11/2/15

Resumen taurino de la LI Feria de San Sebastián 2015

Adame toreó al primer victorino en pisar ruedo americano. Foto: Comana

por: Fabián Díaz Sánchez

Saludos afición, de manera especial a todos los aficionados y gente del estado Táchira y San Cristóbal por su cordialidad y amabilidad mostrada en la pasada Feria de San Sebastiàn.

Voy a hacer un resumen de lo mas destacado de las corridas que presencié los dias 29,30 ,31 de Enero y 1 de Febrero del 2015. La tarde del jueves 29, hizo su debut la ganadería española de García Jiménez, con promedio de 470 kilos, bien presentada, destacándose el primer toro de nombre Aguileño, de 525 kilos, el mas pesado del encierro, toro que resultó extraordinario, noble y con recorrido; le tocó al Fandi que estuvo brillante en banderillas, cerrando con un par al violin en el morrillo y parando al toro con sus facultades de piernas. Con la muleta realizó tandas con la derecha y con la izquierda con mucho oficio, el toro transmitia mucho; el Fandi dio circulares que emocionaron los tendidos, el toro no se cansaba de embestir y el público pidió el indulto con fuerza; creo lo merecía, la autoridad no lo concedió y El Fandi ejecutó una estocada completa en buen sitio que tiró al toro sin puntilla; le dieròn dos orejas, con petición de rabo; al bravo toro se le dio vuelta al ruedo.

La corrida del dia 30, resultó una tarde memorable, con toros de Juan Pedro Domecq debutando en Venezuela, con promedio de 458 kilos; el toro de la alternativa de César Valencia fue complicado, lo mejor fue la estocada completa, en buen sitio que tumbó al toro. Sebastián Castella le salió un primer toro encastado al que le realizó una faena extraordinaria de aroma exquisito que emocionó a todos; ejecutó una buena estocada para cortar dos orejas. Siguió Daniel Luque, con otra gran faena, toreando en redondo con mucha clase; terminó con unas Luquesinas de su creación; remató con estocada entera, para cortar dos orejas. Castella estuvo bien en su segundo para cortar una oreja. Con cinco orejas cortadas por estas figuras, César Valencia salió con el sexto a jugarse la vida; lo recibió a portagayola; el toro fue encastado y el venezolano estuvo a la altura del toro, realizando una gran faena que indultó al toro, para cortar dos orejas, para un total de siete orejas.

Por cierto esa extraordinaria tarde tuve el placer de conocer a dos damas de la Grita, Gladys Varela y Gladys Castro, aficionadas desde muy jóvenes que hicieron gala de la amabilidad, cordialidad y simpatía de la mujer tachirense.

La corrida de dia 31, registró la mejor entrada con un gran lleno, el encierro de El Prado resultó sin fuerza y descastado, lo mejor del toreo a pie correspondió a Antonio Ferrera que le tocó el único toro potable, al cual sacó provecho con su gran oficio, fenomenal con banderillas al recorte y buena faena; lo despachó de estocada para cortar una oreja. El rejoneador Diego Ventura estuvo brillante en sus dos actuaciones, presentando unos caballos muy toreros y de gran calidad de no haber fallado con los rejones en su primera tarde, perdió las orejas; en su segunda tarde estuvo sensacional cortando una oreja, sin duda es una figura del rejoneo.

La tarde del 1 de Febrero hizo su debut en América y para beneplácito en Venezuela, la famosa ganadería de Victorino Martín, con promedio de 502 kilos, una señora corrida de toros; abrió plaza el toro de nombre Moñito con 538 kilos en los lomos, un toro cuajado y de mucho trapío, rematando en burladeros que daba la impresión que los podía sacar de la arena; a uno le sacó un tabique de un tirón. Este toro fue muy bien picado por el varilarguero Quintana, en dos oportunidades. Le tocó en suerte a Joselito Adame, lo brindó al pitcher Johan Santana; el toro fue encastado y Joselito estuvo con oficio, sacándole tandas con la derecha y la izquierda; lo mató de estocada entera para cortar una oreja merecida. Con su segundo, otro toro encastado hizo una faena por naturales, el toro tenía un buen pitón izquierdo con recorrido; lo mató de estocada completa para cortar otra oreja; demostró Joselito Adame que anda en camino de figura.

Los otros cuatro toros no eran nada fáciles, eran victorinos para la lidia; Alberto Aguilar los lidió pero con su segundo fue empitonado y terminó en enfermería. El venezolano César Vanegas no entendió a los victorinos, que eran para lidiarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores