15/2/15

Mérida: Guillén corta la única oreja en corrida nocturna

Buena faena de Iker Cobo en larga jornada. Foto: Jorge Cepeda

por: Víctor Ramírez “Vitico”

Alexander Guillén vivió la cara y la cruz de la fiesta en poco más de una hora, de la alegría de cortar una oreja en su primero, a escuchar los tres avisos en su segundo, en la corrida nocturna de la feria del Sol, festejo en el que estuvo bien, aunque sin premio el español Iker Cobo.

Abrió función el rejoneador Francisco Javier Rodríguez con un serio toro de Los Aranguez que embisitó con nobleza y clase. Destacó Rodríguez en un ligado y emotivo tercio de banderillas, clavando en lo alto y dando el pecho de las cabalgaduras, pero el rejón de muerte es su asignatura pendiente, teniendo que despacharle el toro el sobresaliente Rafael Martínez. Ante el cuarto, parado y tardo, la lidia fue larga, laboriosa y sin brillo. Con los aceros falló repetidas veces.

Alexander Guillén toreó bien a la verónica a su primero, un toro fuerte y hondo que tuvo buen fondo. Guillén le cuajó buenas series de muletazos por ambos pitones, largos y de fino trazo. Varios naturales del merideño fueron largos y limpios. Una superior estocada puso en sus manos una merecida oreja. Ante el quinto, Guillén estuvo voluntarioso, ante un toro parado y tardo. Faena honesta y profesional. Mal a espadas, el toro se echó después del segundo aviso, lo levantó el puntillero y llegó el desaguisado de los tres recados.

Buena faena de Iker Cobo a su primero, al que entendió muy bien el español, que dejó meter la cara en el engaño al toro, le tocó con precisión y le llevó con temple, en esos matices basó su faena Cobo, que consiguió estupendos muletazos por los dos pitones. Una estocada trasera que tardó en hacer efectos y dos descabellos enfriaron al público. Ante el complicado, áspero y bronco sexto, se mostró valiente y firme el diestro, aguantó coladas y achuchones, logró pases estimables y se justificó.

FICHA DE LA CORRIDA

Plaza de toros de Mérida

Sábado 14 de febrero

Tercera corrida de feria. Nocturna.

Media entrada en noche fría y con brisa.

Cuatro toros de Los Aranguez (primero, cuarto, quinto y sexto) y dos de La Cruz de Hierro (segundo y tercero). Muy bien presentados, de juego desigual. Bravo y noble el primero, nobles segundo y tercero. Parado, tardo y soso el cuarto, complicado el quinto y áspero y con mal estilo el sexto.

Pesos: 466, 430, 469, 430, 432 y 491 kilos.

Rejoneador Francisco Javier Rodríguez: Silencio tras tres avisos y silencio tras dos avisos.

Alexander Guillén, de grana y azabache: Oreja y silencio tras tres avisos.

Iker Cobo, de azul marino y oro: Palmas y palmas.

Destacó en la brega Mauro David Pereira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores