18/2/15

Mérida: Español Javier Castaño cortó dos orejas en la última de feria

Gran faena de Castaño en Mérida. Foto: JCepeda

* Merideño Leonardo Rivera una

por: Jorge Cepeda

Se bajó el telón de esta feria del Sol 2015, cuando terminó la última corrida del ciclo taurino este Martes de Carnaval; se lidiaron cuatro toros de La Cruz de Hierro y cuatro de la ganadería de Los Aránguez; toros que en su mayoría no transmitieron bravura, acusaron falta de fuerza; destacó el lidiado por el español Javier Castaño de nombre “Viudo Alegre” de La Cruz de Hierro, que fue indultado con una buena faena y lidiado en quinto lugar; se regaló el sobrero de la ganadería Los Ramírez al que el debutante Esaú Fernández le cortó una oreja.

Actuaron:

Javier castaño ((palmas y dos orejas con indulto),

Leonardo Rivera (Oreja y palmas),

Esaú Fernández (silencio, palmas y oreja) y

Jonathan Guillén (palmas y vuelta al ruedo).

Hubo poco público en la plaza sin llegar a la media entrada.

Javier Castaño

Abrió por antigüedad el español; el primero fue un toro que poco le colaboró llevando la cara alta y tirando derrotes, por lo que, en corto, le trasteó bien a la muleta dejándosela en la cara y le pudo robar algunos derechazos. Con estocada trasera y descabello, lo despachó.
Con el quinto, su segundo, estuvo muy bien, realizando una gran faena ante un toro que diferente a sus hermanos de La Cruz de Hierro llegó con mucho gas y de nobles arrancadas para que luciera una enormidad; una serie de derechazos en redondo seguidos hicieron que el público se le entregara ante la gran faena que realizó tanto con la derecha como con la izquierda; solicitaron el indulto y este se otorgó, para recibir las dos orejas simbólicas.

Leonardo Rivera


El torero merideño estuvo bien a pesar de la poca oportunidad que tiene y el tiempo sin torear. Con su primero, un toro escaso de fuerza pero de una gran nobleza, le dejó realizar una faena buena sobre ambas manos que fue de gusto y de mucha entrega y con buenos trazos a la muleta; despachó de estocada caída pero que fue suficiente para que le dieran una oreja.
Con su segundo, un toro de poca garantía que se fue a tablas, le ligó varias tandas, pero su faena carecía de continuidad por lo poco que tenía el astado; lo despachó pronto con dos pinchazos y una estocada caída.

Esaú Fernández

El torero sevillano pechó con un lote que poco le colaboro. Su primero fue un toro sin fuerza con poco recorrido y donde a base de voluntad, le robó lo poco que tenia a media altura; despachó de varios intentos.
Con el segundo muy poco fue lo que le pudo hacer; lo brindó a Enrique Dávila que en la tarde de hoy se cortó la coleta, pero este astado fue un marmolillo, por lo que abrevió.
Regaló el Sobrero perteneciente a Los Ramírez, que saltó al callejón a las primeras de cambio y luego se dejó ante la buena muleta del torero español; lidiándole sobre la mano derecha dejando muletazos mandones y de gusto; despachó de estocada que demoró en caer pero le dieron una merecida oreja.

Jonathan Guillén



A pesar también de lo poco que torea, estuvo decoroso; lidió dos toros que le dejaron estar bien. A su primero, un toro de poco gas pero noble, le dejó estar bien; a base de entrega le dieron la música, pero el toro se rajó por lo que tuvo que abreviar.
Con su segundo, le ligó buenos derechazos y logró que le dieran la música ante un toro que también tuvo poca fuerza, pero fue noble, lástima que volvió a pinchar y se quedó en una vuelta al ruedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores