11/2/15

FISS 2015… una Fiesta de los Toros

César Valencia: En el desarrollo de la faena, estuvo muy bien. Foto: Jorge Cepeda

por: Cristal Pacheco

En puertas de una absurda amenaza de eliminar a nuestra Fiesta Brava de Venezuela, escribo mi opinión sobre la Feria Internacional de San Sebastián Temporada 2015, la que disfruté una vez más junto a mi Padre, la cual estuvo llena de expectativas, sorpresas, emociones, temores y tristezas…

Debo añadir que a mi criterio muy personal, la Fiesta de este año fue de los Toros, sí de los Toros… desde nuestras ganaderías venezolanas hasta las españolas que me recrearon visualmente y llenaron mis expectativas, por supuesto no dejo de lado a algunos Matadores, que dieron el todo por el todo en el ruedo, para deleitarme con sus intervenciones.

Y como fue de los Toros, me gustaría expresar que una de mis sorpresas fueron los toros de la Ganadería Rancho Grande y sus adyacencias; toros muy diferentes a los que he visto en muchas temporadas taurinas anteriores; es decir, los noté en esta oportunidad un poco más apegados al peso, cuernos “veletos”, “astifinos”, además de su comportamiento bravas y hasta malintencionadas. Toros, con muy poca nobleza capturada desde la novillada, donde sentí que a los muchachos les tocó duro para destacarse; y aprovecho para aplaudir la faena de Gonzalo Caballero, quien considero tiene mucho espíritu, aún por pulir, pero podría llegar a ser un gran Matador.

Viernes de toros de Juan Pedro Domecq, excelentes ejemplares, aptos por supuesto para sacar buena cría y refrigerar cualquier casta, (cosa que no es nueva, son las características de los Domecq), y que algunos Matadores en esta tarde supieron aprovechar, dejándonos a un excelente ejemplar para renovar nuestras ganaderías locales.

Un domingo de Victorino Martín, tarde donde se sabía a qué íbamos: a ver a los Toros… y efectivamente así fue; a mi alrededor saltaban frases como “mucho toro para pocos Toreros” o “A estos toros les faltó toreros”, y ambas frases fueron certeras… Estos ejemplares mostraron mucha bravura con sus “cuartos traseros” en las buenas varas que impactaron a todos los presentes… varas que debo destacar, fueron excelentes, dos por cada ejemplar. A su vez, comprobé la característica que destaca al victorino… embiste “humillado”, cosa que como me decía mi Padre: “es lo que todo torero quiere”, y lo cual creo yo; los Matadores de esta tarde no sabían y por lo tanto no supieron aprovechar… pero muy fascinada quedé con estos toros de casta que pedían más calidad de faenas.

Inicio mi perspectiva de los matadores, mencionando a un Sebastián Castella excelente, que demostró una doble faceta en su tarde con los ejemplares de Juan Pedro Domecq; en su primer toro mostró un estilo propio bien marcado, lo que es muy difícil lograr para dejar de ser uno más en los tendidos; faena muy limpia, el toro parecía deslizarse entre capote y muleta, naturales muy bien logrados, profundos y recogidos muy cerca del toro; pude sentir un Castella diferente… ya en su segundo ejemplar, Sebastián logró atemorizarme desde la barrera, puesto que sentí una faena temeraria, una excelente emoción muy bien controlada, con pies fijos en la arena hasta lograr que el toro le rodeara siguiendo una muleta desde el centro del ruedo, con movimientos armónicos en medio de una lidia muy bien ganada.

David Fandila El Fandi, aún espero la tarde en que logre ver su estilo propio, en la faena, con la muleta, y no sólo con las banderillas, donde este joven es muy bueno, pero no lo es todo… considero, con todo respeto, que es nada impresionante, más bien, por momentos un “niño prepotente” que se cree el dueño de la presidencia, pidiendo música a “manotazos” e indultos porque una afición emocionada por su “tremendismo” lo solicita; pienso que le falta madurar mucho en los tendidos; repito, con todo respeto agrego lo anterior.

Y para un toro llamado Gestor de 448 Kg de Juan Pedro Domecq N° 198 estuvo, César Velencia, quien en su primera tarde como matador estuvo muy bien; aunque iniciando con una “Porta Gayola” muy cerca de la salida del burel, que por naturaleza sale demasiado “alebrestado” (luego de la conocida rutina en los corrales), el cual pudo no haberlo visto, a una velocidad extrema; no critico este inicio, de hecho me agradan mucho las porta gayolas (Perera las hace excelentes), es sólo que pudo ser más al centro del ruedo para medir más recorrido; fue una “valentía irresponsable” diría yo con todo respeto… En el desarrollo de la faena, estuvo muy bien, muy buenas manoletinas, pases de pecho bien inducidos, mucho respeto al toro… Un “Gestor” que hizo excelentes “gestiones” en el ruedo para salvar su vida, y su Indulto cierra esta tarde.

La muerte de Ofrecido o Sabiote, el caballo de Diego Ventura, fue lo triste e impresionante de esta temporada taurina, luego de una hermosa faena, porque así es el Rejoneo… hermoso; este equino de color marrón deja su último aliento en los tendidos de la Plaza de Toros de San Cristóbal, Venezuela. Diego recibe en medio de su dolor, una oreja por la referida faena, pero la segunda debió ser en nombre de su caballo, oreja que no existió, por lo cual critico grandemente a la presidencia, porque el rejoneo pertenece a los caballos, a su inteligencia, valentía, astucia y ternura que roban al público en cada faena… una presidencia bastante básica y lógica en este sentido, lo que igualmente agrego… con todo respeto.

Finalizo extendiendo el tema de la tarde de los victorinos, desde la perspectiva de los matadores… Joselito Adame, quise conocerlo más a fondo, pero su reiterado afán por cruzar la frontera y no perder su vuelo, no me lo permitió, aunado a que debía llegar sano y salvo a su destino, jamás lo vi cerca del Toro (“Moñito” de 448 Kg), muletazos bastante separados y perfilados, buenos naturales; una verdadera lástima, sentí que pudo haber dado más… sin embargo logró una Oreja, lo mismo se repitió con “Dirimente” de 445 kg (excepto por la ausencia de premio).

Seguidamente un “Malageño” de 510 Kg, para César Vanegas, quien se predispuso al saber que eran “victorinos”, y al darse cuenta del que tenía en frente, sus nervios delataron el miedo por lo que entró a matar a los dos minutos de haber iniciado la faena; otra verdadera lástima. Lo mismo se repitió con “Patalero” de 505 Kg, realmente no admito ninguna justificación por parte de este diestro, que no conocía la principal característica del victorino… embisten humillados, y pudo haber sacado muchísimo provecho en esta oportunidad que se brindó.

En el caso de Alberto Aguilar, quien cerró con “Estudioso” de 525 Kg, burel que en su bravura lo arrolló, sacándolo del juego, dejando un Toro completo y con muchas ganas de faena, de ser toreado, porque esto fue lo que demostró en los tendidos, luego de quedar en manos de César Vanegas, quien ¨pinchó” no sé cuántas veces, dirigido por su palidez y desespero de salir pronto de un victorino, que difícilmente, me atrevo a decir vuelva a tener en frente… aún más, una verdadera lástima.

Lo anterior es un poco de lo que dejó ver esta temporada taurina FISS 2015, desde mi perspectiva, agrego que no pude extenderme más por cuestiones de tiempo y lectura, pero en términos generales…realmente espero continuar viendo buenos matadores, excelentes toros y una afición que siga creciendo a pesar de los “contratiempos” que puedan presentarse; ah… y un callejón totalmente vacío como lo demanda el reglamento.

Cierro este escrito agradeciendo a la empresa taurina por la oportunidad de Fiestas inolvidables como esta y la anterior, a mi Padre por su excelente compañía quien aún a pesar de mi edad aporta más enseñanzas a mi humilde conocimiento taurino, y por supuesto a Dios, por la bonita oportunidad de continuar aquí… me despido, no sin antes resaltar que aún sigo “Creyendo en la Fiesta Brava”…

1 comentario:

  1. felicito a esta agradable dama por su resumen tan explicito y ecuanime con conocimiento sencillo y veras en sus apreciaciones de buena aficionada que desde su niñes ha visto toros la felicito y enhorabuena por su resumen

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores