su inclusión para la FISS 2016. Foto: blog torosgranayoro

por: Leonardo Hernández Pineda
DLA/Táchira

Conocimos al torero Antonio José Ramos en una Feria Internacional de San Sebastián ya hace algunos años atrás; soñaba en aquel entonces en convertirse en flamante matador de toros y de esa manera hondear muy en alto la bandera tachirense por los distintos ruedos del mundo.

No era de esperarse menos, perteneciente a una larga dinastía taurina que comenzara por su padre Antonio Ramos, allá a finales de los años 60 y comienzo de los 70. Era de suponerse no quería ser otra cosa que torero. Junto a él, estaba su hermano hoy en día el novillero Ángel Ramos “El Ángel”. Ambos poseían una gran afición y un gran deseo de mostrar al aficionado taurino que “hijo de tigre sale pintado”.

A los pocos años marchó al Perú, para iniciar su carrera novilleril dejando muy pero muy en alto la baraja taurina nacional. Toreó en plazas de Lima y en la provincia peruana. Despuntando como uno de los novilleros extranjeros que más se vestía de luces en la Temporada de ese país. Muy a pesar del triunfal novillero las Empresas Taurinas venezolanas no se interesaban el contratarle, cosa que aunque desconsolaba al diestro, no le amilanaba a la hora de salir a la plaza de toros a jugársela.

Todos los sacrificios del matador de novillos dieron su fruto el día 12 de diciembre del año 2012 cuando el torero de Seboruco: Antonio José Ramos, se hacía matador de toros. El escenario: la plaza de toros peruana de Macusani, siendo apadrinado por el español David Gil con testimonio del inca Fernando Roca Rey quienes lidiaron bureles del hierro local de “Checayani”.

Se materializaba un sueño, un sueño plagado de sacrificios, noches de desvelo, hambre y competencia, esa competencia lógica entre los toreros del patio y el torero extranjero que va ganándose poco a poco su puesto en los carteles. Ante todo este panorama el torero tachirense pensó que las cosas ahora iban a ser distintas; pero caso contrario continuó siendo ignorado por las empresas taurinas venezolanas.

Fue hasta el 07 de septiembre del año pasado en que el torero tachirense estrenara su doctorado en plazas de su país. Fue en el marco de las Feria y Fiestas de Santa Rosa de Lima en Seboruco en donde compartió cartel, mano a mano, con el torero aragüeño Enrique Nelo “El Ciclón”. Aquella tarde Ramos, dejó sentado su aprendizaje y rodaje en esta difícil profesión. Se consagró como triunfador del festejo. Recibió halagadores comentarios de la crítica especializada.

Tomando en cuenta su rodaje y sacrificio en ruedos peruanos, su persistencia y lucha por mantenerse en el cotarro taurino, es que la afición considera un gran acierto del torero tachirense dentro de los carteles de la próxima Feria Internacional de San Sebastián. Vendría a ser un acto de “justicia taurina”, si tomamos en cuenta que han sido muchos toreros tachirenses a los que no se les ha dado la oportunidad de actuar en la feria de su tierra, casos como José Pérez “El Gavilán” y Pedro Pérez “Manili de Venezuela” diestros que partieron una lanza en ruedos extranjeros y tuvieron que decirle adiós a la profesión sin mostrarse ante sus paisanos.

Por ello se vería como un gran acierto la inclusión del torero Antonio José Ramos dentro de una de las corridas de la Feria de San Sebastián, ya que se está en plena rueda de contrataciones. Recordemos que se le ha dado la oportunidad a toreros españoles, mexicanos y colombianos que a la hora de ponerse frente a la cara del toro han resultado un completo petardo.

Seguros estamos que de concretarse la contratación del torero local no nos defraudará el matador de toros pues una de sus premisas a la hora de ponerse el terno de luces es el de salir a la plaza a dejar toda la carne en el asador.

columnagranayoro@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores