14/3/15

Albacete: El i Congreso Internacional de Tauromaquia acerca los toros a la Unesco

El balance de la celebración nos permite decir que ha sido el Congreso más importante que se ha realizado a favor de la Tauromaquia en todos los tiempos. Foto: abc.es

* España asume el reto de liderar la candidatura para que la Tauromaquia sea inscrita en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) de dicha organización

* Los países Iberoamericanos deberán impulsar las declaraciones de la Tauromaquia como PCI de sus pueblos y sumarse a esta iniciativa

por: tauromaquia.org

El I Congreso Internacional de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural, celebrado en la ciudad de Albacete entre los días 27, 28 de febrero y 1º de marzo pasado, ha sido el marco de lujo para que se anunciara, ahora oficialmente, la puesta en marcha del Proyecto Tauromaquia-UNESCO, por el que viene trabajando la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT) desde hace más de 10 años.

Con una impecable organización y un resultado que ha superado todas las expectativas, tanto el Ministerio de Cultura, con el Ministro José Ignacio Wert a la cabeza, como la Junta de Castilla La Mancha, con su Presidenta Dª María Dolores de Cospedal, se unieron en un esfuerzo como nunca antes se había visto a favor de la Fiesta de los Toros desde las administraciones públicas.

Treinta ponentes de todos los países taurinos, España, Francia, Portugal, México, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, junto a invitados de Inglaterra y los EE.UU., dieron lo mejor de si para dejar sentado de una vez por todas, que la Tauromaquia es una expresión cultural universal, que no conoce fronteras y que forma parte del patrimonio cultural de la humanidad.

Fue éste el ambiente propicio para que las autoridades españolas competentes en la materia, a quienes es justo reconocer el esfuerzo que están realizando en defensa de la Fiesta, confirmaran oficialmente que España asume el reto de liderar la iniciativa, para con el apoyo de las naciones taurinas, presentar, en su momento, una candidatura colegiada para el ingreso de la Tauromaquia en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) de la UNESCO, de acuerdo a lo pautado por la Convención para la Salvaguarda del PCI de dicha organización, firmada en París el año 2003.

Obviamente, esto pasa porque los países taurinos, sino todos, su gran mayoría, declaren la Fiesta de los Toros como PCI de sus pueblos y hacia allá tendrá que afincarse el esfuerzo de armonía y coordinación de todas esas declaraciones a fin de que se produzcan conforme a los dictados de la citada Convención.

Legislación española

España ya tiene en su Parlamento el proyecto de ley de adecuación de su legislación a los dictados de ese tratado internacional, así que muy probablemente antes del término de esta legislatura esta ley será aprobada y bajo su amparo, uno de los primeros pasos, será la incorporación de la Tauromaquia al inventario del PCI del pueblo español.

Ello, ocurrirá además, por ser un acto de justicia con una de las señas de identidad de España, porque esta expresión cultural sigue viva y latente en el corazón de su pueblo, como ha quedado demostrado con los cientos de declaraciones que impulsadas por la AIT, con el apoyo de alcaldes, concejales y miles de aficionados, se han producido en 30 de las 49 provincias españolas, hasta llegar a abrazar más de 4.200 municipios. A ellos tenemos que agradecer este gigantesco esfuerzo, así como a todos los que han hecho suya esta idea.

Dichas declaraciones contienen una cláusula que se repite una y otra vez: “El reconocimiento de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural Inmaterial, de acuerdo con la Convención de la UNESCO”, convirtiéndose ellas en el mejor instrumento de legitimidad tanto de su incorporación en el inventario nacional, como de la presentación de la referida candidatura ante la UNESCO.

A partir de allí, el objetivo se centrará en lograr una declaración nacional similar en los países iberoamericanos, incluido Portugal, habida cuenta de que Francia ya lo hizo, y protegió la Fiesta en sus 60 localidades que la recrean.

Armonizar las declaraciones de P.C.I.

En América la Tauromaquia forma parte del mestizaje cultural de nuestros pueblos, a donde llegó hace 500 años y se arraigó con la misma fuerza del idioma y la religión, como parte del intercambio cultural que se produjo a raíz de su descubrimiento. Iberoamérica vive la Tauromaquia con una fuerza especial, en que el ambiente festivo se mezcla con el rito ancestral, para meterse en el corazón de sus pueblos con inusitada pasión.

Tratándose dicha candidatura de una iniciativa oficial, en la que los estados tendrán que activar todos los mecanismos de su diplomacia multilateral para lograr el respaldo que avale suficientemente la presentación de la Tauromaquia ante el Comité Inter gubernamental con opciones de éxito, no es nada despreciable el siguiente dato de los estados iberoamericanos, que desde el punto de vista meramente cuantitativo debemos tener en cuenta y es los 370 millones de personas que habitan los países taurinos, 250 millones están en Iberoamérica. Asimismo, desde un aspecto cualitativo, la presencia de la Tauromaquia en el continente americano es la prueba más fehaciente de su universalidad, elemento muy significativo a la hora de evaluar dicha candidatura.

Basta señalar que muchos de los elementos del PCI que ya han sido reconocidos por la UNESCO, pertenecen solamente a un país o nación, y en muchos casos a una sola comunidad que los representa y mantiene. En el caso de la Tauromaquia podríamos decir que estamos ante una Obra Maestra del Patrimonio Cultural de la Humanidad, no sólo por ese carácter universal, sino también por ser fuente de inspiración para artistas de las más bellas artes, de la pintura, la escultura, de la literatura, del teatro, del cine, la música, la lengua a la que ha enriquecido con múltiples conceptos, expresiones y giros, etc, que durante muchos siglos han aportado sus obras, que hoy llenan museos y bibliotecas.

En Albacete esto quedó plenamente demostrado, y así en la inauguración del I Congreso, la Orquesta Sinfónica Municipal deleitó a los asistentes con unmagistral concierto de pasodobles, que fue digno prólogo a los que vendría después.

Importantes mesas redondas

En cinco mesas redondas que abordaron las siguientes temáticas: La Tauromaquia, Manifestación Cultural; La Tauromaquia y la creación artística; La Tauromaquia y la Sociedad del Siglo XXI; El Impacto Económico de la Tauromaquia y la Tauromaquia y los Poderes Públicos, se desgranaron por distinguidos ponentes muchos venidos de otras latitudes, los valores de nuestra Fiesta, así como sus problemas actuales y las estrategias para superar dificultades, que entrañan ataques tan infundados como inmerecidos. El balance de estas reflexiones nos permite decir que ha sido el Congreso más importante que se ha realizado a favor de la Tauromaquia en mucho tiempo.

El aporte de la AIT a dicho Congreso quedó reflejado en cinco recomendaciones, que se resumen a continuación:

1ª.- Que la puesta en marcha de la iniciativa para presentar la candidatura colegiada de la Tauromaquia como PCI de la UNESCO, se desarrolle bajo el más absoluto respeto a la soberanía de los estados taurinos y con arreglo a los usos, formas y costumbres de la diplomacia bilateral y multilateral.

2ª.- Que en las declaraciones de los países iberoamericanos se garantice la participación ciudadana, condición indispensable para que dicha candidatura sea admitida por el Comité Inter gubernamental. En tal sentido, debe reproducirse en cada uno de estos países la llamada “Vía Española” consistente en la multiplicación de declaraciones municipales, locales y regionales que deben de partir de los ciudadanos para otorgar fuerza y contenido a la declaración nacional.

3ª.- Que el concepto de la Tauromaquia a proteger sea el más amplio posible, que incluya los Festejos Populares y todas aquellas manifestaciones relacionadas con la Fiesta de los Toros y su carácter popular. En ellas está justamente la génesis del Arte del Toreo, su más sublime expresión, tanto ética como estética.

4ª.- Que en este proceso de declaraciones se incluyan los postulados de la Convención para la protección y promoción de la Diversidad Cultural de la UNESCO, como fundamento adicional que justifica este reconocimiento.

5ª.- Que se cree un órgano rector, que permita que la Tauromaquia unifique sus estamentos tanto profesionales como de aficionados, a fin de definir las estrategias correspondientes a los diferentes temas que hay que abordar, siendo el más urgente de ellos el de su protección internacional.

Quedó suficientemente claro que el actual esfuerzo de la administración española para proteger el sector está dando sus frutos, ya existe la Ley 18/2013 de regulación de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural; el Proyecto de ley de Patrimonio Cultural Inmaterial que en el Congreso atraviesa su trámite legislativo; el Plan “Pentauro”; y éste, que no dudamos en calificar de histórico, I Congreso Internacional de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural, con el que la Administración está dotando al sector de un marco legal que le facilitará su organización y defensa.

Este marco legal sólo tendrá sentido si el sector se estructura y organiza como un bloque para poder hacer uso de los instrumentos legislativos que se la han suministrado para una mejor defensa de la Tauromaquia en general y de sus intereses en particular.

Festival Taurino

El marco teórico del Congreso fue acompañado por la organización de un gran Festival Taurino en el que participaron figuras del toreo de la talla de Enrique Ponce, Julián López “El Juli”, Miguel Ángel Perera, David Fandila “El Fandi”, el Rejoneador Diego Ventura y el novillero José Garrido, quienes actuaron ante un encierro de diferentes ganaderías, con un balance artístico de 11 orejas y dos rabos cortados ante una plaza que cologó el cartel de “no hay billetes”.

Brillante acto de clausura

La clausura del Congreso tuvo como colofón el discurso del Presidente del Senado, D. Pío García Escudero, consumado y entusiasta aficionado a la Fiesta de los Toros, significando un excelente broche haciendo gala de su holística comprensión en un tema de extraordinaria importancia para nuestra sociedad. De hecho, de su mano fue presentado el recurso de inconstitucionalidad contra la decisión del Parlamento Catalán que prohibió los toros en Cataluña, cuya resolución deberá volver al cauce de la normalidad la Tauromaquia en la geografía española.

Todo hace presumir que el tren se ha puesto en marcha, con mucha potencia y esperamos que buena velocidad, en un proceso que tiene etapas que requerirán de un mayor sacrificio, pero que a la larga nos permitirán ver la Tauromaquia ocupar el lugar que por derecho le corresponde como expresión del Patrimonio Cultural de la humanidad. La primera de ellas será la realización de la II edición de este Congreso. Es el compromiso. Está en todos asumirlo.


William Cárdenas Rubio
Presidente
Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores