22/3/15

Desastre de cuadrillas y de Comisión Taurina en Maracay

Gtran entrada en la Plaza Cèsar Giròn el Sàbado 21/3 pero lamentable desempeño de cuadrillas y la Autoridad Foto: Isa Landa Viso

por: Nayib J. Benítez

Y es así, de esta manera queridos aficionados, como se debe titular esta nota; pues lo ocurrido en el coso de calicanto en el segundo festejo del ferial de San José dejó un mal sabor de boca y una gran cantidad de comentarios negativos en los tendidos. Más allá del escaso juego de los astados de “Laguna Blanca” y “Campolargo”.

Apartándonos de lo netamente artístico del festejo: Oreja a Padilla y Ferrera respectivamente, hay que acotar con mucha insistencia lo ocurrido durante la lidia del quinto toro correspondiente al maestro caraqueño Leonardo Benítez, pues lo que se evidenció fue UN VERDADERO CIRCO, ya que hasta en una capea hay muchísimo más orden y control de las situaciones. Y a continuación las iré describiendo una por una.

Como primer punto, hay que por supuesto destacar lo pésimo, lo deficiente, que trabaja la cuadrilla que se presenta en la feria maracayera. Ante la situación vista en el tercio de varas donde ambos picadores fueron al suelo, circunstancias que pueden darse en cualquier espectáculo taurino; el toro prácticamente mandaba, a tal punto de tener a su merced a los picadores que pasaron al menos dos minutos en el suelo -que son eternos ante la posibilidad de tener la muerte de frente- ante la incompetencia de los banderilleros de moverlo de sitio y sostenerlo hasta controlar el entorno. Teniendo los mismos matadores actuantes que intervenir por esta situación ya que los hombres de plata de esta cuadrilla fueron incapaces de cumplir con algo tan básico; incompetencia que se evidenció aún más cuando el maestro Benítez invita a sus alternantes al tercio de banderillas y su subalterno le pega hasta 12 capotazos al toro; teniendo que el mismo Benítez tomar el capote para que sus compañeros de cartel colocaran su par de banderillas, para luego el maestro Antonio Ferrera le hiciera EL GESTO de colocarle el toro al caraqueño para que ejecutara el cuarto y último par.

Muy molesto se evidenció el maestro Benítez, algo lógico además, porque independientemente del pequeño episodio con el maestro Padilla para que éste colocara su par, episodio que es algo de toreros y entre toreros y que al terminar el festejo visiblemente aclararon con un apretón de manos y un abrazo.

No puede ser que una cuadrilla sea tan ineficiente para con su matador, ya que hay que destacar queridos aficionados, que cuando un diestro triunfa también triunfan sus tres banderilleros y sus dos picadores; pues de ejecutar sus trabajos correctamente, le dejarán servida la mesa al torero para que se desarrolle en la faena con un toro bien picado y con la menor cantidad de capotazos.

Pero cómo puede ocurrir el buen trabajo, si los picadores parecen “picadores de hielo” con hasta tres ó cuatro puyazos en un mismo viaje; y con subalternos que no están en su sitio al no ejecutar su labor a cabalidad. Pues también deben saber -igual yo, queridos amigos aficionados- que una mala vara puede dañar un toro o que no picarlo como debe ser puede terminar siendo determinante al desarrollo de la faena; así como también los capotazos “extra” que se le dan a cada res.

El segundo punto, y más importante del espectáculo, por su incidencia bochornosa, fue al terminar de dársele muerte al mismo quinto astado. Independientemente de si se le daba la oreja al diestro caraqueño o no, la burla hacia al matador llega cuando ingresa el camión cisterna para regar el albero maestrante, incluso antes del arrastre de la res y de la vuelta al ruedo inminente del torero al negársele la oreja y teniendo la afición entregada.

Ahora yo me pregunto. ¿Será que no saben en la Comisión Taurina que eso ES UNA FALTA DE RESPETO para con el diestro, que además era director de lidia en el festejo? ¿CÓMO ES POSIBLE ESTA FALTA DE RESPETO HACIA UN MATADOR DE TOROS?
En ese momento, señores de la Comisión Taurina, amigos aficionados, la oreja era lo de menos; pues cualquier aficionado con sentido común sabe que ante la solicitud de oreja que es negada, cualquier diestro recogerá los aplausos en una vuelta al ruedo. Y con toda la razón del mundo Benítez mandó a sacar dicha unidad, porque parece que a los señores de la autoridad se les olvidó que además de merecer el debido respeto como matador de toros, el coleta era el director de lidia de la corrida al ser el torero de más antigüedad, por lo que NINGÚN motivo tenía el alguacilillo Carlos Sánchez de molestarse pues en el ruedo mandan los toreros y el director de lidia. Viéndose incluso al maestro Erick Cortez, de civil, cerrando él mismo la puerta de cuadrillas molesto por la situación.

¿Cómo es posible que el diestro Benítez tenga que pararse en frente de dicho camión y solicitarle se retire?
¿Dónde estaba el delegado de la autoridad?
¿Dónde estaban los alguacilillos?
¿Qué pensaban en el palco de la presidencia?

Así no se dirigen los espectáculos taurinos. Porque si ya destacaba al principio de esta nota lo fuera de sitio de la cuadrilla, la Comisión quedó completamente fuera de lugar. Se entiende que ante la ausencia del profesor Querales al mando de los espectáculos -a quien le deseamos una pronta recuperación- se tenga que improvisar para sacar adelante los festejos; pero no así, no de esta manera tan bochornosa.

DEBUT Y DESPEDIDA PARA ESTA COMISIÓN.

1 comentario:

  1. que lamentable estos hechos en ves de avansar han retrocedido,en la cantera de aragua que pena

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores