16/2/15

Juan Pablo Sánchez: Triunfo apoteósico en Mérida

El mexicano con los trofeos. Foto: Jorge Cepeda

* Cuatro orejas corta el mexicano y Fabio Castañeda indulta a Bondadoso

por: Víctor Ramírez “Vitico”

El mexicano Juan Pablo Sánchez triunfó de forma apoteósica en su presentación en Mérida, cortando cuatro orejas, en una actuación rotunda y torerísima, mientras que Fabio Castañeda indultó al séptimo toro de la tarde, “Bondadoso” de Juan Campolargo.

La tarde de Juan Pablo Sánchez fue redonda y contundente, cuajó a sus dos toros en faenas de diferentes matices, y por ello el abultado resultado de las cuatro orejas. A su primero, le enseñó a embestir en poderosos y efectivos doblones, para desgranar suaves derechazos, templados y lentos. Faena de torero con oficio, clase y temple, sobre todo en tandas con la mano derecha. Cobró una soberbia estocada, entrando derecho, clavando arriba y con tanta entrega que salió rebotado y el toro literalmente sin puntilla. Dos orejas indiscutibles.

Ante el sexto, Sánchez lanceó con hondura y belleza a la verónica. En este toro, remiso y parado afloró el lidiador. Centrado y dispuesto, el mexicano se colocó en el sitio, toreó con decisión y buen gusto, logró muletazos largos y suaves y cuando el toro comenzó a tardear, pisó terrenos comprometidos. Unas manoletinas ceñidas y otra contundente estocada pusieron en sus manos el doble trofeo. Así se presenta un torero.

Fabio Castañeda ha estado entregado y dispuesto toda la tarde. Ante el cuarto, el tachirense se lució por chicuelinas y banderilleó con más voluntad que acierto. Castañeda consiguió muletazos buenos con la mano derecha, se mostró valiente y entregado ante un oro complicado. En un pase de pecho optó por cambiar el pitón, le perdió la cara y sufrió una voltereta. Ahí se acabó el carbón. Falló a espadas.

Larga cambiada y bellos lances a pies de juntos de Castañeda a “Bondadoso” que cerró plaza. Banderilleó el diestro con mayor ajuste y acierto para darse por entero en una faena con valor, ganas, embarullamiento y gestos para la galería. Comenzó toreando con la mano derecha, relajado el torero, gustándose, regodeándose con la embestida del noble astado. Al natural consiguió pases de trazo largo pero se dejó llevar por la presión y los deseos, solicitando el indulto, alargando una faena en la que dio hasta cabezazos al toro en una clara demostración de estar acelerado. El público siguió con pasión la desenfrenada labor del venezolano, que buscó por el triunfo por la vía del indulto, el cual llegó tras un aviso. Puede dar más Castañeda, que logró un éxito vibrante.

Javier Conde ha tenido sin duda su peor tarde en Mérida desde que se presentara en esta plaza hace ya 19 años. Desconfiado, sin sitio y con evidentes precauciones, el malagueño hizo el paseíllo para ponerse delante de sus dos toros, sin intención de torear. Dos nobles astados pasaron inéditos ante los paseos, desidia y falta de interés del español, que con evidentes gestos se escudaba en el viento, en la incomodidad. Pero no haremos leña del árbol caído, porque al menos estuvo delante. Pero desde luego Conde pegó un sainete para enmarcar.

Abrió plaza el rejoneador Francisco Javier Rodríguez, que estuvo lucido en banderillas ante un noble toro de Los Aranguez. Lo más resaltante un par a dos manos realmente bueno. Lo del rejón de muerte y la vuelta al ruedo es otra historia.

FICHA DE LA CORRIDA

Plaza de toros de Mérida

Domingo 15 de febrero.

Cuarta corrida de feria.

Tres cuartos de entrada en tarde fresca.

Un toro de Los Aranguez para rejones, noble y con clase. Seis de Juan Campolargo, terciados. Bravos y nobles en su conjunto, el lote de Conde no se vio. Destacaron el tercero y sobre todo el séptimo, “Bondadoso”, número 13, negro meano, que fue indultado. Complicados cuarto y sexto.

Pesos: 450 (rej), 436, 430, 440, 430, 430 y 435 kilos.

Rejoneador Francisco Javier Rodríguez: Vuelta.

Javier Conde, de fucsia y azabache: Pitos y bronca tras tres avisos.

Juan Pablo Sánchez, de canela y oro con remates negros: Dos orejas y dos orejas.

Fabio Castañeda, de azul rey y oro: Saludos tras aviso y dos orejas simbólicas.

Juan Pablo Sánchez se presentó en Venezuela con el toro “Espectador”, número 24, castaño oscuro ojinegro. Buena vara de Luis Quintana, destacando en la brega Fabián Ramírez, y en banderillas Salvador Moreno, Mauro David Pereira y José Antequera.

Juan Pablo Sánchez y Fabio Castañeda salieron a hombros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores